Traición, Rechazo y Soledad

¿Cómo nos sentimos cuando alguien nos rechaza? ¿Cómo nos sentimos cuando alguien nos prometió que NO nos dejaría y rompió su promesa? ¿Cómo nos sentimos cuando la gente duda de nuestras palabras y de lo que somos? . . .

En un principio, nuestro Padre Celestial creó todas las cosas y entre todo lo creado estaban los ángeles, un día, uno de ellos decidió rebelarse contra su Creador, Dios le había creado con unas características asombrosas, pero este ángel intentó levantar su trono por encima del mismo trono del Todopoderoso. Esta es una de las primeras traiciones que nuestro Padre Celestial tuvo que experimentar, Él puso su corazón y su amor en la creación, Él amaba su creación y, en un momento dado, parte de esa creación le rechaza y se rebela contra Él, ¿cómo se sintió Dios en esos momentos? . . . más adelante, Dios decide crear a los hombres, les prepara una tierra llena de bendición y crea al hombre y a la mujer. Dios solía caminar con ellos, Dios solía compartir su amor, su conocimiento, su sabiduría, sus planes con Adán y Eva, Dios caminaba con ellos y ellos caminaban con Él, incluso Dios le dice a Adán, antes de la creación de Eva, que ponga nombre a todos los animales, de esta manera, Dios hizo al hombre participante de la creación, pero un día, cuando Dios entra en el Jardín de las Delicias, los hombres NO estaban esperándole, Adán y Eva se esconden de Él; Dios, en ese momento, incluso tiene que decir: “¿Dónde estás?” . . . Pero ¿qué había detrás de esas palabras? . . . “Amigos ¿por qué os escondéis de mí? ¿Por qué no habéis venido a recibirme? ¿Por qué no queréis estar conmigo?” . . . ¿Hemos pensado alguna vez en esta situación? ¿En el rechazo que Dios experimentó en ese instante? Otra pregunta que Dios hace es: “¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras?”, en otras palabras, “¿Has creído que comiendo del árbol ibas a obtener algo que yo no te quería dar? ¿Has preferido creer una mentira antes que a mí?” . . . Dios creó a los ángeles y algunos le rechazaron, ahora Dios se encuentra en una situación muy similar, posiblemente Adán y Eva creían que Dios les estaba ocultando algo, creían que Dios no había sido sincero con ellos, tuvo que ser triste para Dios experimentar la traición, el rechazo, la soledad . . . Dios echó a los hombres del Jardín de las Delicias, ¿crees que Dios volvió a ese Jardín para recordar las conversaciones que tuvo con Adán y Eva? ¿Crees que Dios volvió a pasear por ese Jardín en soledad? ¿Crees que Dios no echaría de menos los buenos tiempos que había pasado en el Jardín con sus amigos? . . .

Si te has sentido rechazado, Dios te entiende porque Él también fue rechazado, si te han traicionado, Dios te entiende, entiende tu dolor, tus sentimientos, porque ÉL también fue traicionado, si te sientes solo, Dios conoce la soledad, Dios conoce lo que es querer estar con alguien y ser rechazado . . . nuestro Dios nos entiende, comprende nuestros sentimientos, Él ve nuestras lágrimas, nuestra tristeza, nuestra soledad, por eso, ÉL nos dice: “Confía en mí, yo no te voy a rechazar, no te voy a abandonar, no te voy a traicionar, siempre estaré contigo, estaré a tu lado, te ayudaré, te sostendré y cuando te sientas solo, yo estaré cerca, yo seré tu refugio . . .

“No temas, porque YO estoy contigo; no te desalientes, porque YO soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, SÍ, te sostendré con la diestra de mi justicia.”
Isaías 41:10

“. . . he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”
Mateo 28:20