Respuestas de la Ley y de la Gracia I

La Fe confirma el propósito de la Ley, y el propósito de la Ley era mostrarnos que éramos pecadores y llevarnos al Mesías.

La vida que tenemos ahora en el Mesías no tiene nada que ver con la Ley, ni con los mandamientos, la vida en el Mesías es caminar con Él confiando en Él, amándole a Él, descansando en Él y que Él nos siga transformando, Pablo lo dijo: “ya NO vivo yo, el Mesías vive en mí” y en la Escritura leemos en cuatro ocasiones, “el justo por la fe vivirá”, y recordemos lo que Pablo dijo en Gálatas 3:12 “la Ley NO es de fe”.

Los que viven en la carne y sirven a Dios en la carne son los que intentan agradar a Dios en sus fuerzas y se circuncidan, diezman, ayunan, no comen cerdo, no trabajan en Shabat y piensan que Dios está preocupado en la comida, en la bebida, en la ropa, en el cuerpo, en el dinero, en los días y en las cosas carnales y terrenales . . .

“Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.”
Gálatas 4:10 y 11

“porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.”
Romanos 14:17

Caminar en el Espíritu es caminar siendo guiados por el Espíritu de Dios y los que somos guiados por el Espíritu NO estamos bajo la Ley.

“Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.”
Gálatas 5:18

Caminar en el Espíritu es vivir confiando que TODOS nuestros pecados han sido perdonados, que ya NO hay condenación, que hemos sido aceptados SIN hacer ninguna obra, que hemos sido justificados, santificados, bendecidos GRATUITAMENTE . . . esta es la vida de la fe, este es el mensaje del Evangelio . . . esta es la vida en el Espíritu.

Es cierto que Yeshua nuestro Rey dijo que no ha venido a abolir la Ley, pero también es cierto que nuestro Rey nació de mujer y bajo el Antiguo Pacto . . . y Él también dijo: si pecas con tu ojo derecho, arráncatelo; si pecas con tu mano derecha, córtatela; si quieres heredar la vida eterna, vende lo que tienes; sé perfecto como tu Padre es perfecto y recuerda que también dijo que si no perdonas, Dios no te perdonará . . . todo esto lo dijo YESHUA, nuestro Rey, Señor y Salvador, pero lo dijo ANTES de establecer un Nuevo y mejor Pacto . . .

Yo estudié hebreo, Torá y Judaísmo y me di cuenta que en mi vida había algo que no estaba bien, todavía no me sentía satisfecho, todo lo contrario, sentía que había tanto que hacer . . . hasta que Dios me abrió los ojos al Nuevo Pacto y pude entenderlo y sigo entendiéndolo, pero si el Nuevo Pacto se parece al Antiguo entonces NO es Nuevo . . . el Nuevo Pacto es distinto, si no, no sería NUEVO . . . nuestros pecados han sido perdonados y Dios NO toma en cuenta lo que hacemos contra Él, el amor NO guarda rencor, Dios no recuerda nuestros pecados, Él no nos deja, ni nos abandona, ni nos desampara, porque la ira y el castigo de nuestros pecados fueron sobre Él en la Cruz . . . ahora somos sus hijas amadas y sus hijos amados, Él nos mira con ojos de amor y cuando caemos, Él está con nosotros, a nuestro lado y nos seca las lágrimas y nos levanta y nos ayuda . . . esa barrera por el pecado que había bajo el Antiguo Pacto entre Dios y los hombres ha sido quitada por medio del Mesías, ya no hay división entre Dios y nosotros . . . yo acudí a ÉL cansado y Él me hizo descansar . . . ya NO le sirvo en la carne, ni con mi esfuerzo, ahora es el Espíritu Santo el que produce el fruto en mi vida, un fruto de justicia para la gloria de Su Nombre . . .