No permitas que tu ofrenda te aleje de tu Dios

Muchos sabéis que tengo un hijo, imagínate que estoy esperando a mi hijo para cenar conmigo y después ver una película juntos, pero mi hijo viene a casa y me dice: “Papá no puedo cenar contigo porque me voy a ir con unos amigos a cenar, pero no te preocupes que te he alquilado una película de las que a ti te gusta y te lo vas a pasar muy bien” . . . a continuación mi hijo me dice que me quiere, me da la película y se va con sus amigos . . . mi hijo, dándome una película que a mí me gusta se aleja de mí . . . muchas veces nosotros, hijos de Dios, hacemos lo mismo, le entregamos una ofrenda a Dios, hacemos algo por él, le damos algo que a Él le gusta, PERO . . . nos vamos con otros, nos damos a otros, nos entregamos a otros . . . Dios está más interesado en ti mismo que en lo que tú puedas darle o hacer por ÉL, ÉL te quiere a ti, ÉL te ama a ti y ÉL quiere que nos entreguemos a ÉL, que nuestro corazón sea suyo, como padre no me interesa lo que mi hijo me pueda dar, me interesa mi hijo, me interesa que él se pueda dar a mí y que nos riamos y pasemos tiempo juntos . . . así es Dios y así se siente Dios en muchas ocasiones, le damos algo que a ÉL le gusta y con esa ofrenda nos alejamos de ÉL . . . por tanto, NO PERMITAS QUE TU OFRENDA TE ALEJE DE TU DIOS.

“Porque no te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecería; no te agrada el holocausto.”
Salmo 51:16

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.