Un Dios que llora

Dios es Amor, Dios es un Padre Bueno, creo que de esto no podemos dudar, pero estamos viviendo en un mundo donde hay enfermedad, hay dolor, hay pobreza, hay miseria, hay guerras, hay víctimas inocentes, sin embargo, nuestro Dios NO tiene absolutamente nada que ver con todo esto, creo que mientras estemos en este mundo veremos injusticias y veremos cosas desagradables, pero esto NO viene de Dios, esto viene de vivir en un mundo maldito y libre, libre para herir y libre para curar; libre para odiar y libre para amar; el hombre disfruta de libertad, tanto para hacer el bien como para hacer el mal, muchos preguntan ¿Y Dios no puede obrar en algún momento y evitar alguna tragedia? ¡Por supuesto que SÍ y tenemos testimonios donde Él ha obrado milagrosamente! . . . PERO hay otros testimonios donde Él NO ha obrado el milagro esperado, ¿por qué en ocasiones obra milagros y en otras no los hace? No lo sé, pero cuando yo he vivido una desgracia propia o la muerte de un ser querido, Dios ha sido el que ha estado conmigo para consolarme, para animarme, para secar mis lágrimas, para motivarme a seguir adelante, para levantarme, incluso Él ha llorado conmigo . . .

Dios NO está detrás del mal y de las desgracias que sufrimos, el mundo disfruta de plena libertad, pero en su libertad el mundo causa dolor y muerte . . . echar la culpa al diablo de las desgracias que sufrimos, me parece ridículo y afirmar que Dios está detrás de nuestro dolor también me parece ridículo . . .

Algo que no debemos olvidar es que esta tierra por muy bonita que parezca, NO es nada comparado con lo que nos espera en el Cielo . . . esta tierra NO es el Cielo y en algún momento tendremos que partir y cuando nos vayamos, posiblemente entendamos el porqué de muchas cosas, pero sobre todo, entenderemos que la vida en la tierra era una vida limitada y pasajera y que la verdadera vida está en las moradas que el mismo JESÚS está preparando A TODO AQUEL QUE HA PUESTO SU FE Y CONFIANZA EN ÉL. ¡BENDITO SEA SU NOMBRE POR SIEMPRE!

“Para mí, el vivir es CRISTO y el morir es GANANCIA.”
Filipenses 1:21