Enemigo por causa de la Verdad

Predica de la tradición, predica del bautismo en agua, predica de las obras, predica del precio que tenemos que pagar y vas a tener muuuuuchos amigos, yo no me había dado cuenta de esto hasta que comencé a predicar del Nuevo Pacto. Di que hay que guardar los mandamientos y muchos gritarán “AMÉN” (aunque ni siquiera saben de qué mandamientos están hablando), PERO di que los creyentes somos guiados por el Espíritu Santo y escucharás a los grillos.

Hay algo en nosotros que nos pide mandamientos, leyes y obras, muchos dicen: “¿cómo es posible que la salvación sea sólo creyendo en Jesucristo? ¡Esto NO puede ser! De pequeño nos han enseñado que el Cielo es el lugar de los buenos, pero ahora el hermano Juan está diciendo que Dios justifica a los malos, que las puertas del Cielo están abiertas para todos los que deciden poner su confianza y su fe en Jesús.” Para algunos, esto es un insulto porque quieren ser partícipes de su salvación aportando sus lágrimas, sus arrepentimientos, sus sufrimientos, sus sacrificios y sus obras: “¡Oh Señor, mírame, yo no soy como los demás hombres, yo me esfuerzo, yo oro, yo leo, yo evangelizo, yo guardo tus mandamientos, yo yo yo yo yo etc etc etc

“¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?”
Gálatas 4:16

Yo sé que cada vez tengo más enemigos, no por mi parte, yo quiero tener amigos, pero cuando NO dices lo que las personas quieren oír, estas personas endurecen el corazón y te ven como un enemigo. Hermanos, yo ya dejé de jugar hace bastante tiempo, no busco títulos, reconocimiento, nombre, fama, poder, dinero, por eso, nadie va a poder hacerme callar, Dios me ha mostrado las grandezas del Nuevo Pacto y del Evangelio y seguiré compartiéndolas con mis hermanas y hermanos aunque para algunos me pueda convertir en enemigo.

¡Merece la pena convertirse en enemigo si estoy predicando la Verdad del Evangelio!

Que no te engañen: El Evangelio son Buenas Noticias de un Dios bueno que se preocupa por nosotros y nos ama con un amor eterno, el mensaje del Evangelio NO es que ahora yo tengo que hacer obras para ganarme el Cielo, ese es el mensaje de TODAS las Religiones, el verdadero Evangelio - las Buenas Noticias - es ¡CONSUMADO ES! Yo NO tengo que hacer nada para ser hijo de Dios, no tengo que añadir nada a lo que Jesús hizo por mí, lo único que tenemos que hacer es responder a lo que Dios ha hecho por nosotros y ¿cómo respondemos? Poniendo nuestra confianza y nuestra fe en Él, el hombre NO inicia nada, es Dios quien inició todo el proceso de salvación y el Nuevo Pacto, la fe no inicia nada, sólo responde a lo que Dios hace, las Buenas Noticias es que Dios estaba reconciliándose con todos los hombres en la Cruz, NO tomándoles en cuenta sus pecados:

“Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.”
II Corintios 5:19

Las Buenas Noticias es que el Cordero de Dios quitó / llevó TODOS los pecados del mundo, el mundo entero ha sido perdonado, el mundo ha sido reconciliado, ahora sólo falta que la gente conozca este mensaje, estas Buenas Noticias y pongan su confianza y su fe en Jesucristo para que puedan nacer de nuevo y tener una nueva vida.

“Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.”
I Juan 2:2

Jesús, hablando con una mujer pecadora, no la juzgó, no la condenó, no le dijo que tenía que bautizarse, no le dijo que se arrepintiese, no la asustó con las llamas del Infierno, no le puso condiciones, Jesús hablando con una mujer pecadora le dijo lo siguiente:

“Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.”
Juan 4:10

Parafraseando:

“Oh Mujer si tú supieses que yo soy el regalo de Dios para la humanidad, si tú supieses que moriré por ti y por todos los pecadores, si tú me pidieses de beber, yo te daría agua viva.”

Jesús NO ha venido a condenar al mundo, él vino a salvarlo, él vino a traer el perdón y a darnos vida, estas son las Buenas Noticias del Evangelio, ahora tenemos el perdón, ahora podemos tener vida y una vida en abundancia, ahora podemos conocer a nuestro Dios y tener una relación íntima y personal con Él.

Si alguien te predica y lo que te predica NO son buenas noticias, entonces no te está predicando el Evangelio, sea quien sea y diga lo que diga, el Evangelio son BUENAS NOTICIAS.

“El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar BUENAS NOTICIAS a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;
A predicar EL AÑO AGRADABLE DEL SEÑOR.”
Lucas 4:18 y 19