Él NO se avergüenza de nosotros

“no se avergüenza de llamarlos HERMANOS”
Hebreos 2:11

Jesús NO se avergüenza de nosotros, no se avergüenza de llamarnos sus hermanos. Antes del Nuevo Pacto, Jesús llamó a sus seguidores “discípulos” (Mt. 26:18) y “amigos” (Lc. 12:4; Jn. 15:15).

PERO cuando muere y resucita, cuando el Nuevo Pacto entra en vigor, Jesús llama a sus seguidores “MIS HERMANOS”.

“No temáis; id, dad las nuevas a MIS HERMANOS . . .”
Mateo 28:10

Prácticamente todos sus discípulos huyeron cuando arrestaron a Jesús, le dejaron solo, uno le traicionó, otro le negó y como leemos en Zacarías: “Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas” (13:7), sus discípulos fueron dispersados cuando fue herido el Pastor, pero cuando Jesús resucita, el Buen Pastor busca a sus ovejas amadas y aunque ellos le abandonaron, Jesús no les abandona e incluso les llama “mis hermanos”.

Gracias al amor de Dios (I Jn. 3:1) y a lo que Jesús hizo por nosotros, ahora poniendo nuestra fe y confianza en Él, podemos ser llamados Hijos de Dios (Jn. 1:12; Gl. 3:26; 4:6), Jesús es nuestro hermano mayor y ten la seguridad de que ÉL no se avergüenza de ti, ni de mí, no se avergüenza de llamarnos HERMANOS.

“No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas vé A MIS HERMANOS, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.”
Juan 20:17