Predicación desde el Monte de Sion

“Gloria a Dios, queridos hermanos, qué bendición poder ver la Iglesia unida en este día con un mismo corazón y un mismo sentir, Cristo dijo que donde dos o tres están reunidos en Su Nombre, allí está Él en medio de ellos, Cristo está aquí, en medio de nosotros y cuando Cristo está presente podemos esperar cosas maravillosas, Dios está haciendo maravillas porque nos ama, porque somos su hijos ¡AleluYah! Nuestro amado hermano Pablo nos dijo que el que comenzó en vosotros la obra, la completará, sabemos que él está obrando, en medio de nuestras dudas, en medio de nuestros problemas, en medio de nuestros complejos, tenemos la seguridad que nuestro Dios está obrando, Él está con nosotros, Emmanuel, Dios con nosotros y si Dios está con nosotros ¿quién contra nosotros? En las Escrituras podemos ver a un Dios de amor que se preocupa por su Pueblo, que ama a Su Pueblo, que bendice a Su Pueblo, el mismo Jesucristo dijo que Él está edificando a Su Iglesia y nosotros somos esa Iglesia amada, esa Iglesia que él está edificando, gracias a Dios que NO confiamos en nuestras fuerzas para cambiar, ni para dar fruto, confiamos en el poder de Su Espíritu que habita dentro de cada uno de nosotros, Su Espíritu transformando nuestros corazones y nuestras vidas, somos esas ramas que llevan el fruto de justicia y santidad que el Espíritu Santo produce, sigamos confiando en nuestro Señor, sigamos descansando en sus brazos de amor, sigamos creyendo en Él porque sus planes son mejores que los nuestros, sus pensamientos son mejores que los nuestros, su voluntad es buena, agradable y perfecta, ¡Gloria a Dios! El escritor a la carta a los hebreos dijo que “nosotros no somos de los que retroceden”, gracias a Dios, que esta Iglesia NO es de los que retroceden, son de los que ponen sus ojos en Cristo, ponen sus ojos en lo que está delante . . .”

NOTAS:

• Los predicadores desde el Monte de Sion ofrecen el fruto del Árbol de la Vida.

• Los predicadores desde el Monte de Sion enfatizan lo que Cristo es y lo que Cristo hizo por nosotros.

• Los predicadores desde el Monte de Sion quieren quitar todo temor de nuestras vidas proclamando el amor de Dios (que es lo que quita el temor).

• Los predicadores desde el Monte de Sion enfatizan lo que es importante: JESUCRISTO y nuestra relación con Él.

PREDICACIÓN DESDE EL MONTE SINAÍ (más claro todavía):

“Gloria a Dios hermanos, estamos en la Casa de Dios, un lugar Santo donde mora su presencia, he visto que algunos están comiendo chicle, hermanos, estamos en la Casa de Dios, en la Casa de Dios NO se puede comer chicle, no se puede comer, ni beber nada, estamos en el Templo del Dios viviente, uno no puede venir aquí y hacer lo que quiera . . . hoy estoy viendo que algunas mujeres se han puesto una falda enseñando sus rodillas, algunas dicen que es porque hace calor, “Es que hace calor, hermano” ¡AleluYah! Más calor hará en el infierno cuando vayáis y allí ya no podrás llevar tu falda y además sin aire acondicionado, ¡Bendito sea su Nombre! oh hermanos, mujeres vistiéndose como rameras en la Casa de Dios y además, he visto hombres que no quieren venir a la Iglesia porque  hay un partido de fútbol, oh porque es el cumpleaños de su padre o su madre, oh generación adultera, generación mala y perversa, ¿Hasta cuándo seguiréis siendo carnales? ¿Hasta cuándo os seguiréis reuniendo con familiares idólatras y paganos? Salid de ella Pueblo mío, queridos hermanos, no hay poder en la Iglesia porque no hay oración, porque no hay ayuno, porque no hay compromiso, la Casa de Dios está llena de pecado, está llena de maldad, por eso, arrepiéntete, humíllate delante de tu Dios, algunos prefieren comprarse un reloj antes de dar el diezmo, algún día, Jesús dirá a algunos de vosotros: “NUNCA OS CONOCÍ”, sí hermanos, Jesús te puede decir en aquel día: “NUNCA te conocí, apártate de mí hacedor de maldad”, hermanos, ayer vi en internet que ha habido un terremoto en China y 3.000 personas han muerto, gloria a Dios, Cristo viene pronto, estas son las señales y cuando veamos estas señales debemos alegrarnos porque Cristo viene, pero ¡Ay de aquellos que estén viendo a su equipo de fútbol cuando Cristo venga!, ¡Ay de aquellos que estén de fiesta con sus familiares! . . . porque Cristo se llevará a los suyos, y tú, carnal, que no quisiste dar el diezmo, te quedarás aquí; y tú, mujer, que decías que no es pecado llevar maquillaje y llevar falda, llorarás porque te quedarás aquí mientras que los que somos santos, porque nos hemos apartado del mundo, seremos arrebatados con Cristo. Termino diciendo que cuidado con la televisión porque es peligrosa y es una arma diabólica para que peques, por tanto, tírala a la basura, pero espérate hasta que termine mi predicación.”

NOTAS:

• Los predicadores desde el Monte de Sinaí ofrecen el fruto del Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal, NO ofrecen el fruto del Árbol de la Vida.

• Los predicadores desde el Monte de Sinaí enfatizan lo que nosotros hacemos, NO lo que Cristo hizo, ni lo que somos en Él.

• Los predicadores desde el Monte de Sinaí quieren meter miedo en el cuerpo para atar a las personas a sus ministerios y a sus Iglesias.

• Los predicadores desde el Monte de Sinaí enfatizan lo que NO es importante.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.