¿Qué pasa con los cristianos que NO prosperan?

Acerca de la prosperidad entre cristianos hay mucho que decir, está claro que nadie puede comprar la bendición de Dios, eso creo que ya ha quedado claro, el diezmo NO es una fórmula mágica para conseguir más dinero, de hecho, ni siquiera está vigente, entonces ¿Qué ocurre? Esta es una pregunta para meditar y me parece muy interesante, pero de entrada lo que me viene es que muchos piensan que la oración puede sustituir el estudio y el trabajo, esto es falso, muchos piensan que si oro mucho, Dios me suplirá, si voy los domingos a la iglesia, Dios me suplirá, si soy Pastor, Dios me suplirá, muchos no entienden que el trabajo es un don de Dios, que debemos estudiar y esforzarnos para tener buenos trabajos, que debemos intentar ser los mejores en todo lo que hagamos, nuestra vida NO puede girar en torno a la Iglesia, nuestra vida debe girar en torno a nuestras familias y a las personas que nos rodean, muchos van a la Iglesia como un escape de la situación que tienen en casa, otros van a la iglesia para esconderse porque están llenos de temores e inseguridades, reitero Dios nos ha creado con un cuerpo para utilizarlo, Pablo nos dijo que “si no queremos trabajar, que tampoco comamos” . . . también Pablo dice que había algunos que andaban desordenadamente “sin trabajar” (II Ts. 3:9 y 10). El mensaje de dejarlo todo por Cristo suena muy bien, pero NO es del todo correcto, ¿tengo que dejar a mi esposa por Cristo? ¿Tengo que dejar a mis hijos por Cristo? ¿Tengo que dejar a mis amigos mundanos por Cristo? ¿Tengo que dejar mis estudios por Cristo? ¿Tengo que dejar mi carrera y mi trabajo por Cristo?. . . Creo que el Señor quiere que estemos bien preparados en todos los sentidos: espíritu, alma y cuerpo, creo que si oramos seriamente Dios puede mostrarnos ideas creativas para poder ganar dinero, Dios nos puede poner personas claves en nuestra vida para abrirnos puertas y poder tener buenos trabajos, Dios nos puede capacitar con talentos especiales con los que poder hacer dinero . . . pero nunca debemos olvidar que todo lo que Dios nos da es por su gran amor y su misericordia, tampoco debemos olvidar que lo que tenemos debemos usarlo sabiamente y compartirlo con los que tienen menos . . . la prosperidad no es para tener el mejor coche, tener la mejor casa, la prosperidad es para poder servir al Señor mejor y poder ayudar a otros hermanos (y no solamente hermanos) con necesidad . . .

Lo que te acabo de comentar es lo primero que me ha venido, también podría decirte que NO todos los que se llaman cristianos son cristianos, hay “cristianos” que usan la mentira, son irresponsables, son vagos . . . este tipo de personas es muy difícil que prospere con la bendición de Dios (la que NO añade tristeza), porque Dios bendice nuestro esfuerzo, sacrificio y trabajo, Dios no bendice nuestra falta de seriedad, de responsabilidad y de honestidad. Además este tipo de personas nadie las quiere a su lado, por lo menos, yo no las quiero a mi lado.

Esto es lo que yo opino, puedo estar equivocado . . .

Muchas bendiciones

Juan