¡Levántate, mata y come!

¿Te imaginas a Dios pidiéndote que hagas algo que contradice su propia Palabra? Pedro tampoco quería hacer lo que Dios le estaba pidiendo porque iba en contra de la Ley de Moisés, la propia Ley de Dios, tres veces Dios le pide algo en contra de Su propia Palabra y tres veces Pedro le contesta lo mismo:

“Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: SEÑOR, NO; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.”
Hechos 10:13 y 14

Me imagino a Pedro pensando: “¿Es que Dios NO conoce la Ley de Moisés? ¿Es que Dios NO conoce su propia Palabra? ¿Cómo Dios me puede pedir algo en contra de Su Ley?” . . . Para Pedro era muy difícil hacer algo en contra de la Ley, hacer algo en contra de su propia identidad judía. Para los primeros creyentes en Yeshua, el cambio del Antiguo Pacto al Nuevo Pacto fue un cambio MUY difícil, lento y lleno de confrontaciones. Por una parte, tenemos a los que habían entendido el Nuevo Pacto y, por otra parte, tenemos a los que seguían aferrándose a las leyes y mandamientos del Antiguo Pacto. Hoy en día, tenemos la misma situación, algunos quieren seguir confiando en su propia obediencia, justicia y santidad, pero otros hemos entendido lo que Dios nos está pidiendo en el Nuevo Pacto y Él nos pide que creamos en Él, que confiemos en Él, que descansemos en Él, que le conozcamos, que disfrutemos de Su Presencia, que vivamos en paz, que tengamos una relación íntima y estrecha con Él . . . ¿y qué vas a hacer tú? ¿Vas a matar y vas a comer o vas a decirle al Señor que eres santo y que guardas la Torá? ¡LEVÁNTATE, MATA Y COME!