La Ley NO es de Fe

Hay personas en este mundo que sin creer en Dios, guardan la Ley de Moisés mejor que muchos creyentes que afirman que la guardan, yo conozco a muchos que no comen cerdo, ni mariscos, no se divorcian, honran a sus madres y a sus padres, son buenas madres y buenos padres, no mienten . . . todas estas personas sin saberlo están cumpliendo partes de la Ley, pero la cosa es que la vida en el Mesías NO se trata de cumplir, la vida en el Mesías no es cumplir, es una vida de FE y la Ley NO es de fe como nos dice el apóstol Pablo:

“Sin embargo, la ley no es de fe”
Gálatas 3:12

El creyente camina por fe, vive por fe y es la fe la que agrada a Dios.

Para cumplir y cumplir y cumplir NO hace falta fe, acabo de poner ejemplos de amigos y familiares que conozco que viven vidas ejemplares, pero esto NO es la vida en abundancia en el Mesías, ni es la vida de la fe.

Yo predico el Evangelio, predico que Dios nos amó tanto que dio a su Hijo y ahora TODO AQUEL QUE CREE no se perderá porque tiene vida eterna, cuando creemos recibimos la vida, sin el Hijo NO hay vida, muchos tienen la Ley y los mandamientos, pero NO tienen vida, están muertos porque sin el Mesías NO hay salvación, NO hay perdón, NO hay vida . . .

Jesús mismo dijo: “venid a mí los que estáis cansados y cargados”, en Jesús he encontrado mi lugar de refugio, mi lugar de descanso, yo descanso en su obra y en lo que él dijo en la Cruz:

¡CONSUMADO ES!

Ya se acabó la vida bajo la Ley de Moisés, ahora vivimos bajo la gracia, Pablo enseña esto de muchas formas, la vida en el Mesías es una vida en abundancia, una vida bendecida y completa en Él.

“la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús . . .”
Gálatas 3:24-26

Los que hemos entrado en el Nuevo Pacto por el Mesías ahora tenemos la Ley del Mesías, en el Antiguo Pacto el gran mandamiento era AMAR A DIOS CON TODO TU CORAZÓN . . . en el Nuevo Pacto, el gran mandamiento es: CREED EN JESÚS . . . y una vez que creemos, Él derrama de su amor sobre nuestros corazones para que podamos caminar en su Ley, la Ley del Amor, la Ley que Él escribe en nuestro corazón.

“Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros como Él nos ha mandado.”
I Juan 3:23

La vida bajo la Ley es una vida que nos lleva a la desesperación y a la depresión, yo he visto los que afirman que guardan la ley y sus vidas están vacías, vivir creyendo que estás guardando la Ley porque guardas el Shabat es vivir en un engaño, vivir creyendo que guardas la Ley porque no comes cerdo, es vivir en un engaño, vivir creyendo que porque he diezmado, Dios me va a bendecir es vivir en un engaño, la Ley son CIENTOS de mandamientos y Dios EXIGE en la propia Ley que se cumplan TODOS LOS MANDAMIENTOS, TODAS LA PALABRAS DE ESTE LIBRO DE LA LEY . . . en el momento que quebrantas un punto, te haces culpable de todos, la Ley se dio para mostrarnos que NO podemos ser como Dios, Satanás dijo que si conocemos el bien y el mal, seremos como Dios, Dios nos dio el conocimiento del bien y del mal por medio de la Ley para demostrar que nunca seremos como Él porque incluso sabiendo lo que debemos hacer, no lo hacemos . . . una vez que la Ley nos ha acusado y condenado, entonces la Ley nos lleva al Mesías porque el Mesías es el propósito de la Ley, la Ley no es un fin es un medio, un medio que Dios ha usado y sigue usando para condenar y hacer callar toda boca:

“Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”
Romanos 3:19 y 20

Los 10 mandamientos son llamados un MINISTERIO DE CONDENACIÓN Y DE MUERTE.

“Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria . . . Porque si el ministerio de condenación fue con gloria . . ."
II Corintios 3:7a y 9a

La Ley NO pudo dar vida porque NO se dio para dar vida, la Ley NO pudo justificar porque NO se dio para justificar, la Ley NO pudo santificar porque no se dio para santificarnos, la Ley NO pudo salvarnos porque no se dio para salvarnos . . .

“Porque si se hubiera dado una ley capaz de impartir vida, entonces la justicia cierta-mente hubiera dependido de la ley.”
Gálatas 3:21

“si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.”
Gálatas 2:21
Y todo lo que la Ley NO pudo hacer: el darnos vida, limpiarnos, justificarnos, santificarnos, etc ¿cómo lo hizo Dios? Veamos:

“Pues lo que la ley NO pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios lo hizo: enviando a su propio Hijo”
Romanos 8:3

Muchos creyentes afirman que el mundo necesita la Ley y los mandamientos, pero ¿para qué quiere el mundo la Ley si no le puede dar vida? ¿para qué quiere el mundo la Ley si la Ley NO puede salvar? Por eso:

“Los incrédulos no necesitan mandamientos, ni necesitan leyes, ni necesitan una Iglesia, ni necesitan una nueva religión, NECESITAN UNA NUEVA VIDA, y Jesucristo es la vida”

Pero ¿para qué se introdujo la Ley?

“Y la ley se introdujo para que abundara la transgresión”
Romanos 5:20

La Ley se introdujo para que ABUNDARA la transgresión. ¿Y cómo pudo pasar esto?

“el poder del pecado es la ley;”
I Corintios 15:56

Cuando viene la Ley, el pecado AUMENTA porque la Ley da poder al pecado, ¿qué produce entonces la Ley?

“Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas despertadas por la ley, actuaban en los miembros de nuestro cuerpo a fin de llevar fruto para muerte.”
Romanos 7:5

La Ley produce pasiones pecaminosas, leamos y meditemos en nuestro corazón todas estas palabras sabias del apóstol Pablo.

A mí los que dicen que guardan la Ley, no me sorprenden, todo lo contrario, yo viví por un tiempo en la religión, en el legalismo y en la Ley y era un deprimido, estaba atado y vivía en un mundo de fantasía, pero un buen día, Dios me abrió los ojos y comencé a entender el Nuevo Pacto y la Nueva Vida que tenemos en el Mesías bajo la gracia de Dios. Ahora he entendido un poquito más del amor y de la gracia y ese amor ha quitado todo temor que había en mi vida:

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo.”
I Juan 4:18

No solamente tengo paz y vivo sin temor, ahora para los que estamos en el Mesías ya NO hay condenación:

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”
Romanos 8:1

Las amenazas de los religiosos no me afectan, cuando esté delante de Jesús, tengo la absoluta certeza que me conocerá y no solamente me conocerá a mí, conocerá a todos los que hemos creído en Él y hemos puesto nuestra fe, confianza y esperanza en Él . . . Jesús dirá “NUNCA OS CONOCÍ” a los que nunca tuvieron una relación con Él, ni le conocieron, a los que confiaron en sus esfuerzos y sacrificios, por eso, dirán: “Hey Jesús, mira lo que hicimos por ti, mira los demonios que echamos”, pero la vida en el Mesías no se trata de los milagros que hacemos, ni de los demonios que echamos, estos pobres infelices NO habían conocido el Evangelio de la Gracia, ni la nueva vida en el Mesías, ni habían conocido a su Dios.

Yo doy gracias a Dios que actualmente hago la obra de Dios:

“Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.”
Juan 6:29

Y termino citando lo que dijo nuestro querido hermano Pablo:

“Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.”
Gálatas 2:19-21

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.