¿Qué piensa usted respecto a la división que hicieron algunos reformadores respecto a la Ley? ¿Son correctas esas distinciones? De ser así, ¿estaríamos obligados a guardar la ley moral?

Las distinciones se hacen por dos motivos: para clasificarlas con el fin de poder estudiarlas agrupadas o para justificar la desobediencia a partes de la Torá.

Si las dividimos para estudiarlas está bien, pero si las dividimos para justificar la desobediencia a partes de la Torá, entonces está mal.

La Torá es una UNIDAD, nosotros no somos nadie para poder elegir las leyes que vamos a guardar o para decidir los mandamientos que hoy en día se aplican, la Ley debe ser guardada en su totalidad, de hecho, en la propia Torá, Dios dice que guardemos TODAS las palabras escritas, TODOS los mandamientos, TODAS las prohibiciones. Este es el peso real de la Torá, NO la Torá Light que hoy en día se suele enseñar, por eso, cuando un joven judío rico le dice a Jesús que ha guardado la Torá, Jesús le tiene que señalar que “UNA COSA TE FALTA”, a cualquiera que afirme que guarda la Torá, Jesús le dirá las mismas palabras: UNA COSA TE FALTA . . .

La vida NO está en la Torá, la vida está en Cristo, cuando le recibimos, recibimos la Vida y recibimos el perdón de TODOS nuestros pecados, por eso, ya no hay sacrificios porque la sangre del Cordero de Dios quitó el pecado del mundo, la sangre de animales nunca pudo quitar los pecados, por eso, siempre se ofrecían sacrificios, sin embargo, la sangre del Mesías fue “una vez y para siempre”, por eso, Dios permitió que el Templo fuese destruido y además Dios ya NO moraba en esa Casa, la Casa de Dios en el Templo fue dejada desierta como el mismo Jesús nos dijo, ahora en el Nuevo Pacto, nosotros somos la Casa de Dios, somos Piedras Vivas y Columnas del Templo de nuestro Dios.

¿Estamos obligados a guardar la Ley Moral?

Como te he dicho antes, los que quieren estar bajo el Antiguo Pacto DEBEN GUARDAR TODA LA LEY, pero nosotros que hemos muerto a la Ley de Moisés, tenemos la Ley del Mesías que es la Ley de la Fe y el Amor, por tanto, yo NO mato a nadie porque tengo la Ley del Amor en mi corazón, yo no robo a nadie porque amo a mi prójimo y NO quiero perjudicarle, como puedes ver, aparentemente, el creyente guarda la Ley moral porque no roba, ni miente, ni mata, etc pero en realidad todo esto NO surge de una vida de mandamientos y prohibiciones, todo esto que hacemos y no hacemos ahora, surge de una vida de AMOR.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.