La locura de vivir en Dos Pactos al mismo tiempo

Es una auténtica locura intentar vivir en el Nuevo Pacto aferrándose a mandamientos obsoletos del Antiguo Pacto, pero muchos siguen haciéndolo:

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados”
II Crónicas 7:14

Este versículo tuvo su tiempo y su lugar, pero traerlo al Nuevo Pacto es una señal de que no hemos entendido la obra de Cristo, nuestra identidad y dónde habita Dios en la actualidad. En primer lugar, porque su rostro ya lo hemos encontrado, en segundo lugar, porque ya nos hemos convertido, en tercer lugar, porque Dios mora en nosotros y siempre nos oye y en cuarto lugar, porque mis pecados YA HAN SIDO PERDONADOS.

“El que aparta su oído para no oír la ley, Su oración también es abominable.”
Proverbios 28:9

Una vez más, bajo el Antiguo Pacto este versículo se aplicaba a todos (los que formaban Pueblo de Israel), en la actualidad, ya NO se aplica a nuestras vidas, sin embargo, muchos creyentes lo usan para manipular y atemorizar a otros creyentes. ¿Puede ser la oración de un hijo de Dios abominable?

“Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.”
Malaquías 3:9

¿De verdad que un hijo de Dios cubierto con la sangre de Cristo es maldito con maldición? La enseñanza del Nuevo Pacto es clara: Hemos sido bendecidos en Cristo con TODA bendición espiritual. “Bendito sea el Señor que nos bendijo.”

Hermanos, vivir en el Antiguo y en el Nuevo al mismo tiempo es una auténtica locura y la confusión que muchos viven debido a esto es MUY grande. Algunos creyentes han perdido la cabeza y han tenido que ser ingresados en el Siquiátrico (no, no es broma).

“nos hizo MINISTROS COMPETENTES DE UN NUEVO PACTO, no de la letra (de la Ley de Moisés), sino del espíritu; porque la letra (la Ley de Moisés) mata, mas el espíritu vivifica.”
II Corintios 3:6