Hermano Juan, tú afirmas que a Dios NO le afecta nuestro pecado, ni nuestra obediencia, pero ¿sin obediencia como puedo agradar a Dios?

Mis afirmaciones están basadas en la parábola del hijo pródigo, ¿Castigó el Padre al hijo menor? ¿Estaba Dios enfadado con él? ¡Todo lo contrario! Y acerca del hijo mayor, ¿Le sirvió su obediencia de algo cuando ni siquiera quiso compartir la alegría que su Padre sentía cuando el hijo menor regresa a su casa? El Padre tuvo que salir para invitar a su hijo tan obediente a entrar en casa . . . Según podemos ver, nuestro pecado NO sorprende a Dios, NO le afecta a Dios, el pecado nos afecta a nosotros de una forma negativa y destructiva, pero NO le afecta a Dios, ni le toma por sorpresa, Dios sabía ayer que iba a pecar hoy, tampoco nuestra obediencia parcial le sorprende a Dios y digo parcial porque si vivimos nuestras vidas basados en nuestra obediencia, nunca conseguiremos obedecer a Dios en todo y siempre será una obediencia parcial.

¿Cómo agradamos a Dios? Agradamos a Dios cuando creemos en él. Nuestra fe agrada a Dios. Cuando confiamos en Jesús y nuestra vida es Él, entonces estamos haciendo la Obra de Dios:

“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.”
Juan 6:28 y 29

Si yo le digo a mi hijo que limpie su habitación y lo hace, a mí no me está agradando porque lo único que hizo fue lo que se le pidió, además yo ni siquiera entró en su habitación, pero si yo estoy leyendo un libro y mi hijo se acerca y me abraza y me dice que me quiere, entonces mi hijo SÍ me está agradando, pero esto NO es obediencia, esto es RELACIÓN y es precisamente lo que Dios quiere tener con cada uno de nosotros: una RELACIÓN basada en la confianza y en al amor.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.