Un viernes por la noche, en el 2005, me encontraba en la casa de un amigo y hermano participando de la Cena del Shabat, era la primera vez que celebraba el Shabat según la tradición judía, con su buena cena correspondiente, con un buen vino, con el encendido de velas etc etc . . . la verdad es que fue una grandísima bendición conocer y vivir ciertas cosas que yo ignoraba y la verdad es que ignoraba muchas . . . aprovechamos esa cena tan especial y esa noche para hablar de la Torá, del Judaísmo, de Israel y de temas relacionados, tuve tanto interés por aprender acerca de las raíces hebreas/judías de muestra fe que cuando tuve la oportunidad de ir a una Yeshivá (Escuela donde se estudia Judaísmo) no lo dude ni por un momento y comencé a asistir, está Yeshivá era dirigida por Dan Ben Abraham, yo había leído su libro ISRAEL: MISTERIO Y REVELACION y tenía mucha expectativa de todo lo que este Jajám (= sabio), como muchos le llamaban en la Yeshivá, nos iba  enseñar. La Yeshivá se llevaba a cabo en una comunidad mesiánica con un trasfondo evangélico, cuando fui por primera vez me dieron una Kipá (gorrito para cubrirse parte de la cabeza) porque allí todos llevaban Kipá, fue la primera vez que me puse Kipá, ¡qué ilusión!, no lo digo irónicamente, lo digo totalmente en serio, allí estaba yo entre todos los talmidím (estudiantes) con mi Kipá y mi nariz y barba judía, de verdad, me sentía super-emocionado y contento . . . . estábamos aproximadamente 30 personas, las clases se llevaban a cabo durante todo el fin de semana, pues allí estábamos en la comunidad, un viernes por la tarde esperando a que comenzase la clase, la primera asignatura que estudiamos fue la historia de Israel, después, el Judaísmo, después estudiamos jurisprudencia judía, también estudiamos los Shevát Mitsvót Benéi Nóaj (conocidas en castellano como “las 7 leyes de los hijos de Noé"), etc cuando Dan Ben Abraham habló de Israel aprendí mucho, dijo cosas muy interesantes, cuando llegué a mi ciudad compartí con mi congregación lo que había aprendido, yo seguía estudiando la Torá, Judaísmo y la cultura judía, decidí aprender hebreo y empecé a estudiar online con e-TeacherHebrew, tuve cuatro profesoras judías y dábamos clase dos horas a la semana, una hora de clase y la otra hora para aclarar cualquier duda que hubiera podido surgir al hacer la tarea, estuve 3 años aprendiendo hebreo y me gasté una pasta porque el curso era bastante caro, una de las cosas que pude notar enseguida es que la forma de pronunciar algunas palabras hebreas de Dan Ben Abraham no era la correcta, esto fue algo que me chocó porque un rabino que dirige un Yeshivá que ha escrito varios libros y que ha hecho una nueva versión del Nuevo Testamento, debería pronunciar correctamente las pocas palabras hebreas que usa, cuando llegó la hora de viajar para ir a la Yeshivá, se tocó el tema de Yeshua, claramente el Jajám (como así le llamaban) enseñó que Yeshua NO era Dios y que los cristianos eran herejes cuando adoraban a Yeshua, convenció prácticamente a todos, esto no me lo esperaba porque en su libro ISRAEL: MISTERIO Y REVELACION enseñaba otra cosa, después me di cuenta que dicho libro ya NO lo ha vuelto a publicar debido a sus cambios teológicos, por ejemplo, en la página 131 Dan Ben Abraham escribió lo siguiente:

………………………………………………………………………………………….
EL CONCEPTO DE LA TRIUNIDAD DE DIOS NO ES ALGO EXTRAÑO EN EL JUDAÍSMO . . . CIERTAMENTE EL CRISTIANISMO HEREDÓ DICHO CONCEPTO DEL JUDAÍSMO . . . QUE EL JUDAÍSMO CREYÓ EN LA TRIUNIDAD Y QUE FUE EL JUDAÍSMO, NO EL CRISTIANISMO QUIEN ESTABLECIÓ TAL REVELACIÓN EN FORMA CODIFICADA, ES EVIDENTE ADEMÁS EN EL ZOHAR DONDE SE AFIRMA:
“¿CÓMO PUEDEN TRES SER UNO? . . . DIOS ES LUZ EN SU TRINIDAD EN UNIDAD”.
COMO PODEMOS APRECIAR, EL JUDAÍSMO RABÍNICO HA DESVIADO A SUS SEGUIDORES DE ESTA GRAN VERDAD DEL JUDAISMO . . .”
………………………………………………………………………………………….


