Bendiciones - Brajot

Es interesante saber que los judíos bendicen a Dios constantemente, incluso cuando ocurre algo malo. Para cada evento y suceso de la vida hay una determinada bendición con la que podemos agradecer, reconocer y bendecir a Dios. El pueblo de Israel es un pueblo llamado a bendecir, por tanto, nosotros hemos sido llamados a bendecir ya que formamos parte de dicho Pueblo y aunque nosotros NO nos sepamos de memoria las bendiciones que usa nuestro Pueblo, podemos de forma espontánea bendecir a Dios continuamente ¿Lo hacemos? . . .

Algo interesante es que el judío no bendice la comida ya que la comida como ha sido dada por Dios para nuestro alimento ya está bendecida, por tanto lo que hace antes y después de comer es bendecir a Dios por habernos dado los alimentos. La bendición antes de la comida se dice que es una mitsvá derabanán, es decir, es un mandamiento rabínico, pero el mandamiento de bendecir a Dios después de comer es un mandamiento deoraita, es decir, un mandamiento de la Torá, ya que la Torá dice:

“Cuando hayas comido y te hayas saciado, bendecirás al SEÑOR tu Dios por la buena tierra que Él te ha dado.”

Deuteronomio 8:10

Cuando bendecimos estamos reconociendo su Gloria que llena toda la tierra, estamos reconociendo su Presencia en nuestras vidas y en todas las situaciones que vivimos, estamos enfocándonos en lo que EL nos ha dado, estamos reconociendo que detrás de todo lo que sucede está nuestro Dios.

Cuando bendecimos a Dios estamos convirtiendo algo aparentemente rutinario y normal en una experiencia espiritual, en un momento significativo en nuestras vidas.

Algo que notamos inmediatamente en las bendiciones es que la gran mayoría comienzan de la misma forma:

BARÚJ ATÁ ADONÁI ELOHÉNU MÉLEJ HAOLÁM . . .

BENDITO ERES TU SEÑOR DIOS NUESTRO REY DEL UNIVERSO . . .

Tradicionalmente las “brajot” (bendiciones) se dividen en tres categorías:

-         Birjot hanehenim

Bendiciones recitadas antes de disfrutar de las cosas que nos rodean, antes de comer, beber y oler ciertas cosas.

-         Birjot hamitsvot

Bendiciones recitadas antes de llevar a cabo una mitsvá (mandamiento).

-         Birjot Hodaah

Bendiciones en momentos especiales para agradecer y alabar a Dios.

BENDICIONES TRADICIONALES

Bendición al despertar

Te doy las gracias Rey vivo y eterno

Por devolverme mi alma dentro de mí con compasión

Grande es tu fidelidad

 

Bendición después de efectuar nuestras necesidades fisiológicas

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que has creado al ser humano con sabiduría

Y has formado en su cuerpo orificios y cavidades. Revelado y sabido

Es delante de tu trono de gloria, que si uno solo de ellos

Se obstruyese o se abriese, no sería posible existir ni una sola hora.

Bendito eres Tú, Eterno, que curas a todas las criaturas

Y actúas maravillosamente.

 

Bendición antes de estudiar la Torá

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que nos santificas con tus mandamientos

Y nos ordenas involucrarnos en las Palabras de la Torá.

 

Bendición después de estudiar la Torá

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que nos diste la Torá de verdad y

sembraste la vida eterna en medio de nosotros

Bendito eres Tú Señor Dador de la Torá.

 

Bendición cuando vamos a comer pan

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que extraes el pan de la tierra.

 

Bendición cuando vamos a beber vino

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Creador del fruto de la vid.

 

Bendición cuando vamos a comer

la fruta de un árbol

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Creador del fruto de los árboles.

 

Bendición cuando vamos a comer verduras

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Creador del fruto de la tierra.

 

Bendición cuando comemos y bebemos

otros alimentos

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que por tu Palabra surgen todas las cosas.

 

Bendición después de las comidas

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que alimentas a todos en tu bondad y con tu gracia, generosidad

Y compasión das el pan a toda carne, porque tu misericordia

Es para siempre y por tu gran bondad nunca nos ha faltado nada

Ni nos faltará el alimento, por amor de tu gran nombre

Porque tu eres el Dios que alimenta y sostiene a todos y

Tú haces el bien a todos y preparas el alimento para las criaturas

que tú has creado. Bendito seas tú, Señor, que alimentas a todos.

Como está escrito:

Y comerás y te saciarás y bendecirás al Señor tu Dios.”

 

Bendición cuando algo bueno sucede a otra persona

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Por ser bueno y hacer el bien.

 

Bendición cuando sucede algo malo

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Juez verdadero.

 

Bendición por suplir nuestras necesidades

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que ha suplido toda mi necesidad.

 

Bendición por llevar nuestras cargas

Bendito eres Tú que cada día llevas nuestras cargas,

Dios de nuestra salvación.

 

Bendición al oír un trueno

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Cuya fuerza y poder llenan el universo.

 

Bendición cuando vemos el arcoíris

Bendito eres Tú Señor Dios nuestro Rey del Universo

Que recuerda el Pacto y es fiel a Su Pacto cumpliendo su Promesa.

 

Bendición cuando vemos alguna maravilla de la naturaleza (un relámpago, una estrella fugaz, un cometa, un amanecer)

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que haces las obras de la creación.

 

Bendición cuando aprendemos las letras hebreas

Bendito es el que enseñó a mi mano escribir las letras.

