Daremos fruto pero . . . A SU TIEMPO

“Será como árbol plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto A SU TIEMPO . . .”
Salmo 1:3

“Y no nos cansemos de hacer el bien, pues A SU TIEMPO, si no nos cansamos, segaremos.”
Gálatas 6:9

Estos versículos nos muestran que hay un tiempo concreto para dar fruto, por eso, el fruto vendrá “A SU TIEMPO”. A lo mejor nos hemos estado preguntado que por qué no vemos fruto, la respuesta la tenemos aquí: porque NO es su tiempo . . . hay un tiempo para sembrar, hay un tiempo para regar, hay un tiempo de espera, hay un tiempo para orar, hay un tiempo para meditar y hay un tiempo para dar fruto . . . sigamos amando al Señor y confiando en la obra que Él está haciendo en nuestras vidas y, más tarde o más temprano, daremos fruto, pero recuerda: A SU TIEMPO.