Un Evangelio Diferente

“Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir UN EVANGELIO DIFERENTE.”
Gálatas 1:6

El Evangelio que predicaba Pablo era el Evangelio del Mesías, el Evangelio de la Gracia, las Buenas Noticias para los pobres, la libertad para los cautivos, la vista para los ciegos . . . el Evangelio es que gracias a Yeshua, tenemos el perdón y tenemos la vida, y ahora podemos llamar a Dios “Abba Padre”, el mensaje del Evangelio es que somos amados y por Yeshua podemos ser hijas amadas e hijos amados de Dios, podemos ser santos delante de Él.

Algunos predican un Evangelio adulterado mezclando el Evangelio con la Ley, los que predican este “evangelio diferente” creen que el mensaje del Evangelio es que debemos vivir una vida de: "Haz esto y NO hagas aquello, haz esto y no hagas aquello, haz esto y no hagas aquello y cuando caigas, arrepiéntete y pide perdón y comienza de nuevo el ciclo: Haz esto y NO hagas aquello, haz esto y no hagas aquello, haz esto y no hagas aquello y cuando caigas, arrepiéntete y pide perdón y comienza de nuevo el ciclo", esto es vivir en esclavitud y Yeshua nos ha liberado de este tipo de vida, dándonos una vida NUEVA en un Pacto Nuevo.

Cuando conocemos la Verdad de lo que Dios mismo hizo por nosotros cuando vino a esta tierra y se hizo hombre, cuando conocemos el Evangelio no-contaminado, somos verdaderamente libres porque lo que Dios quiere es que tengamos una relación con Él basada en el amor, en la confianza, en la fe . . . el justo por la FE vivirá y sin FE nadie puede agradar a Dios . . . en el Nuevo Pacto TODOS podemos conocer a Dios.

“porque TODOS me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.”
Jeremías 31:33

¿Habrá fruto en nuestras vidas o abundará el pecado? Hago esta pregunta porque hay algunos hombres corrompidos que consideran que la gracia nos lleva al pecado . . . la gracia nos lleva a vivir en amor, en perdón, en paz, en gratitud y su Espíritu que mora permanentemente en nuestras vidas, se encarga de transformarnos para que llevemos MUCHO fruto, fruto que NO surge del esfuerzo carnal, surge de nuestra relación con Él porque Él está en nosotros y nosotros estamos en Él . . .

“a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que LA VERDAD DEL EVANGELIO permaneciese con vosotros.”
Gálatas 2:4 y 5

¡Qué la vedad del Evangelio permanezca en nuestras vidas para que nadie nos pueda robar nuestra LIBERTAD EN CRISTO JESÚS!