Bendiciones vs Mejores Promesas

Si quieres la bendición de la Ley ¡Adelante! ¡Esfuérzate!, pero recuerda que debes cumplir TODAS las palabras escritas en el libro de la Ley y TODOS sus mandamientos.

“Guardad TODOS mis estatutos y TODAS mis ordenanzas, y ponedlos por obra . . .”
Levítico 20:22

“para que temas a tu Dios, guardando TODOS sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando”
Deuteronomio 6:2

“Guarda y escucha TODAS estas palabras que yo te mando”
Deuteronomio 12:28

“Si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir TODOS sus mandamientos que yo te mando . . .”
Deuteronomio 28:1

“Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a TODA LA LEY que mi siervo Moisés te mandó”
Josué 1:7

No solamente lo dijo Dios en la Torá, también lo dijo Pablo:

“Maldito todo aquel que no permaneciere en TODAS LAS COSAS escritas en el libro de la ley, para hacerlas.”
Gálatas 3:10

Cuando cumplas TODA la Ley y TODOS sus mandamientos (Dt. 28:1-13), entonces:

  • Serás exaltados sobre todas las naciones.
  • El fruto de tu vientre será bendito.
  • El fruto de tu tierra será bendito.
  • El fruto de tus animales será bendito.
  • La cría de tus vacas será bendita.
  • Los rebaños de tus ovejas serán benditos.
  • Tu canasta de frutos será bendita.
  • Tu mesa de amasar será bendita.
  • Tus graneros serán benditos.
  • Tu tierra será bendita.
  • Tus enemigos serán derrotados.
  • Te hará el Señor sobreabundar en bienes.
  • Te abrirá el cielo para enviar la lluvia a tu tierra.
  • La obra de tus manos será bendita.
  • Prestarás a las naciones y no pedirás prestado.
  • Serás cabeza y no cola, estarás encima y no estarás debajo.

Aquí están las bendiciones de la Torá, bendiciones carnales, por cierto, si NO obedeces UN PUNTO de la Ley (Stg 2:10), te vendrán las maldiciones (Dt. 28:15-68) y serás maldito (Gl. 3:10).

PERO . . .

¡Qué distinto es el Nuevo Pacto! Un Pacto del que podemos participar a través del Mesías de Israel y Salvador del mundo! Un Pacto NO basado en lo que hacemos, ni en lo que no hacemos, un Pacto de Paz y de Gracia basado en lo que Jesús hizo por nosotros y en su preciosa sangre, el escritor de Hebreos dice que es: “un mejor pacto establecido sobre mejores promesas” (Hb. 8:6), estas son algunas de esas maravillosas promesas, Dios dice esto del Nuevo Pacto:

  • YO pondré mi Ley en la mente de ellos.
  • YO la escribiré sobre su corazón.
  • YO seré a ellos por Dios.
  • Ellos me serán a mí por pueblo.
  • Todos me conocerán desde el menor hasta el mayor de ellos.
  • YO seré propicio a sus injusticias.
  • YO NUNCA MÁS me acordaré de sus pecados.
  • YO NUNCA MÁS me acordaré de sus iniquidades.

Esto es lo que Dios nos ha dado en el Nuevo Pacto, ya NO hay más maldición por quebrantar la Ley (Gl. 3:13) porque él nos perdonó de TODOS nuestros pecados y nos redimió de todas las maldiciones que venían al quebrantar la Ley, Pablo nos dice que hemos muerto a la Ley, la Ley ya NO tiene dominio, ni señorío, ni autoridad sobre los que vivimos en este Nuevo Pacto, hemos muerto a la Ley para vivir para Dios, la vida que tenemos ahora es una vida plena, completa, abundante, espiritual, bendita y eterna . . . es una vida compartida con nuestro Dios en la que Él vive en nosotros y nosotros vivimos en Él.

“mediante la ley yo morí a la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No hago nula la gracia de Dios, porque si la justicia viene por medio de la ley, entonces Cristo murió en vano.”
Gálatas 2:19-21