Sólo Yeshua pudo guardar TODA la Torá

Yeshua vino en una época en la que los fariseos pensaban que guardaban la ley de Moisés, creían que eran justos y que no eran pecadores, Yeshua cuando les confronta, les mostró todo lo que abarca la Ley de Moisés, Yeshua amó la Ley, cumplió la Ley, enseñó la Ley y la engrandeció mostrando que todos los que pensaban que estaban cerca de Dios, en realidad estaban lejos de Él, sabemos que muchos fariseos dieron su vida por la Ley, pero Yeshua afirmó que la justicia de los escribas y fariseos NO era suficiente para entrar en el Reino de Dios (Mt. 5:20), los escribas y fariseos NO alcanzaron la justicia de Dios (Pablo afirmó que no la alcanzaron porque querían establecer su propia justicia a través de su obediencia y sus obras – Ro. 10:3 y 9:32). Yeshua dijo:

“¿No os dio Moisés la ley, y sin embargo ninguno de vosotros la cumple?”
Juan 7:19

El testimonio de Yeshua es claro: NINGUNO de vosotros la cumple. No solamente Yeshua hizo esta declaración, también Pedro afirmó:

“Ahora pues, ¿por qué tentáis a Dios poniendo sobre el cuello de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?”
Hechos 15:10

Un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar. Este yugo es la Torá de Moisés, la Ley en el Pueblo de Israel siempre se ha visto como un yugo:

“en lo que respecta a la Torá, el hombre debe en todo momento poner su hombro bajo el yugo, como un buey y llevar la carga como un asno”
Avodah Zarah 5b

Pablo nos habla de este yugo (Gl. 5:1) porque los Gálatas estaban pensando en circuncidarse y guardar la Ley de Moisés, Pablo, que era un Sabio de la Torá enseñado a los pies de uno de los grandes Rabinos, Gamaliel, les dice a los Gálatas: “si os circuncidáis, tenéis que guardar TODA la Ley”.

“Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a cumplir TODA la ley.”
Gálatas 5:3

Pablo sabía que la Ley no es un juego, no podemos decir me quedo con este mandamiento, pero no me quedo con aquel, no podemos elegir los mandamientos de la Ley que a nosotros nos gusten más o que sean más fáciles de cumplir, es todo o nada, es la bendición o la maldición, es la muerte o la vida . . . en el momento que te circuncidas, Pablo afirma que tienes que guardar TODOS los mandamientos y Pablo sabe que NADIE ha podido guardar TODA la Ley, sólo una persona pudo hacerlo: Yeshua.

Pablo llegó a decir a los Gálatas algo MUY significativo:

“Porque ni aun los mismos que son circuncidados guardan la ley, mas ellos desean haceros circuncidar para gloriarse en vuestra carne.”
Gálatas 6:13

En otras palabras Pablo le dice: “Esos que hablan mucho de la circuncisión en la carne y de la Torá, ni siquiera ellos guardan la Ley”. Pablo sabe bien lo que dice porque conocía MUY bien la Ley y sabía que NADIE puede guardar TODA la Ley.