La Ley NO fue dada para el Justo

“conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo”
I Timoteo 1:9

Hay una serie de afirmaciones que hago constantemente en mis reflexiones:

“Los que hemos entrado en el Nuevo Pacto . . .”

“El creyente NO vive según el Antiguo Pacto . . .”

“La Ley de Moisés NO se aplica a los creyentes . . .”

Fijémonos que NO digo que la Ley NO sirve o que haya sido abolida, no digo que el Antiguo Pacto NO sirve, la Ley y los mandamientos del Antiguo Pacto estarán en vigor mientras que estemos en esta tierra, la Ley tiene que seguir mostrando la pecaminosidad del hombre, la Ley y los mandamientos deben seguir mostrando a los hombres lo lejos que están de Dios para que entiendan su necesidad de perdón, de misericordia y de gracia, su necesidad del Mesías. La Ley debe seguir llevando a los pecadores al Mesías.

RECORDEMOS: El Antiguo Pacto es eterno para los pecadores y el Nuevo Pacto es eterno para los creyentes.

“todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios;”
Romanos 3:19

¿Estás bajo la Ley? ¿Sigues aferrándote al Antiguo Pacto? Entonces, no lo dudes, lo que dice la Ley es para ti, para que tu boca se cierre, para que entiendas que eres pecador y quedes bajo el juicio de Dios. Si sigues aferrándote al Antiguo Pacto, sigues en tus pecados porque NO tienes ninguna forma de conseguir el perdón de Dios porque no hay sacrificios, ni hay sangre que pueda expiar tu pecado y, además, como Yeshua NO es Levita, no puede ser tu sacerdote, ya que en la Ley de Moisés sólo los levitas podían ser sacerdotes.

Sin embargo, todos los que hemos puesto nuestra fe y confianza en Yeshua y en su obra, hemos sido perdonados, hemos sido justificados y santificados, hemos muerto al pecado y la Ley ya no tiene parte en nuestras vidas porque vivimos en una nueva realidad, vivimos en un Nuevo y mejor Pacto, teniendo la Ley del Amor escrita en nuestros corazones y siendo guiados por el Espíritu de Dios que mora en nosotros. Ya no estamos bajo la Ley de Moisés, sino bajo la Gracia de Dios, y ahora vivimos por fe, no vivimos por la Ley y los mandamientos del Antiguo Pacto.

“conociendo esto, que la ley NO fue dada para el justo”
I Timoteo 1:9