¿Somos Religiosos?

Para saber si somos religiosos debemos hacernos dos preguntas básicas: ¿Quién es Dios es para nosotros? Y ¿Qué somos nosotros para Él? Antes de seguir leyendo hazte estas dos preguntas e intenta darte una respuesta, una vez que hayas contestado, sigue leyendo esta reflexión.

Primera Pregunta:

¿Es Dios un Padre para nosotros? ¿Le llamamos Papá/Abba cuando hablamos con Él? ¿Es un Dios cercano? Los religiosos ven a Dios como alguien lejano, alguien difícil de agradar, los religiosos lo ven como el Señor, el Amo, el Juez, el Inalcanzable, el que espera nuestra obediencia incondicional y nuestras obras para poder ser aceptados, amados y recompensados por Él. Los religiosos son los que viven en temor y metiendo miedo a los demás, son los que hablan de lo malo que son los demás, de los imperdonables pecados de los demás y de los castigos del Infierno.

Segunda Pregunta:

¿Nos vemos como hijas amadas e hijos amados de Dios? ¿Nos vemos como pobres pecadores y miserables gusanos salvados por gracia? ¿Nos vemos como siervos inútiles? Los religiosos son los que se ven como siervos, los que piensan que trabajar para Dios es lo más importante en la vida, para ellos la vida cristiana es servicio, es obras, es sacrificio, es una carga pesada . . . ellos piensan: “No sé qué harías sin mí Señor” “¡Qué suerte tienes de tenerme!” . . . Querida hermana y querido hermano ¡Es difícil imaginarnos como Dios pudo hacer los Cielos, la Tierra y el Mar sin la ayuda de estos religiosos! ¿Verdad?

¿Somos religiosas? ¿Somos religiosos? ¿Vivimos en una Religión? ¿Vivimos obsesionados con hacer buenas obras? ¿Hemos entendido el Amor del Padre? ¿Tenemos una Relación con Dios basada en lo que Jesucristo hizo por nosotros o tenemos una relación con Dios basada en lo que nosotros hacemos por Él? ¿Estamos intentando ganarnos su amor o sabemos que Él nos ama incondicionalmente? ¿Estamos disfrutando de las bendiciones gratuitas que tenemos en el Nuevo Pacto?