¿Tengo que guardar el Shabat bajo el Nuevo Pacto?

Querida hermana, en primer lugar, quiero decirte que tú SÍ guardas el Shabat porque el Shabat en el Nuevo Pacto NO es un día, en el Nuevo Pacto es una persona, Jesús es nuestro Shabat, Jesús es nuestro Reposo y cuando vamos a Él poniendo nuestra fe y confianza en Él, entramos en el reposo:

“Pero los que hemos creído entramos en el reposo,”
Hebreos 4:3

Por eso, Jesús mismo nos dijo: “Venid a mí y yo os haré descansar.

En el Antiguo Testamento encontramos muchas sombras, pero en el Nuevo Pacto tenemos lo que dichas sombras o tipos representaban en realidad:

¿Recuerdas la Roca de la cual bebieron los Israelitas en el desierto? Pablo nos dice que esa Roca era Cristo:

“y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.”
I Corintios 10:4

¿Recuerdas el cordero de la Pascua sacrificado? Pablo nos dice que ahora Cristo es nuestra Pascua.

“porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.”
I Corintios 5:7b

¿Recuerdas cuando Abraham dijo: “Dios se proveerá de cordero para el holocausto” (Gn. 22:8a)? Pues cuando Juan el Bautista ve a Jesús, dice:

“He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”
Juan 1:29

¿Y el maná del cielo?

“Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo.”
Juan 6:41

Jesús es el Pan de vida, el maná que descendió del cielo.

Jesús es nuestro Tabernáculo:

“Y el Logos se hizo carne y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria, gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.”
Juan 1:14

“He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.”
Apocalipsis 21:3

Jesús es nuestro Tabernáculo donde podemos morar con nuestro Dios, Cristo es el maná, el pan que descendió del Cielo para alimentarnos y darnos vida, Jesús fue la Roca que nos sigue y sacia nuestra sed, él es el Cordero de Dios que quitó nuestro pecado, él es nuestro Sacerdote para siempre, él es nuestro Shabat, nuestro reposo . . .

Por eso, Pablo pudo afirmar:

“Cristo es el todo y en todos.”
Colosenses 3:11b

La realidad de esas sombras es JESUCRISTO y nosotros ya no vivimos en las sombras, ahora vivimos en la Luz del Evangelio, en la Luz del Nuevo Pacto, en la Luz de Jesús.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.