Cimientos Sólidos

La obra de Dios en nuestras vidas muchas veces NO se puede ver ¿Por qué? Porque su obra empieza en nuestro interior, su obra comienza en nuestro corazón. Cuando alguien quiere edificar una casa, lo primero que hace es limpiar y preparar el terreno donde la va a construir, después debe trazar la línea donde pondrá los cimientos para levantarla, después hará un agujero grande y pondrá hormigón, de esta forma, prepara los cimientos, es curioso que los cimientos, aunque NO se pueden ver, es la parte más importante de una casa. El Señor está limpiando nuestra vida, está preparando el terreno de nuestro corazón, Él está obrando en nuestro interior y posiblemente, nadie se está dando cuenta, PERO nosotros SÍ sabemos lo que ÉL está haciendo y, más tarde o más temprano, saldrá a luz y entonces todos verán Su obra preciosa en nuestras vidas. Aunque parezca que ÉL no está obrando, El Señor SÍ está obrando, Él está poniendo cimientos sólidos y estables en nuestro corazón.