 

Bendición para las ocasiones especiales

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos has dado vida, Nos has dado la existencia

y nos has permitido llegar a este momento.

 

Bendición cuando entramos a una Sucá

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos has santificado con tus mandamientos

Y nos has ordenado habitar en la Sucá.

 

Bendición por la belleza que nos rodea

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Por tener cosas bellas en el mundo.

 

Bendición por la libertad

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que no me hizo esclavo.

 

Bendición cuando vemos el océano

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que hiciste el mar grande.

 

Bendición por la vista

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que das vista a los ciegos.

 

Bendición en el lugar donde ocurrió un milagro

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que hiciste un milagro para mí en este lugar.

 

Bendición cuando somos librados de algún mal (desastres naturales, accidentes de coche, una enfermedad grave . . .)

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que muestras bondad a los pecadores

Así como me la has mostrado a mí.

 

Bendición cuando vemos un Rey

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que has dado de tu gloria a carne y sangre.

 

Bendición cuando vemos u oímos un sabio de la Torá

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que has dado sabiduría a los que te temen.

 

Bendición cuando vemos a un erudito en su campo

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que has dado de tu sabiduría a carne y sangre (los hombres).

 

Bendición por la Tierra

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que extiendes la tierra sobre las aguas.

 

Bendición por la ropa

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que viste a los desnudos.

 

Bendición por el discernimiento

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que otorga entendimiento al corazón para

Distinguir entre el día y la noche.

 

Bendición por la fuerza

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que otorga fuerza al cansado.

 

Bendición por la capacidad de caminar

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que dispone los pasos del hombre.

 

Bendición por dar fortaleza a Israel

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que ciñe a Israel con fortaleza.

 

Bendición por coronar a Israel con gloria

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que corona a Israel con gloria.

 

Bendición por ser quienes somos

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que me hizo conforme a su voluntad.

 

Bendición por la soberanía de Dios

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que forma la luz y crea las tinieblas,

Que hace la paz y crea todas las cosas.

 

Bendición al oler la fruta

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Dador de una buena fragancia a las frutas.

 

Bendición al oler especias

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Creador de los diferentes tipos de especias.

 

Bendición al oler hierbas y plantas

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Creador de plantas aromáticas.

 

Bendición al oler arbustos y árboles

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Creador de árboles con fragancia.

 

Bendición antes de acostarnos

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Creador del día y la noche que

Extiendes la luz delante de las tinieblas

Y las tinieblas delante de la luz

Bendito eres Tú, Señor,

Creador del crepúsculo.

 

Bendición por la resurrección

Bendito eres Tú, Señor, que restaura las almas

En los cuerpos de los muertos.

 

BENDICIONES MESIANICAS

Bendición por la salvación

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos diste el camino de la salvación

por medio de Yeshua el Mesías, bendito sea. Amen

 

Bendición antes de leer el Brit Jadashá (N.T.)

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos diste a Yeshua el Mesías

Y los mandamientos del Nuevo Pacto.

Bendito eres Tú, Señor, Dador del Nuevo Pacto.

 

Bendición después de leer el Brit Jadashá (N.T.)

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos diste la Palabra de Verdad

Y has plantado vida eterna en nosotros.

Bendito eres Tú, Señor, Dador del Nuevo Pacto.

 

Bendición para las Festividades

Bendito eres Tú, Señor, Dios nuestro, Rey del universo,

Que nos diste Festividades y tiempos de regocijo,

Para la gloria de nuestro Señor Yeshua HaMashiaj

La luz del mundo.

 

BENDICIONES BÍBLICAS

“Bendito sea el SEÑOR que os libró de la mano de los egipcios y de la mano de Faraón, y que libró al pueblo del poder de los egipcios.”

Éxodo 18:10

“Bendito sea el SEÑOR, que ha dado reposo a su pueblo Israel, conforme a todo lo que prometió; ninguna palabra ha fallado de toda su buena promesa que hizo por medio de su siervo Moisés.”

I Reyes 8:56

“Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel, desde la eternidad hasta la eternidad. Entonces todo el pueblo dijo: Amén; y alabó al SEÑOR.”

I Crónicas 16:36

“Bendito eres, oh SEÑOR, Dios de Israel, nuestro padre por los siglos de los siglos.”

I Crónicas 29:10

“Bendito sea el SEÑOR, porque ha oído la voz de mis súplicas.”

Salmo 28:6

“Bendito sea el SEÑOR, porque ha hecho maravillosa su misericordia para mí en ciudad asediada.”

Salmo 31:21

“Bendito sea Dios, que no ha desechado mi oración, ni apartado de mí su misericordia.”

Salmo 66:20

“Bendito sea el Señor, que cada día lleva nuestra carga, el Dios que es nuestra salvación.”

Salmo 68:19

“Bendito sea el SEÑOR Dios, el Dios de Israel, el único que hace maravillas.”

Salmo 72:18

“¡Bendito sea el SEÑOR para siempre! Amén y amén.”

Salmo 89:52

“Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel, desde la eternidad y hasta la eternidad. Y todo el pueblo diga: Amén. ¡Aleluya!”

Salmo 106:48

“Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla.”

Salmo 144:1

“Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque nos ha visitado y ha efectuado redención para su pueblo . . .”

Lucas 1:68

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación . . .”

II Corintios 1:3

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo . . .”

Efesios 1:3

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos . . .”

I Pedro 1:3

AMEN Y AMEN