Elí, Elí, ¿Láma Sabactani?

Creo que NO es necesario traducir estas palabras, ¿verdad? Es muy interesante que estas palabras de Jesús fuesen conservadas en el Evangelio de Mateo y en el Evangelio de Marcos en la lengua que Jesús usó en la cruz, sin embargo, Jesús dijo otras cosas muy importantes:

ANI OR HAOLAM – Juan 8:12 (Yo soy la Luz del Mundo)

ANOJI HADEREJ VEHAEMET VEHAJAIM – Juan 14:6 (Yo soy el camino, la verdad y la vida)

ANOJI HU LEJEM HAJAIM – Juan 6:35 (Yo soy el pan de vida)

ANOJI HU HAROE HATOV – Juan 10:10 (Yo soy el buen Pastor)

Estos son ejemplos de algunas afirmaciones que Jesús hizo y que NO han quedado reflejadas en los Evangelios como ha quedado reflejada la expresión:

ELÍ, ELÍ, ¿LÁMA SABACTANI?
DIOS MÍO, DIOS MÍO,
¿POR QUÉ ME HAS DESAMPARADO?
Mateo 27:46

¿Por qué Mateo y Marcos tienen especial interés en mantener estas palabras en su idioma original? . . . Porque hay un Salmo que comienza con estas mismas palabras, por tanto, estas palabras contenían un mensaje dirigido al Pueblo de Israel, a todos los que saben hebreo y conocen las Escrituras, en el momento que Jesús dijo “ELÍ, ELÍ, ¿LÁMA SABACTANI?”, estaba enviando este mensaje:

“Yo soy el Mesías, soy la persona de la que habla el Salmo 22.”

Algunos que NO saben este trasfondo, creen que el Padre abandonó a Jesús en la Cruz, ya que estaba llevando los pecados del mundo, sin embargo, esto NO es cierto, el Padre NUNCA abandonó a Jesús, el Padre es uno con el Hijo (Jn. 10:30). Además, cuando Jesús se dirigía a Dios y hablaba con ÉL, NUNCA se dirigió a Él usando la expresión “Dios mío”, Jesús siempre se dirigió a Dios diciendo: ABBA – PADRE (Mt. 6:6 y 9; 10:32 y 33; 11:25 y 26; 15:13; 24:26; 26:29, 39, 42, 53 / Mc. 14:36 . . .). Como podemos ver estas palabras NO eran para el Padre, eran para que todo Israel supiese que Jesús era el Mesías esperado, de hecho, cuando Jesús se dirige a Dios en la cruz vemos que le llama Padre:

“Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”
Lucas 23:34

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.”
Lucas 23:46

¿No te ha pasado que alguien comienza a cantar una canción y tú puedes continuar cantándola? El libro de los Salmos es un libro de canciones, todo judío conocía sus canciones, por eso, cuando Jesús comienza el Salmo / Canción todos los presentes sin ningún tipo de problema podrían seguir la canción . . . y esta era la asombrosa canción:


“DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS DESAMPARADO?
¿Por qué estás tan lejos de mi salvación,
y de las palabras de mi clamor?
Dios mío, clamo de día, y no respondes;
Y de noche, y no hay para mí reposo.
Pero tú eres santo,
Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.
En ti esperaron nuestros padres;
Esperaron, y tú los libraste.
Clamaron a ti, y fueron librados;
Confiaron en ti, y no fueron avergonzados.
MAS YO SOY GUSANO Y NO HOMBRE;
OPROBIO DE LOS HOMBRES, Y DESPRECIADO DEL PUEBLO.
TODOS LOS QUE ME VEN ME ESCARNECEN;
ESTIRAN LA BOCA, MENEAN LA CABEZA, DICIENDO:
SE ENCOMENDÓ AL SEÑOR; LÍBRELE ÉL;
SÁLVELE, PUESTO QUE EN ÉL SE COMPLACÍA.
PERO TÚ ERES EL QUE ME SACÓ DEL VIENTRE;
EL QUE ME HIZO ESTAR CONFIADO DESDE QUE ESTABA A LOS PECHOS DE MI MADRE.
SOBRE TI FUI ECHADO DESDE ANTES DE NACER;
DESDE EL VIENTRE DE MI MADRE, TÚ ERES MI DIOS.
No te alejes de mí, porque la angustia está cerca;
Porque no hay quien ayude.
Me han rodeado muchos toros;
Fuertes toros de Basán me han cercado.
ABRIERON SOBRE MÍ SU BOCA
COMO LEÓN RAPAZ Y RUGIENTE.
HE SIDO DERRAMADO COMO AGUAS,
Y TODOS MIS HUESOS SE DESCOYUNTARON;
MI CORAZÓN FUE COMO CERA,
DERRITIÉNDOSE EN MEDIO DE MIS ENTRAÑAS.
COMO UN TIESTO SE SECÓ MI VIGOR,
Y MI LENGUA SE PEGÓ A MI PALADAR,
Y ME HAS PUESTO EN EL POLVO DE LA MUERTE.
PORQUE PERROS ME HAN RODEADO;
ME HA CERCADO CUADRILLA DE MALIGNOS;
HORADARON MIS MANOS Y MIS PIES.
CONTAR PUEDO TODOS MIS HUESOS;
ENTRE TANTO, ELLOS ME MIRAN Y ME OBSERVAN.
REPARTIERON ENTRE SÍ MIS VESTIDOS,
Y SOBRE MI ROPA ECHARON SUERTES.
Mas tú, Señor, no te alejes;
Fortaleza mía, apresúrate a socorrerme.
Libra de la espada mi alma,
Del poder del perro mi vida.
Sálvame de la boca del león,
Y líbrame de los cuernos de los búfalos.
ANUNCIARÉ TU NOMBRE A MIS HERMANOS;
EN MEDIO DE LA CONGREGACIÓN TE ALABARÉ.
Los que teméis al Señor, alabadle;
Glorificadle, descendencia toda de Jacob,
Y temedle vosotros, descendencia toda de Israel.
PORQUE NO MENOSPRECIÓ NI ABOMINÓ
LA AFLICCIÓN DEL AFLIGIDO,
NI DE ÉL ESCONDIÓ SU ROSTRO;
SINO QUE CUANDO CLAMÓ A ÉL, LE OYÓ.
De ti será mi alabanza en la gran congregación;
Mis votos pagaré delante de los que le temen.
Comerán los humildes, y serán saciados;
Alabarán al Señor los que le buscan;
Vivirá vuestro corazón para siempre.
Se acordarán, y se volverán al Señor todos los confines de la tierra,
Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti.
Porque del Señor es el reino,
Y él regirá las naciones.
Comerán y adorarán todos los poderosos de la tierra;
Se postrarán delante de él todos los que descienden al polvo,
Aun el que no puede conservar la vida a su propia alma.
La posteridad le servirá;
Esto será contado del Señor hasta la postrera generación.
Vendrán, y anunciarán su justicia;
A pueblo no nacido aún, anunciarán que ÉL HIZO ESTO.”
SALMO 22


En el versículo 6 hemos leído:

“MAS YO SOY GUSANO (hebreo: TOLA) Y NO HOMBRE”

La palabra hebrea que aquí se usa para gusano es “TOLA”, esta palabra significa “CARMESI”, Jesús fue carmesí por la sangre que le cubría y porque estaba llevando nuestros pecados en su cuerpo (I P. 2:4).

“Venid luego y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí (TOLA), vendrán a ser como blanca lana.”
Isaías 1:18

En los versículos 16-18 hemos leído:

“PERROS ME HAN RODEADO; ME HA CERCADO CUADRILLA DE MALIGNOS;  HORADARON MIS MANOS Y MIS PIES. CONTAR PUEDO TODOS MIS HUESOS; ENTRE TANTO, ELLOS ME MIRAN Y ME OBSERVAN. REPARTIERON ENTRE SÍ MIS VESTIDOS Y SOBRE MI ROPA ECHARON SUERTES.”

Los perros son los romanos, los judíos llamaban a los gentiles “perros”, estos perros malignos horadaron las manos de Jesús y sus pies, también repartieron la ropa de Jesús echando suertes sobre ella. Estos romanos eran ajenos a la cultura judía y no conocían la Escritura, por tanto, nadie podría decir que estaban forzando el cumplimiento de una profecía y como podemos leer en los Evangelios, todo lo dicho acerca de Jesús se cumplió.

El mensaje para Israel fue tremendo y muy claro. El profeta Isaías afirma que . . .

“nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido.”
Isaías 53:4b

Israel pensó que Dios estaba azotando a Jesús, que Dios estaba hiriéndole y afligiéndole, sin embargo, Jesús estaba siendo azotado por nuestros pecados y herido por nuestras rebeliones.

“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”
Isaías 53:5

La cruz era para los peores criminales y para los judíos era morir siendo un maldito por Dios (Dt. 21:23), por eso, la muerte de Cruz era una vergüenza para todos, pero en realidad, él se hizo maldición y él se hizo pecado por todos nosotros. El Padre NUNCA abandonó a Jesús, el Padre NUNCA abandona a sus hijos.

“PORQUE NO MENOSPRECIÓ NI ABOMINÓ LA AFLICCIÓN DEL AFLIGIDO, NI DE ÉL ESCONDIÓ SU ROSTRO; SINO QUE CUANDO CLAMÓ A ÉL, LE OYÓ.”
Salmo 22:24

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.