Sin Su muerte NO tenemos Vida

En la Ley de Moisés, Dios demandaba obediencia TOTAL a sus mandamientos, ordenanzas y estatutos.

“Si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir TODOS SUS MANDAMIENTOS que yo te mando hoy.”
Deuteronomio 28:1a

“Guardad, pues, TODOS mis estatutos y TODAS mis ordenanzas, y ponedlos por obra”
Levítico 20:22a

Dios nunca dijo: “Si guardas UN mandamiento, yo te bendeciré”, PERO esto es lo que nos dicen muchos hoy en día porque NO han entendido la Ley, ni el propósito de la Ley. Dios demandaba obediencia a TODAS las Palabras de la Ley:

“Guarda y escucha TODAS ESTAS PALABRAS que yo te mando”
Deuteronomio 12:28a

Dios tampoco dijo: “Intentad guardar la Ley y eso será suficiente.” PERO esto es lo que dicen algunos hoy en día, sin embargo, Dios NO dijo “intentad”, Dios dijo: “escucha, obedece y guarda TODAS las palabras de la Ley”.

No hace falta tener muchas luces para poder ver que la Ley NO se puede guardar como Dios demanda porque Dios exige obediencia TOTAL y cuando el hombre peca, Dios exige la MUERTE DEL PECADOR . . . creo que estas dos cosas no se entienden bien y por eso, algunos dicen las barbaridades que dicen . . .

Como nosotros NO podíamos guardar la Ley porque éramos pecadores, nosotros teníamos que morir porque “el alma que pecare, esa morirá” (Ez. 18:4 y 20), Pablo también lo dice: “la paga del pecado es muerte” (Ro. 6:23), la Ley del pecado y de la muerte la ha establecido DIOS (Ro.8:2) . . . por tanto, para poder tener el perdón de Dios, alguien tenía que derramar su sangre, no valía con decir: “Oh, he pecado, lo siento, no lo volveré a hacer”, la Ley del pecado y de la muerte exige la MUERTE del pecador, repito: “el alma que pecare, esa morirá”, dicha Ley también la vemos cuando Dios dijo: “el día que de él comieres, ciertamente MORIRÁS” (Gn. 2:17) . . . por tanto, si NO obedeces TODA LA LEY, debes morir, entonces ¿Qué hacemos vivos? Estamos vivos porque Jesús murió por nosotros, por eso, nosotros NO hemos muerto, Jesús fue el cordero de Dios que quitó nuestro pecado derramando su sangre y su vida por nosotros.

Cuando alguien nos dice que NO necesitamos la sangre de un sacrificio para obtener perdón y vida, está afirmando ciertas cosas:

  • que NO conoce la Biblia.
  • que la paga del pecado NO es la muerte.
  • que NO necesitábamos un sacrificio por nuestros pecados.
  • que lo que dice Dios en la Ley NO importa.
  • que el pecado NO es tan grave.

La Escritura es MUY clara . . .

“Dios proveerá el CORDERO para el sacrificio,”
Génesis 22:8

“Aarón ofrecerá el macho cabrío sobre el cual haya caído la suerte para el SEÑOR, haciéndolo ofrenda por el pecado . . . Después degollará el macho cabrío de la ofrenda por el pecado que es por el pueblo, y llevará su SANGRE detrás del velo y hará con ella como hizo con la sangre del novillo, y la rociará sobre el propiciatorio y delante del propiciatorio. Hará, pues, expiación por el lugar santo a causa de las impurezas de los hijos de Israel y a causa de sus transgresiones, por TODOS sus pecados; así hará también con la tienda de reunión que permanece con ellos en medio de sus impurezas . . . Después Aarón pondrá ambas manos sobre la cabeza del macho cabrío y confesará sobre él TODAS las iniquidades de los hijos de Israel y TODAS sus transgresiones, TODOS sus pecados, y poniéndolos sobre la cabeza del macho cabrío, lo enviará al desierto por medio de un hombre preparado para esto. El macho cabrío llevará sobre sí TODAS sus iniquidades a una tierra solitaria; y el hombre soltará el macho cabrío en el desierto . . . en este día se hará expiación por vosotros para que seáis limpios; seréis limpios de TODOS VUESTROS PECADOS delante del SEÑOR.”
Levítico 16:9, 15,16, 21, 22 y 30

“Porque la vida de la carne en la SANGRE está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma SANGRE hará expiación de la persona.”
Levítico 17:11

“Y sucedía que cuando los días del banquete habían pasado, Job enviaba a buscarlos y los santificaba, y levantándose temprano, ofrecía HOLOCAUSTOS conforme al número de todos ellos. Porque Job decía: Quizá mis hijos hayan pecado y maldecido a Dios en sus corazones. Así hacía Job siempre.”
Job 1:5

“Y sucedió que después que el SEÑOR habló estas palabras a Job, el SEÑOR dijo a Elifaz temanita: Se ha encendido mi ira contra ti y contra tus dos amigos, porque no habéis hablado de mí lo que es recto, como mi siervo Job. Ahora pues, tomad siete novillos y siete carneros, id a mi siervo Job y ofreced HOLOCAUSTO por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros.”
Job 42:7 y 8

“Dios cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como CORDERO fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Con todo eso, Dios quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Dios será en su mano prosperada . . . por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores."
Isaías 6b, 7, 10 y 12b

“He aquí el CORDERO DE DIOS, que quita el pecado del mundo.”
Juan 1:29

“a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en SU SANGRE”
Romanos 3:25

“estando ya justificados en SU SANGRE, por él seremos salvos de la ira.”
Romanos 5:9

“en quien tenemos redención POR SU SANGRE, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”
Efesios 1:7

“y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la SANGRE de su cruz.”
Colosenses 1:20

“por su propia SANGRE, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.”
Hebreos 9:12

“sin derramamiento de SANGRE no hay perdón.”
Hebreos 9:22

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la SANGRE de Jesucristo”
Hebreos 10:19

“Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia SANGRE, padeció fuera de la puerta.”
Hebreos 13:12

“fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres . . . con la SANGRE PRECIOSA DE CRISTO, como de un CORDERO sin mancha y sin contaminación”
I Pedro 1:18 y 19

“si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la SANGRE de Jesucristo su Hijo nos limpia de TODO pecado.”
I Juan 1:7

“Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu SANGRE compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación.”
Apocalipsis 5:9

“Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en LA SANGRE DEL CORDERO.”
Apocalipsis 7:14

“Y ellos le han vencido por medio de la SANGRE DEL CORDERO y de la palabra del testimonio de ellos”
Apocalipsis 12:11

“Esta copa es el Nuevo Pacto en mi SANGRE”
I Corintios 11:25

Sin la sangre de Cristo no hay Nuevo Pacto, no hay salvación, no hay redención, no hay justificación, no hay santificación, no hay perdón, no hay paz, no hay victoria, no hay vida . . .

“Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante LA SANGRE DEL PACTO ETERNO, os haga aptos en toda obra buena para hacer su voluntad, obrando Él en nosotros lo que es agradable delante de Él mediante Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.”
Hebreos 13:20 y 21