Si me amáis, guardaréis mis mandamientos

“Si me amáis, GUARDAD mis mandamientos.”
Juan 14:15 – Versión Reina Valera 1960

Según leemos en la Versión Reina Valera, Jesús está poniéndonos una condición (si) y un mandamiento (guardad) a todos los que le amamos, ¿verdad? La palabra “SI” indica una condición, por tanto, Jesús nos dice que SI no guardamos sus mandamientos, no le amamos, PERO si esto es lo que realmente nos está queriendo decir Jesús aquí, entonces NINGUNO le ama porque ninguno cumple sus mandamientos y cada vez que pequemos, el diablo puede venir y decirnos: “¿No ves pecador? No guardas sus mandamientos, por tanto, no le amas”.

Siempre que leamos algo que NO nos cuadre con lo que sabemos con total certeza y completa seguridad, tenemos que considerar la posibilidad de que en hebreo o en griego el versículo tenga otra traducción, en este caso, buscando una respuesta a mi inquietud, me fui al Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español – F. Lacueva y esto es lo que dice dicha traducción:

“Si me amáis, los mandamientos míos guardaréis”
Juan 14:15

También en la Biblia de las Américas leemos:

“Si me amáis, guardaréis mis mandamientos”

Lo que en la Versión Reina Valera era un mandamiento: “GUARDAD”, ahora se transforma en un hecho, una realidad y una consecuencia: “GUARDARÉIS”, por tanto, lo que Jesús nos dice es que todos los que le amamos, guardaremos sus mandamientos como una consecuencia o resultado del amor que hemos recibido de Él y de nuestro amor por Él, NO por una imposición suya, ni por una obligación, ni por un mandamiento . . . al amarle a Él, de una forma natural, haremos lo que Él nos ha mandado y ¿Qué nos manda? ¿Circuncidarnos? ¿Qué no toquemos a nuestras esposas cuando estén con el periodo? ¿No trabajar en Shabat? ¿No comer cerdo, ni gambas? ¿No cortarnos la barba? ¿Dar el diezmo? . . . ¡Por supuesto que NO! . . . sus mandamientos son CREER Y AMAR . . .

CREER:

“creéis en Dios, CREED también en mí.”
Juan 14:1

AMAR:

“Un mandamiento nuevo os doy: QUE OS AMÉIS unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.”
Juan 13:34

En I Juan 3:23 encontramos los dos mandamientos juntos:

“Y este es su mandamiento: QUE CREAMOS en el nombre de su Hijo Jesucristo, Y NOS AMEMOS unos a otros como nos lo ha mandado.”
I Juan 3:23

Y por eso, Pablo daba gracias diciendo:

“. . . habiendo oído de vuestra FE EN EL SEÑOR JESÚS, y de vuestro AMOR PARA CON TODOS LOS SANTOS, no ceso de dar gracias por vosotros”
Efesios 1:15 y 16a

No tengo absolutamente ninguna duda: si le amamos, guardaremos sus mandamientos porque nuestra obediencia es el resultado y el fruto de nuestro amor. Sin embargo, muchos guardan sus mandamientos, PERO NO LE AMAN y muchos le obedecen, PERO SU CORAZONES ESTÁN LEJOS DE ÉL.

Termino diciendo que el guardar sus mandamientos NO es una prueba de nuestro amor, el guardar sus mandamientos es el resultado de la maravillosa y preciosa obra que el Espíritu Santo está haciendo en nuestras vidas en la medida que Él va derramando el amor de Dios sobre nuestros corazones y somos transformados de gloria en gloria en Su misma imagen.

“El que me ama, mi palabra guardará (consecuencia / resultado); y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”
Juan 14:23 - Versión Reina Valera 1960