¿Estamos contristando al Espíritu Santo?

“y NO contristéis al Espíritu Santo de Dios”
Efesios 4:30

Pablo nos dice que NO contristemos al Espíritu Santo, pero ¿cómo podemos contristarle? Creo que el versículo anterior nos puede ayudar:

“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.”
Efesios 4:29

¿Estamos edificando con nuestras palabras? ¿Estamos trayendo consuelo a las personas afligidas? ¿Estamos bendiciendo a nuestras hermanas y a nuestros hermano en la Fe? ¿Estamos dando gracia a todos los que nos escuchan?

No solamente contristamos al Espíritu Santo cuando NO damos gracia a los que nos escuchan, también le contristamos:

  • cuando no creemos que hemos sido perdonados.
  • cuando no creemos que hemos sido aceptados y amados por nuestro Dios.
  • cuando no creemos que nuestro Dios nos ha justificado y santificado.
  • cuando no creemos que somos más que vencedores.
  • cuando no creemos que Él está con nosotros.
  • cuando no vivimos descansando en Él y en Su Palabra.
  • cuando no disfrutamos de nuestro Dios y de lo que somos y tenemos en Él.

NO contristemos al Espíritu Santo creyendo y viviendo en una mentira, agradémosle creyendo y viviendo en la Verdad del Evangelio, en la verdad del Nuevo Pacto.