¿Por qué digo lo que digo?

Lo que comparto es lo que Dios ha hecho y está haciendo en mi vida, todo lo que escribo, lo estoy viviendo actualmente, no enseño lo que la gente quiere escuchar, ni enseño para sorprender, ni enseño para hacer amigos, yo enseño porque he sido llamado y capacitado por el Espíritu Santo y enseño porque quiero ver a mis hermanas y hermanos libres y viviendo vidas completas y bendecidas.

La Religión nos ha engañado usando la Ley y los mandamientos y muchos se han aprovechado de la propia Palabra de Dios para usarnos, abusarnos, robarnos, herirnos, manipularnos, esclavizarnos . . . el propio diablo usó la Palabra de Dios en contra de Jesús:

"Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque ESCRITO ESTÁ"
Mateo 4:6

Llevo 30 años de creyente, 30 años estudiando la Escritura y 30 años en los que he visto de todo: me han manipulado y yo he manipulado, me han herido y yo he herido, me han esclavizado y yo he esclavizado . . . por tanto, cuando hablo, sé muy bien lo que digo . . .

No quiero predicar la Biblia por predicar la Biblia, quiero predicar la Biblia para que el Pueblo de Dios viva en poder, en autoridad, en victoria, caminando en Amor, motivados por la Gracia y disfrutando de la Presencia continua de Dios.

La vida cristiana es una vida de gratitud, de fe, de amor, de paz . . . este es el Evangelio que predico, el Evangelio de la Gracia de Dios, el Evangelio de la Paz, la Palabra de Fe, la Palabra de la Cruz, todo esto es el Nuevo Pacto, esto es lo que AHORA Dios nos ha revelado, Dios nos ha hablado AHORA a través de Su Hijo y nuestro mensaje debe ser lo que el Mesías hizo por nosotros y lo que el Mesías es para nosotros.

Hay muchos que saben hebreo, conocen los misterios profundos de la Yeshivá Celestial, conocen cada letra de la Ley y los espacios en blanco, PERO NO CONOCEN A DIOS y no conocen al Mesías de Israel. ¿De qué sirve tanta Ley? ¿De qué sirve tanta Teología? Cuando cada vez “estos que saben tanto” están más lejos de su Dios y viven vidas vacías.

Espero que a través de lo que comparto, podamos vernos como Dios realmente nos ve: aceptados y amados. Cuando nos vemos aceptados y amados por nuestro Dios, ya no hay temor, ya no hay inseguridad, ya no hay condenación, ya no tenemos que darle nada para que Él nos dé algo porque Él YA nos ha dado TODO . . .

“El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará GRATUITAMENTE también con él todas las cosas?”
Romanos 8:32 (RVA)

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.