Para los hombres esto es imposible

“si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, NO entraréis en el reino de los cielos.”
Mateo 5:20

¿Te imaginas lo que pensarían las personas que escucharon esto? La justicia de los escribas (los sabios del Pueblo) NO era suficiente para entrar en el Reino de los Cielos y la justicia de los fariseos (los religiosos del Pueblo) tampoco lo era. Me imagino a la gente humilde diciendo:

“Bueno si estos que estudian tanto la Torá, si estos que oran tanto, si estos que guardan el Shabat, si estos que buscan la santidad en todo . . . NO entran en el Reino de los Cielos, entonces ¿qué esperanza hay para nosotros que NO oramos como ellos, que NO obedecemos como ellos, que NO estamos buscando la santidad?”

Yeshua, con estas palabras, estaba enseñando que “NADIE puede entrar en el Reino de los Cielos”. Este fue el mensaje principal de Yeshua, de hecho, en una ocasión sus discípulos le preguntan:

“¿QUIÉN, PUES, PODRÁ SER SALVO? Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es IMPOSIBLE; mas PARA DIOS TODO ES POSIBLE.”
Mateo 19:25 y 26

Es IMPOSIBLE que un hombre pueda ser salvo por su propio esfuerzo, por sus sacrificios, por sus buenas obras, por su propia justicia y por su mucha obediencia a la Ley, repito, es IMPOSIBLE, pero, y aquí viene la buena noticia (el Evangelio), Yeshua lo hizo posible. Ahora a través de ÉL, podemos entrar en el Reino de los Cielos, podemos ser parte del Pueblo de Dios, podemos ser sus hijos amados, hemos sido aceptados en Él, justificados y santificados ¡Bendito sea ÉL y bendito sea Su Nombre!

“Porque lo que era IMPOSIBLE para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros”
Romanos 8:3 y 4