Feliz Jánuca, Feliz Navidad y Feliz Janu-vidad

¿Hacen bien los judíos celebrando la “Fiesta de las Luces” como también se suele llamar a la Fiesta de Jánuca? ¿Hacen bien los judíos recordando lo que Dios ha hecho por ellos? ¡POR SUPUESTO QUE HACEN BIEN! . . . Y ahora te pregunto, ¿no hacemos nosotros bien celebrando el evento más importante de la historia de la humanidad y de todo el universo? El pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz y esa luz tiene un nombre: YESHUA – JESÚS. La Luz del Mundo, la luz que ilumina todo el universo, vino a esta tierra para iluminar nuestros corazones, nuestras vidas, nuestros caminos, nuestra oscuridad . . .

Navidad es la Fiesta de la Luz, es la Fiesta de la Vida, es la Fiesta de YESHUA – JESÚS, es la Fiesta para recordar el hecho histórico más importante de toda la historia de la humanidad, un hecho que marcó la propia historia, A.C. y D.C., pero no solamente la historia, también ha marcado nuestras vidas . . . ¿Hacemos bien los creyentes celebrando la Navidad? Para mí la Navidad NUNCA ha sido paganismo, nunca me he arrodillado delante del arbolito de Navidad ni lo he adorado, y la verdad es que no conozco a nadie que lo haya hecho, en mi vida, la Navidad ha sido un motivo de alegría y de esperanza, la Navidad es un tiempo de familia donde se fomenta el amor y la reconciliación, es un tiempo de pensar en nuestros seres queridos que ya no están con nosotros y dar gracias a Dios por el tiempo que Él nos permitió vivir con ellos, es un tiempo para poder compartir con otros el verdadero motivo de la Navidad: el gran AMOR del Padre enviando a su Hijo al mundo.

En España es muy típico poner el Portal de Belén en las casas y comercios, yo no conozco las tradiciones en otros países, pero en el Portal de Belén NO aparece Santa Claus, aparece UNA FAMILIA JUDÍA: José, María y el niño; aparecen ángeles, gracias a la Navidad, cuando era pequeño conocí que un pueblo en Israel se llama Belén, gracias a la Navidad conocí a un hombre judío llamado José y a una mujer judía llamada María, gracias a la Navidad supe que los ángeles existen, gracias a la Navidad supe que una estrella dirigió a unos Magos al lugar donde se encontraba Yeshua – Jesús.

Es cierto que la Navidad se ha ido distorsionando y, cada vez más, se pone énfasis en cosas materiales/mundanas, pero esta distorsión NO debe afectar a nosotros que SÍ entendemos el verdadero significado de la Navidad.

Sinceramente, no entiendo los ataques a la verdadera Navidad, a la verdadera Fiesta, a la verdadera celebración, al mensaje tan tremendo que esta Fiesta nos muestra. Si para ti la Navidad es Papa Noel, entonces ese es tu problema, si para ti la Navidad son los regalos, entonces ese es tu problema, creo que el espíritu de la Navidad es más elevado que unos meros regalos, mazapanes, turrón y champán.

Déjame preguntarte algo, ¿Crees que el Padre se va a enfadar porque recordemos y celebremos el nacimiento de su amado Hijo en este mundo? El nacimiento es un acontecimiento que produce alegría y cuando hablamos del nacimiento de Yeshua-Jesús, estamos hablando de una alegría sin límites. ¿Dónde se prohíben en la Biblia los cumpleaños? En ningún lugar. En las Escrituras, Dios nos dice que recordemos sus obras, creo que la obra más maravillosa de Dios es que Él mismo se hizo hombre, Emanuel, “Dios con nosotros”.

Si este año estás celebrando Jánuca, te deseo una Feliz Jánuca, si este año vas a celebrar la Navidad te deseo una Feliz Navidad y si celebras las dos Fiestas, te deseo una Feliz Janu-vidad ja ja ja . . . que la luz del mundo – Yeshua – Jesús – pueda seguir iluminando nuestros corazones y que su luz se extienda por toda la tierra.

El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos . . . Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

En YESHUA-JESÚS estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Y YESHUA-JESÚS fue hecho carne, y habitó entre nosotros y vimos su gloria lleno de gracia y de verdad.