El Pueblo del Libro vs. El Pueblo del Espíritu

El Pueblo de Israel es conocido como “El Pueblo del Libro” (Am HaSéfer) y este libro es la Torá, el Pueblo de Israel ha cuidado de la Torá, ha amado la Torá y ha intentado cumplir la Torá, muchos judíos han llegado a entregar sus propias vidas por ella, admiro al Pueblo de Israel, admiro a los judíos y los amo, y he querido decir estas palabras para que nadie se confunda cuando lea mis estudios y reflexiones: yo amo al Pueblo de Israel, nos han dado mucho: los mandamientos, el monoteísmo, un día de descanso a la semana, las Escrituras, etc etc etc Y de los judíos ha venido la persona más importante de la historia de la humanidad: Yeshúa HaNotsrí uMélej HaYehudím - Jesús el Nazareno y Rey de los Judíos.

Yeshua es tan judío como Moisés y el Nuevo Pacto es tan judío como el Antiguo Pacto, por tanto, que nadie se equivoque, cuando yo hablo del Nuevo Pacto, NO hablo de algo gentil, hablo de algo judío, yo estoy a favor de la Ley del Mesías, la Ley del Amor, la Ley de la Fe, y predico el Nuevo Pacto, un Pacto hecho con el Pueblo de Israel, establecido por el Mesías Judío y ahora, gracias a Él, los gentiles podemos entrar en este Pacto poniendo nuestra fe y confianza en Él y en lo que hizo por nosotros en la Cruz.

Como dije en un principio, al Pueblo de Israel se le conoce como “El Pueblo del Libro”, ¿nos deben conocer a nosotros con ese mismo título? Creo que no, creo que a nosotros que hemos entrado en el Nuevo Pacto, que pertenecemos al Israel de Dios compuesto de judíos y gentiles creyentes en Yeshua, deberíamos ser conocidos como "El Pueblo del Espíritu", ¿por qué? Porque nuestro hermano y rabino judío llamado Shaul, conocido como el apóstol Pablo, nos dijo que los que somos guiados por el Espíritu de Dios NO estamos bajo la Ley, también él nos dijo que el régimen de la Letra es arcaico y que ahora debemos caminar y servir en el régimen nuevo del Espíritu, ya que estamos libres de la Ley:

“Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.”
Gálatas 5:18

Si estás bajo la Ley, NO eres dirigido por el Espíritu de Dios, PERO si eres guiado por el Espíritu de Dios, entonces NO estás bajo la Ley. ¡ELIGE!

“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”
Romanos 7:6

El “régimen viejo de la letra” . . . la “letra” aquí no se refiere a la letra de una canción, ni a la letra de una carta de amor, aquí la palabra letra se refiere a la “Letra de la Ley”, es decir, a la Torá (Ro. 2:27 / Jn. 5:47), por tanto, nosotros, los que hemos entrado en el Nuevo Pacto, tanto judíos como gentiles, NO vivimos según el arcaísmo de la Letra de la Ley, vivimos bajo el régimen NUEVO del Espíritu, siendo dirigidos por él, caminando en el amor de Dios y el Mesías viviendo y manifestándose en nosotros y a través de nosotros.

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”
Romanos 8:14

“Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.”
I Juan 2:27