Víctimas de la Religión

Algunos estáis viendo que cada vez soy más duro con los legalistas y los religiosos y que ahora hablo mucho más de la gracia, del amor, de la misericordia, del perdón, de la fe, del Nuevo Pacto . . .

He visto TANTAS personas que han sido víctimas del legalismo, de la religión y de la religiosidad que debo decir y hacer algo, si me callo, estaría, de alguna forma, participando del fruto que el legalismo, la religión y la religiosidad producen: un fruto de muerte.

¿Por qué un creyente en su sano juicio querría abandonar los caminos de Dios? Porque lo único que ha conocido es cómo vivir siguiendo las directrices, las pautas, los mandamientos y las prohibiciones de un Libro + algunos mandamientos y prohibiciones de los hombres, es decir, porque lo único que ha conocido es UNA RELIGIÓN . . . PERO no ha conocido al Dios del Libro, un Dios de amor y de misericordia, UN Dios que nos busca, que nos anhela y que nos ama; NO ha conocido la vida tan maravillosa que tenemos en Cristo: una vida en abundancia.

En muchas Iglesias hablan de la gracia, pero NO la han experimentado; hablan del amor, pero no lo practican; hablan de la fe, pero no la viven. Hemos añadido a los mandamientos de Dios, los mandamientos y prohibiciones de nuestras Iglesias y denominaciones más los mandamientos de nuestra sociedad y hemos producido un cristianismo que nadie lo puede vivir y sólo los sinceros llegan a darse cuenta de la patética situación en la que se encuentran, mientras que otros siguen diciendo: “un poco más y llegaremos; sigue orando que vendrá; sigue dando que recibirás; sigue ayunando, que verás tu milagro; esfuérzate, sé valiente, persevera, obedece y obra aunque no lo sientas porque es la única forma para poder agradarle y que Dios esté contento contigo y pueda bendecirte sin derramar sus castigos y juicios sobre ti.

Este es el “evangelio” que muchos oyen, que muchos predican, que muchos enseñan y que muchos están viviendo, un evangelio cargado de mandamientos y prohibiciones, ¿cómo van a encontrar reposo para sus almas? ¿cómo van a tener gozo cuando no pueden llevar a cabo todo lo que se supone que deben hacer? ¿cómo van a tener paz si siempre deben estar midiendo si han hecho lo suficiente? Tienen un Dios tan pequeño que lo tienen que desatar con sus oraciones; tienen un Dios tan pequeño que si no oran, Dios no obra; que si no aman, Dios no les ama; que si no dan, Dios no les bendice . . .

Y ¿qué pasa cuando no se cumplen los sueños de muchos? ¿Cuándo NO llega la bendición, ni llega la sanidad, ni llega el milagro? Entonces los legalistas y religiosos nos dicen: “es porque no has ayunado lo suficiente, no has orado lo suficiente, no has venido a la Iglesia lo suficiente, no tienes suficiente fe . . .” y de esta forma, siguen justificando una vida que está ahogando el amor de muchos, está matando la fe de muchos y está robándoles de todo lo que el verdadero Evangelio ofrece GRATUITAMENTE.

Ahora tenemos también a los que dicen que guardan la Ley, ¿a quién se creen que engañan? ¿a quién se creen que sorprenden? El Pueblo de Israel NO pudo guardar la Ley, PERO ahora una panda de gentiles que se creen que son israelitas, afirman que ellos sí pueden, que los judíos NO pudieron, pero que ellos sí pueden guardar la Ley, se apropian de lo que NO es suyo (La Ley y las tradiciones) y con orgullo se creen superiores al Pueblo de Israel . . . estos creyentes nos hablan de la importancia de pronunciar correctamente el nombre del Eterno y de Jesús, nos dicen que solamente los que guardan el Shabat serán justificados, que solamente ellos agradan a Dios porque no comen cerdo y no celebran la Navidad . . . PERO yo he oído sus palabras y he visto sus vidas y no hay paz, no hay gozo, no hay fe . . . viven en una religión muerta con vidas vacías y algunos ya se han convertido en zombis, son muertos con apariencia de vivos . . . y estos zombis aman tanto la Ley que llegan a negar a Jesucristo, llegan a decir que ya no le necesitan, ¿por qué niegan a Jesús? Porque tienen la Ley, la Ley es su camino, su verdad y su vida, la Ley es la que los sostiene, la que los guarda, la que los acompaña en sus penas y alegrías, la Ley es la que los justifica y santifica y vivifica, por tanto, ¿por qué tener a Yeshua? La Ley les da todo y ¿necesitan la sangre de la Cruz? ¡NO! Porque tienen el arrepentimiento, la sangre de Cristo NO importa porque si se arrepienten, Dios les perdona . . . estos zombis han olvidado que sin Cristo, no hay vida y sin Su sangre, no hay perdón . . . PERO en el Día del Juicio será la propia Ley que dicen guardar la que los condenará y Moisés estará allí frente a ellos para decirles: “Vosotros que os jactabais de la Ley, violando la Ley, deshonrabais a Dios” . . .

