Bajo la Gracia . . . cuando me interesa

Muchos afirman que están bajo la Ley y que hay que guardarla, pero cuando pecan . . . ¿qué ocurre? ¿Siguen diciendo que estamos bajo la Ley? ¡NOOOOO! Cuando pecan, afirman que están bajo la gracia, estas personas enseñan que la Ley debe ser guardada en todo momento, PERO si ellos la quebrantan . . . no hay problema porque ¡viene la gracia al rescate! . . . ¿Es este planteamiento correcto? Por supuesto que NO. ¿Por qué? Porque la paga del pecado es MUERTE y el alma que pecare esa morirá, los que quieren seguir aferrándose a la Ley de Moisés y afirman de forma contundente que estamos bajo la Ley de Moisés, cuando la quebrantan, NO pueden decir lo mismo porque DEBERÍAN MORIR porque repito, la paga del pecado ES LA MUERTE, el alma que pecare esa morirá, si la Ley de Moisés está vigente, entonces debería estar vigente el castigo por no guardarla. Por ejemplo, los que afirman que hay que guardar el Shabat porque el mandamiento sigue vigente, entonces cuando lo quebrantan, deberían morir porque la Ley dice que el que quebranta el Shabat debe morir, entonces ¿por qué no mueren si la Ley sigue vigente? ¿Cómo es posible que siga vigente el mandamiento y no siga vigente su castigo? La paga del pecado NO es el arrepentimiento, la paga del pecado es la MUERTE.

La gracia NO es lo que tapa el pecado cuando NO puedo cumplir la Ley, la gracia NO es la que cubre la desobediencia cuando no soy obediente, los que piensan así, ven a Yeshua y a su preciosa sangre como un simple remiendo, es decir, solamente para tapar los agujeros (pecados) de sus “santas” vestiduras, PERO la gracia no es esto, la gracia es el estilo de vida del creyente bajo el Nuevo Pacto, la gracia es la que nos fortalece, la que nos transforma, la que nos enseña a vivir una vida sobria, justa y piadosa.

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres, enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente”
Tito 2:11 y 12

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no resultó vana; antes bien he trabajado mucho más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí.”
I Corintios 15:10

¡Vivamos y disfrutemos EN TODO MOMENTO del amor de nuestro Dios y de Su preciosa gracia! ¡Somos lo que somos por la gracia de Dios!