Mejores Promesas bajo un Mejor Pacto

Cuando leemos las promesas que encontramos en la Ley de Moisés, podemos comprobar que tienen que ver con la carne, cuando leemos las promesas bajo el Nuevo Pacto que Yeshua ha establecido, podemos observar que son promesas que tienen que ver con el espíritu, por eso, las promesas del Nuevo Pacto son MEJORES.

“. . . tanto MEJOR ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un MEJOR pacto, establecido sobre MEJORES promesas.”
Hebreos 8:6

Algo que también debemos entender es que las promesas del Antiguo Pacto tenían condiciones y dependían de nuestra obediencia, sin embargo, las promesas del Nuevo Pacto NO tienen condiciones y dependen de lo que Yeshua hizo por nosotros.

Veamos algunas de las promesas/bendiciones del Antiguo Pacto que vienen “SI” (sin tilde) obedecemos TODOS SUS MANDAMIENTOS (Dt. 28:1):

“Acontecerá que SI oyeres atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, para guardar y poner por obra TODOS sus mandamientos que . . .

  • Seremos exaltados sobre todas las naciones.
  • El fruto de nuestro vientre será bendito.
  • El fruto de nuestra tierra será bendito.
  • El fruto de nuestros animales será bendito.
  • La cría de nuestras vacas serán bendita.
  • Los rebaños de nuestras ovejas serán benditos.
  • Nuestra canasta de frutos será bendita.
  • Nuestra mesa de amasar será bendita.
  • Nuestros graneros serán benditos.
  • Nuestra tierra será bendita.
  • Tus enemigos serán derrotados.
  • Te hará el Señor sobreabundar en bienes.
  • Te abrirá el cielo para enviar la lluvia a tu tierra.
  • La obra de tus manos será bendita.
  • Prestarás a las naciones y no pedirás prestado.
  • Serás cabeza y no cola, estarás encima y no estarás debajo.

Si quieres vivir bajo el Antiguo Pacto y eres capaz de guardar TODOS los mandamientos del Libro de la Ley, ENTONCES ESTO ES LO QUE SUCEDERÁ: tu mesa de amasar será bendita, tus rebaños serán benditos, la cría de tus vacas será bendita, el fruto de tus animales será bendito, el cielo te dará la lluvia para tu tierra, etc etc etc etc

AHORA . . . escuchemos las promesas del Nuevo Pacto . . .

  • YO pondré mis leyes en la mente de ellos.
  • YO las escribiré sobre su corazón.
  • YO seré a ellos por Dios.
  • Ellos me serán a mí por pueblo;
  • Todos me conocerán desde el menor hasta el mayor de ellos.
  • YO seré propicio a sus injusticias,
  • YO NUNCA MÁS me acordaré de sus pecados
  • YO NUNCA MÁS me acordaré de sus iniquidades.

¡ALELUYAH! . . . Y gracias a la obra preciosa de Yeshua, podemos disfrutar de todas estas bendiciones . . . Gracias a Él tenemos: UN MEJOR PACTO, MEJORES PROMESAS Y UNA MEJOR ESPERANZA . . .

“Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una MEJOR ESPERANZA, por la cual nos acercamos a Dios.”
Hebreos 7:18 y 19