¿Desde qué Monte estamos predicando?

Los que predican desde el Monte de Sinaí:

• Arden con el fuego de su ira.
• Anuncian tormentas y tempestades.
• Enfatizan lo que se puede ver y tocar.
• Hacen demandas imposibles de guardar.
• Hacen que la gente se espante y tiemble.
• Tiran piedras a los pecadores.
• Engendran hijos para ser esclavos.

Los que predican desde el Monte de Sion:

• Arden con el fuego del amor de Dios.
• Anuncian las Buenas Noticias de Jesucristo.
• Enfatizan la vida de la fe y la vida en el Espíritu.
• Comparten el yugo de Cristo, un yugo fácil de llevar.
• Hacen que la gente corra a Jesús y se enamoren de Él.
• Quitan las piedras para allanar el camino a los pecadores.
• Engendran hijos para ser libres.

“Desechó la tienda de José y no escogió la tribu de Efraín, sino que escogió la tribu de Judá, EL MONTE DE SION, al cual amó.”
Salmo 78:67 y 68

“Los que confían en el SEÑOR son como EL MONTE DE SION, que es inconmovible, que permanece para siempre.”
Salmo 125:1

“Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el MONTE DE SION”
Apocalipsis 14:1a

Esta reflexión pertenece a una de las Paradas de mi libro:

EL VIAJE CONTINÚA

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.