¡Oh la vida de la religión! ¡Cómo nos auto engañamos cuando queremos! A mí me exigen pruebas bíblicas e históricas por enseñar lo que enseño, pero a estos rabinos y morim (maestros) que enseñan estupideces y barbaridades, no se las exigen, claro porque estos creyentes están escuchando lo que quieren oír, por eso, no piden las pruebas . . .

¡Oh si fuéramos sinceros! ¡Si mirásemos a nuestro alrededor! ¡Si abriésemos los ojos a la realidad! Pero muchos quieren seguir en las burbujas que su religión les ha creado y todo es filtrado por las gafas que se han puesto de tradición, religión, legalismo y religiosidad.

Conozcamos a nuestro Dios, conozcamos lo que nuestro Dios nos ha dado por su gracia, que NO nos engañen, no permitamos que nadie nos manipule usando el palo y/o la zanahoria, nuestro Dios está con nosotros y si Dios está con nosotros ¿Quién contra nosotros? ¿Quién nos acusará? ¿Quién nos condenará? Dios nos ha perdonado, justificado y santificado en Cristo Jesús y por la fe somos sus hijos, somos su Pueblo, somos sus amadas y sus amados, vivamos en paz, disfrutemos de nuestro Dios y de sus bendiciones, amemos a nuestro prójimo como Jesús nos amó y nos ama, compartamos con los demás lo que nuestro Dios ha puesto en nuestro corazón. Los incrédulos no necesitan mandamientos, ni necesitan leyes, ni necesitan una Iglesia, ni necesitan una nueva religión, NECESITAN UNA NUEVA VIDA, y Jesucristo es la vida, solo en Él nuestras almas pueden encontrar lo que tanto buscamos, solo en Él podemos descansar y sentirnos completos . . . compartamos este Evangelio maravilloso, esta Palabra de Fe, la Palabra de la Cruz, no nos avergoncemos de nuestro Dios, no nos avergoncemos del Evangelio . . .

PADRE AMADO, NO TENGO PALABRAS PARA AGRADECERTE TODO LO QUE TÚ HAS HECHO POR MÍ, LO QUE TÚ HAS HECHO POR TODOS NOSOTROS, LA NUEVA VIDA QUE TENEMOS EN TU HIJO, EL PERDÓN DE TODOS NUESTROS PECADOS, TU MARAVILLOSA PRESENCIA ACOMPAÑÁNDONOS CONTINUAMENTE, TE AMO SEÑOR, ESTOY TAN CONTENTO DE SER TU HIJO, TÚ CONOCES MEJOR QUE YO MIS FALLOS, MIS DEFECTOS, MIS EQUIVOCACIONES, MIS FRUSTRACIONES, MIS COMPLEJOS, MIS PECADOS, MIS CAIDAS Y A PESAR DE TODO, TÚ ME AMAS Y ESTÁS CONMIGO, ERES EL MEJOR PADRE DEL MUNDO, TÚ ME HAS ACEPTADO Y ME HAS AMADO SIN CONDICIONES, HAS CAMBIADO MI LAMENTO EN BAILE, MI TRISTEZA EN ALEGRÍA, HAS PUESTO MIS PIES SOBRE UNA ROCA Y HAS PUESTO EN MI BOCA UN CÁNTICO NUEVO, ALABANZA PARA TI, GRACIAS SEÑOR POR LA PAZ, POR EL AMOR, POR LA FE, POR EL PERDÓN, POR LA VIDA, POR MIS HERMANAS Y HERMANOS QUE CAMINAN CONMIGO, QUE TAMBIÉN TE AMAN, GRACIAS SEÑOR, YA NO HAY TEMOR, YA NO HAY MIEDO, YA NO HAY INCERTIDUMBRE, YA NO HAY CONDENACIÓN PARA LOS QUE ESTAMOS EN CRISTO JESÚS. QUE TODA LA GLORIA SEA PARA TI, AHORA Y POR SIEMPRE . . . AMÉN