Con temor y temblor

“ocupaos en vuestra salvación con TEMOR Y TEMBLOR”
Filipenses 2:12b

Muchos usando estas palabras nos meten miedo en el cuerpo diciendo que si no tenemos cuidado, el juicio de Dios puede caer sobre nosotros, “No peques porque si pecas ¡teme y tiembla! ¡La ira divina puede golpearte y acabar contigo!” Pero ¿Está Pablo diciendo que debemos tener miedo? ¿El mismo Pablo que nos ha dicho que no hay condenación, ni temor, ahora nos dice que temamos y temblemos?

La palabra SALVACIÓN en griego es SOTERIA, dicha palabra tiene varios significados: seguridad, salud, salvación, liberación y libertad. Por tanto, si nos sentimos inseguros, ¿Qué debemos hacer? Pablo nos dice que nos ocupemos de nuestra seguridad (soteria); si estamos atados en algún área de nuestra vida, Pablo nos dice que nos ocupemos de nuestra libertad (soteria); si no estamos sanos, Pablo nos dice que nos ocupemos de nuestra salud (soteria), la palabra SOTERIA abarca todo lo que he mencionado, por tanto, ocupaos en vuestra salvación es sigue poniendo tus ojos en Jesús, sigue confiando en Él, conoce a tu Dios, conoce a tu Señor, entiende tu nueva identidad y tu posición en Cristo, renueva tu pensamiento, recibe de tu Dios todo lo que Él te ha dado y vive en la nueva vida que tenemos en el Nuevo Pacto, esto es ocuparse en nuestra SOTERIA (salvación, seguridad, libertad, salud).

¿Cómo interpretamos la expresión TEMOR Y TEMBLOR? Esta expresión la usa Pablo varias veces, dejo un ejemplo:

“Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho TEMOR Y TEMBLOR”
I Corintios 2:3

Esta expresión significa: HUMILDAD Y REVERENCIA, no se refiere a vivir en temor, ni a tener miedo, por tanto, Pablo nos dice que nos ocupemos de lo que Dios nos ha dado con humildad y con reverencia . . . hay un versículo MUY interesante en Jeremías que nos ayudará a quitarnos los falsos conceptos que la religión nos ha enseñado, veamos:

“y TEMERÁN y TEMBLARÁN de todo el bien y de toda la paz que yo les haré.”
Jeremías 33:9b

Según este versículo ¿por qué temerán y temblarán? Por el bien y la paz que Dios les dará. Por tanto, temor y temblor, es tener humildad y reverencia al contemplar lo que Dios es, lo que Dios ha hecho y todo lo que Dios nos ha dado.

Cuando la mujer que padecía de flujo de sangre fue sanada, se acercó a Jesús “temiendo y temblando”, ella experimentó la bondad de Jesús y su poder, por eso, se acercó con humildad y reverencia:

“Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él”
Mateo 5:33

Por todo esto, lo que Pablo nos dice es que nos ocupemos de nuestra seguridad, de nuestra libertad, de nuestra salud, de nuestra salvación con humildad y con reverencia sabiendo que Él está obrando en nuestras vidas y que Él completará lo que Él comenzó:

“estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”
Filipenses 1:6

POR TANTO . . .

“Servid al Señor con TEMOR y alegraos con TEMBLOR.”
Salmo 2:11