Solamente en ÉL está la VIDA

“En ÉL estaba la VIDA, y la VIDA era la luz de los hombres . . . el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la VIDA.” Juan 1:4; 8:12

Los fariseos creían que la vida estaba en las Escrituras, creían que si estudiaban las Escrituras, podrían obtener vida; pensaban que si guardaban los mandamientos de Dios, de alguna forma, podrían participar y disfrutar de la vida espiritual y eterna, sin embargo, Yeshua mismo les dice que esto NO es así.

“Escudriñad las Escrituras; porque A VOSOTROS OS PARECE que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y NO queréis venir a mí para que tengáis VIDA.” Juan 5:39 y 40

Hoy en día, muchos creen que la vida está en la Biblia, pero esto NO es cierto, muchos afirman que si lees la Biblia, vas a recibir vida, pero esto NO es verdad, esta era la enseñanza de los fariseos, los fariseos tenían las Escrituras, pero NO tenían vida, la vida está en el Hijo y ÉL es quien la da . . .

“. . . el Hijo a los que quiere da VIDA.” Juan 5:21

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y YO les doy VIDA eterna” Juan 10:27 y 28

Muchos teólogos estudian la Biblia y la conocen mejor que yo, muchos rabinos estudian las Escrituras y las conocen mejor que yo, pero si NO tienen al Hijo de Dios, entonces NO tienen la vida porque el que NO tiene al Hijo NO tiene la vida.

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado VIDA eterna; y esta VIDA está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la VIDA; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la VIDA.” I Juan 5:11 y 12

Podrás leer y estudiar la Biblia todos los días, guardar los mandamientos de Dios con todo tu corazón, hacer buenas obras, saber griego, arameo y hebreo, PERO si NO tienes al Hijo . . . NO TIENES LA VIDA.

“YO he venido para que tengan VIDA, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

“Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da VIDA al mundo.” Juan 6:33

“. . . para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis VIDA en su nombre.” Juan 20:31