¿Podrías darme algunas citas donde Jesús nos diga que dejemos la Ley de Moisés?

Entiendo perfectamente lo que me estás pidiendo, pero la cosa NO es tan fácil porque Jesús vino a guardar y a cumplir la Ley, él nació bajo la Ley (Gl. 4:4) y se hizo siervo de la circuncisión (Ro. 15:8). Debemos recordar que el Nuevo Pacto comienza cuando Jesús muere, por eso, el asunto de la Ley es posterior a su muerte, por este motivo, es difícil que los que se aferran a la Ley acepten que la Ley fue abolida porque cuando escuchan a Jesús, escuchan la Ley y los mandamientos, ya que Jesús los citó en varias ocasiones.

Si somos sinceros, en la llamada “Iglesia Primitiva” había una división, tenemos los que todavía se aferraban a la Ley de Moisés y los que habían entendido el alcance del Nuevo Pacto, por eso, la transición entre Pactos NO fue fácil . . .

Muchos afirman que la enseñanza de Jesús y la enseñanza de Pablo son contradictorias, pero no se dan cuenta que las DOS enseñanzas son correctas y verdaderas, lo que ocurre es que Jesús enseñó AC (ANTES DE LA CRUZ) y Pablo enseñó DC (DESPUÉS DE LA CRUZ).

Cuando prestamos atención a las palabras de Jesús y a lo que Jesús hizo, también podemos ver que la Ley y que el Antiguo Pacto iban a pasar.

Cuando Jesús maldice la higuera, la higuera representa la vida bajo la Ley de Moisés, una vida SIN frutos, Jesús maldice la vida bajo la Ley porque NO producía vida y porque traía el fruto de muerte, en el judaísmo se enseña que la higuera era el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal porque cuando Adán y Eva comen del Árbol, se tapan con las hojas de higuera . . . por tanto, fue MUY significativo que Jesús maldijese la higuera.

Cuando Jesús dijo que él vino a cumplir la Ley y los Profetas, estaba mostrándonos que la Ley fue escrita para ÉL y que los profetas escribieron de ÉL . . .

“Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.”
Lucas 24:44

Lo que se conoce como la Biblia Hebrea (el Tanáj), es decir, el Antiguo Testamento, fue escrita para Jesús, por eso, cuando Jesús cumple lo que escribió el salmista, ¿lo debo cumplir yo ahora? ¡NO! Jesús lo cumplió, cuando Jesús cumple lo que escribió un profeta, ¿lo debo cumplir yo ahora? ¡NO! Jesús lo cumplió, cuando Jesús cumple lo que dijo Moisés (por ejemplo: la circuncisión), ¿lo debo cumplir yo ahora? ¡NO! Jesús lo cumplió. Jesús sabía que las profecías de los profetas eran para él y que los mandamientos de la Ley eran para él.

“Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas”
Juan 1:45

Pablo nos dice que “la Ley es santa” (Ro. 7:12a), la palabra SANTA significa DEDICADA /  SEPARADA / APARTADA, la Ley es santa porque ha sido apartada para Jesús, ha sido escrita para Jesús, dedicada para Él.

Las palabras de Jesús que deberían dejar zanjado el tema de la Ley y del Antiguo Pacto son las palabras que él dijo cuando establece el Nuevo Pacto en su sangre.

La carta a los hebreos nos muestra la grandeza de Jesús y la superioridad del Nuevo Pacto, los escritos de Pablo también establecen que la Ley pasó . . . es triste que se predique tan poco del Nuevo Pacto, del mensaje del Evangelio y de la vida bajo la Gracia de Dios, personalmente creo que la falta de fe, de amor, de poder, de paz . . . es porque lo que se oye es Ley, pero vestida con la Gracia y cuando mezclamos la Gracia con la Ley el resultado es: LEY, esto lo enseña Pablo muy claramente.

Si quieres citas de lo que Cristo nos enseñó de la Ley a través de nuestro hermano Pablo, hay muchísimas, pero supongo que ya las conoces.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.