¿Somos nosotros mejores que ellos?

Cuando me involucré en el Movimiento Mesiánico pensaba que ser judío era algo importante delante de Dios, de hecho, yo comencé a considerarme judío por mis apellidos y por el amor que sentía por el Pueblo Judío, sin embargo, Pablo hace la siguiente pregunta (Romanos 3:9a):

“¿Somos los judíos mejores que los gentiles?”

Y su respuesta es: “¡En ninguna manera!”

A continuación, Pablo nos da la razón:

“pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que TODOS están bajo pecado. Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;”
Romanos 3:9b y 10

Delate de Dios, tanto los judíos que no creen en Jesús como los gentiles que no creen en Jesús, SON PECADORES, todos están bajo pecado, todos están perdidos. Que no te quepa la menor dudad: los judíos no son mejores que los gentiles. Pablo añade algo muy significativo:

“¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles.”
Romanos 3:29

Dios es el Dios de los Judíos y el Dios de los gentiles y, a continuación, Pablo añade:

“Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.”
Romanos 3:30

Dios justifica a los judíos y a los gentiles por la fe en Jesucristo y en lo que Él hizo por nosotros.

Por tanto, antes de aceptar al Mesías, delante de Dios, no hay diferencia entre un judío y un gentil, ya que todos son pecadores, pero incluso después de aceptar al Mesías, no hay diferencia entre un judío y un gentil porque ahora TODOS somos uno en Cristo y parte de la misma Familia de Dios.

“Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan”
Romanos 10:12

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”
Gálatas 3:28

“no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.”
Colosenses 3:11

Dios ama a los judíos y Dios ama a los gentiles . . . y ahora por la Fe en el Hijo de Dios, todos, tanto judíos como gentiles, somos hechos hijos de Dios y tenemos el mismo Padre:

“¿Es, pues, esta bendición sólo para los circuncisos, o también para los incircuncisos? Porque decimos: A ABRAHAM, LA FE LE FUE CONTADA POR JUSTICIA. Entonces, ¿cómo le fue contada? ¿Siendo circunciso o incircunciso? No siendo circunciso, sino siendo incircunciso; y recibió la señal de la circuncisión como sello de la justicia de la fe que tenía mientras aún era incircunciso, para que fuera PADRE de todos los que creen sin ser circuncidados, a fin de que la justicia también a ellos les fuera imputada; y PADRE de la circuncisión para aquellos que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen en los pasos de la fe que tenía nuestro padre Abraham cuando era incircunciso . . . Por eso es por FE, para que esté de acuerdo con la GRACIA, a fin de que la PROMESA sea firme para toda la posteridad, no sólo a los que son de la ley, sino también a los que son de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros como está escrito: TE HE HECHO PADRE DE MUCHAS NACIONES”
Romanos 4:9-12, 16 y 17

Termino diciendo que yo quería ser judío porque creía que había creyentes de primera categoría y creyentes de segunda categoría, también creía que siendo judío sería bendecido, sin embargo, estaba totalmente equivocado porque Dios NO hace acepción de personas.

“Porque en Dios no hay acepción de personas.”
Romanos 2:11

Sin Cristo, todos (judíos y gentiles) somos pecadores y con Cristo, todos (judíos y gentiles) somos salvos. Con Cristo tenemos todo, en Él estamos completos, Cristo es lo que ha marcado la diferencia en nuestras vidas . . . Cristo en nosotros, la esperanza de gloria.

“Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la FE del Hijo de Dios, el cual ME AMÓ y SE ENTREGÓ a sí mismo por mí.”
Gálatas 2:19 y 20