La Poligamia NO era el Plan de Dios

La poligamia NO fue el plan de Dios antes de la caída, NI después de la caída. Dios no enseña, ni establece la poligamia en la Ley de Moisés, ni Jesús la enseña, ni la permite, ni Pablo la enseña, ni la permite . . . está claro que algunos hombres de Dios tuvieron varias esposas, pero también está claro que NO era el plan de Dios . . . el hombre se tomó la libertad de tener varias esposas posiblemente por la influencia de otros pueblos y por las circunstancias de la propia época en la que vivían . . . Dios toleró la Poligamia, pero no era el plan de Dios antes de la caída, NI después de la caída como podemos ver a continuación:

Dios dijo:

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer (singular)”
Génesis 2:24

Jesús que enseñó la Torá dijo:

“Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer (singular)”
Marcos 10:7

Pablo dijo:

“cada uno tenga su propia mujer (singular), y cada una tenga su propio marido (singular).”
I Corintios 7:2

Cuando Dios se refiere a la esposa en la Escritura, siempre se refiere en singular:

“Tu mujer (singular) será como fecunda vid en el interior de tu casa . . .”
Salmo 128:3

“Sea bendita tu fuente, y regocíjate con la mujer (singular) de tu juventud . . .”
Proverbios 5:18

“El que halla esposa (singular) halla algo bueno y alcanza el favor del SEÑOR.”
Proverbios 18:22

“Casa y riqueza son herencia de los padres, pero la mujer (singular) prudente viene del SEÑOR.”
Proverbios 19:14

“Goza de la vida con la mujer (singular) que amas . . .”
Eclesiastés 9:9

La Escritura también nos muestra la poligamia como una causa de conflicto, de hecho, las mujeres de Salomón desviaron su corazón:

“Pues sucedió que cuando Salomón era ya viejo, SUS MUJERES desviaron su corazón tras otros dioses, y su corazón no estuvo dedicado por entero al SEÑOR su Dios”
I Reyes 11:4

El padre de Salomón, David, cuando fue castigado por su pecado, el juicio de Dios también cae sobre sus esposas:

“. . . de tu misma casa levantaré el mal contra ti; y aun tomaré tus mujeres delante de tus ojos y las daré a tu compañero, y éste se acostará con tus mujeres a plena luz del día.”
II Samuel 12:11

David tuvo que aprender la lección porque más adelante esto es lo que hace:

“Cuando David llegó a su casa en Jerusalén, el rey tomó las diez mujeres, las concubinas que había dejado para guardar la casa, las puso bajo custodia y les dio alimento, pero NO se llegó a ellas; y estuvieron encerradas hasta el día de su muerte, viviendo como viudas.”
II Samuel 20:3

Las dos esposas de Esaú amargaron la vida de Isaac y Rebeca:

“Y cuando Esaú era de cuarenta años, tomó por mujer a Judit hija de Beeri heteo, y a Basemat hija de Elón heteo; y fueron amargura de espíritu para Isaac y para Rebeca.”
Génesis 26:34-35