El Camino de la Gracia

En este año tenemos dos caminos delante de nosotros, el camino de la gracia donde hay reposo para nuestras almas y el camino de la Ley donde hay esfuerzo y sacrificios. El camino de la Ley es un camino que nos lleva a la desesperación, es un camino que produce insatisfacción en nuestras vidas, es un camino que nos lleva a la frustración. El camino de la Gracia es un camino de fe, es un camino de amor, es un camino lleno de paz, es un camino lleno de bendición.

Elegimos el camino de la gracia poniendo nuestra fe y confianza en nuestro Dios, creyendo que hemos sido perdonados de todos nuestros pecados, creyendo que no hay nada que nos pueda separar de nuestro Dios, ¡NADA!, creyendo que Él está con nosotros y que Él está obrando en nuestras vidas, creyendo que Dios producirá el fruto y que hará milagros en medio de nosotros. ¡AleluYah!

Cuando caminamos en el camino de la Ley, nosotros estamos diciendo: “Yo haré esto y aquello”, sin embargo, cuando caminamos en el camino de la Gracia, estamos diciendo: “Nuestro Dios hará esto y aquello, Dios está al control, Dios está obrando, Dios está por mí, Dios está conmigo”, en el camino de la Ley lo que pase o deje de pasar depende de mí, en el camino de la Gracia lo que pase o deje de pasar depende de ÉL.

Atrévete a caminar en este camino de la Gracia y si ya estás caminando, no te detengas, sigue confiando en Él, sigue creyendo en lo que Él nos ha dicho en Su Palabra, sigue aferrándote a Sus promesas, en este año Dios seguirá bendiciéndonos porque somos Su Pueblo, porque somos sus hijas y sus hijos, Dios nos seguirá bendiciendo porque Él es bueno y sus planes son buenos para cada uno de nosotros . . .

Gracias Señor por este camino tan maravilloso que tenemos delante de nosotros, que todas y todos podamos andar en EL CAMINO DE LA GRACIA.

"Por el amor y la compasión de Dios, nos mandará del cielo un nuevo día. Iluminará a los que viven en la oscuridad de la sombra de la muerte. Su luz guiará nuestros pasos hacia el camino que lleva a la paz”
Lucas 1:78-79