 . . . muchos de los miembros de la Yeshivá se circuncidaron y comenzaron a vivir como judíos, yo decidí dejar dicha Yeshivá porque las enseñanzas de este hombre eran confusas y erróneas . . . él afirmó en la clase que habló de Yeshua que fue un santo del primer nivel, os dejo a continuación un testimonio que el propio Dan nos contó mostrándonos a un santo del primer nivel:

UN TZADIK (SANTO) ESTABA EN SU CASA EN SHABBAT Y SE TOCÓ LA BARBA, EN ESE MOMENTO PUDO NOTAR QUE SE HABÍA ARRANCADO TRES O CUATRO PELOS, COMO EN SHABBAT NO SE PUEDE HACER ESO, SE QUEDÓ TODO EL SHABBAT CON SU MANO EN LA BARBA . . . SEGUN DAN BEN ABRAHAM, ESTE HOMBRE ES UN TZADIK (SANTO) DEL PRIMER NIVEL ESPIRITUAL.

Algunos de la Yeshivá estuvieron a punto de llorar cuando escucharon este testimonio . . .

En ese momento me preocupé de mis hermanos que habían sido manipulados por este hombre, que creían todo lo que este hombre enseñaba . . . de hecho, este fue uno de mis motivos para aprender hebreo porque el diablo y los “rabinos” de turno se aprovechan de nuestra ignorancia y muchos usan el hebreo para enseñar cualquier barbaridad . . . de hecho, tengo una Escuela gratuita donde enseño Judaísmo y enseñó Torá y también tengo un curso donde enseño hebreo (aunque NO me considero un maestro lo poco que tengo lo comparto) . . .

Es triste como he visto a mis amigos volviendo a la Torá de Moisés y poniéndose bajo un yugo que NO se puede llevar, Pedro fue muy claro cuando dijo:

“Pero algunos de la secta de los fariseos que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden LA LEY DE MOISÉS. Entonces los apóstoles y los ancianos se reunieron para considerar este asunto. Y después de mucho debate, Pedro se levantó y les dijo: . . . . . Ahora pues, ¿por qué tentáis a Dios poniendo sobre el cuello de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?”
Hechos 15:5, 6, 7a y 10

Estos versículos muestran dos cosas MUY claramente:

  • 1.Que la Ley de Moisés es un yugo.
  • 2.Que nadie pudo llevar dicho yugo.

Como Pedro no miente y nadie le replicó, entonces lo que dijo es totalmente cierto, de hecho, el mensaje del Tanáj (A.T.) es que el hombre es pecador y que NO hay justo y si no hay ni un solo justo es porque NADIE PUDO CUMPLIR LA TORÁ, esto es lo que enseña el Tanáj (A.T.).

Volvamos a mi testimonio, ¿Qué consigue un creyente imitando a un judío? Absolutamente nada. Me acuerdo en una ocasión haciendo Minjá (la oración realizada por la tarde) en la comunidad y cuando nos pusimos a leer las oraciones todos se balanceaban, imagínate un grupo de 10 gentiles formando un Minyán (mínimo grupo de varones judíos para poder celebrar las plegarias públicas) y además yo y alguno más incircuncisos ja ja ja si un judío hubiese visto semejante espectáculo se habría reído de nosotros. Me acuerdo una vez después de un culto de la comunidad preguntar a una hermana que si sabían lo que cantaban en hebreo (las canciones que cantaban estaban en hebreo) y me dijo que no las entendían y yo me pregunto: ¿Es que Dios no entiende castellano? ¿Se puede considerar alabanza el cantar canciones sin saber uno lo que dice?

El judío respeta la fe genuina de los cristianos, lo que NO respeta son los que dicen que son judíos porque tienen un apellido judío o porque llevan Kipá y se comportan como si fuesen los más sabios, los más justos, los más dignos y los que llegan a ser “más judíos que los judíos”. Quiero dejar algo muy claro: ningún gentil podrá superar a un judío (un shomér Torá) guardando la Torá, ¡NINGUNO! (shomér = observante).

Es triste que el descubrimiento de las raíces hebreas de nuestra fe en Yeshua, se convierta en una piedra de tropiezo para muchos. Yo doy gracias a Dios por todo lo que he aprendido (y sigo aprendiendo), he examinado todo y me he quedado con lo bueno y en la medida que pueda, ayudaré a otras personas a conocer lo que yo he conocido y a evitar que caigan en algunos errores que pueden conducir a un precipicio peligroso.

Me acabo de acordar de una experiencia que viví en la Yeshivá que puede aclarar lo que he dicho de que las enseñanzas de Dan Ben Abraham son confusas y erróneas:

Después de hacer que los varones de la Comunidad se circuncidaran y después de hacer que todos llevasen Kipá y Tsitsít (unos flecos especiales), les dijo que su circuncisión NO era válida y que no podían llevar Kipá ni tsitsít . . .

Suena un poco raro ¿verdad? Pues eso fue lo que les dijo, entonces añadió que para que su circuncisión fuese válida debían hacer una ceremonia llamada Hatafat Dam Brit que consistía en pinchar el pene para sacar una gota de sangre, todos los varones accedieron a llevar a cabo dicha ceremonia.

Después de todo lo visto y todo lo vivido, he querido compartir con todos los peligros del movimiento mesiánico, creo que como en todos los movimientos lo importante es NO irse a los extremos porque ningún extremo es bueno . . .

Para cualquier cosa, aquí me tenéis y muchísimas bendiciones para todos.

Be’ahavát Yeshúa / En el amor de Jesús

Juan

SEGUNDA PARTE AQUÍ