Un Mensaje basado en la Ley vs. Un Mensaje basado en la Gracia

Muchos mensajes que escuchamos hoy en día están basados en la Ley, la Ley pone énfasis en lo que nosotros podemos hacer por Dios y en lo que Él nos puede dar SI somos obedientes, sin embargo, un mensaje basado en la Gracia, pone énfasis en lo que Dios ha hecho por nosotros y en lo que Él nos ha dado. Por tanto, si el mensaje que escuchamos trata de nosotros y de lo que debemos hacer y/o debemos evitar, no lo dudemos, estamos escuchando un mensaje basado en la Ley, pero si lo que escuchamos, trata de lo que Dios es, de lo que Dios ha hecho y de lo que Dios nos ha dado por medio de Su Hijo, no lo dudemos, estamos escuchando un mensaje basado en la Gracia.

Algunos predicadores piensan que mostrando a los creyentes lo que deben hacer y lo que no deben hacer, van a traer cambios positivos a sus vidas, estos predicadores tienen buenas intenciones, PERO . . . no entienden que la Ley fue dada para que el pecado abundase (Ro. 5:20), que la Ley fue dada para que toda boca se cierre (Ro. 3:19), que la Ley fue dada para mostrar a los hombres su pecaminosidad (Ro. 3:20; 7:7 y 8), que la Ley da poder al pecado (I Co. 15:56), que la Ley despierta pasiones pecaminosas (Ro. 7:5), que la Ley NO es un maestro, es un ayo (Gl. 3:24) . . . POR OTRA PARTE, hay predicadores que enseñan lo que Dios ha hecho por nosotros y lo que Dios nos ha dado, enseñan lo que somos y lo que tenemos en el Mesías, estos predicadores entienden el poder de la Cruz, el poder del Amor, el poder de la Gracia, el poder de la Vida de Dios, estos predicadores saben que cuando los creyentes entienden lo que son y lo que tienen en el Mesías, van a vivir una vida de gratitud, una vida de fe, una vida de confianza, una vida de paz, una vida de reposo, una vida de gracia y una vida que llevará el fruto que el Espíritu Santo producirá en ellos.