El peligroso mensaje de la Gracia de Dios

Algunos hermanos dicen que es peligroso predicar de la Gracia de Dios y tengo que reconocer que TIENEN TODA LA RAZÓN . . .

. . . es MUY peligroso predicar de la Gracia de Dios porque:

  • hace que los pecadores sean salvos
  • hace que los caídos sean levantados
  • hace que los cansados puedan descansar
  • hace que los desanimados reciban ánimo
  • hace que los débiles reciban fuerzas
  • hace que los cautivos sean liberados
  • hace que los afligidos reciban consuelo
  • hace que los heridos sean sanados
  • hace que nos podamos acercar a Dios sin temor y con confianza
  • hace que podamos vivir una nueva vida de fe basada en el amor
  • hace que los religiosos y legalistas sean confundidos

¡Oh Sí! hermanas y hermanos, la gracia es peligrosa y yo la seguiré predicando con todo mi corazón.