¿Qué les sucede a los bebés y a los niños cuando mueren?

Te voy a contar lo que creo después de muchos años estudiando el tema, pero quiero dejar claro que: todo lo que te voy a decir lo creo con TODO mi corazón.

Cuando un bebé muere viene un ángel a por él y lo lleva a la presencia de Yeshua / Jesús, ese bebé sigue siendo bebé cuando llega al cielo y debe crecer y desarrollarse en el cielo, si el bebé tenía algún talento natural, en el cielo aprenderá a desarrollarlo, estará rodeado de otros bebés y otros ángeles que cuidan de los bebés, es triste que nosotros NO podamos ver todo esto y en ocasiones es triste que no lo comprendamos, Dios ama a los niños, especialmente a los bebés, un bebé no pudo crecer para poder creer, pero tampoco pudo crecer para poder pecar, en el cielo podrá experimentar amor, gozo, paz, esperanza, satisfacción y todo de una forma plena . . . ¿preguntará por sus padres? Por supuesto, de hecho cuando morimos los ángeles que nos llevan al cielo a veces vienen con nuestros padres fallecidos e hijos fallecidos para recibirnos, ¿Podrá verte tu hija desde el cielo? Por supuesto que sí, hay un lugar donde podemos ver lo que está pasando en la tierra, ¿Puede permitir que veas a tu niña en un sueño y/o en una visión? Por supuesto que sí, PERO esto es algo que depende de ÉL NO de nosotros, todo intento de contacto de nuestra parte con personas fallecidas está prohibido, pero SI el Señor quiere, puede permitir un encuentro con alguna persona querida fallecida, pero repito esto NO es algo que pedimos, esto es algo que si Él quiere Él lo permite . . . en el cielo hay casas, escuelas, hay árboles, hay animales, hay flores, pero en el cielo el reino animal vuelve a ser como lo fue en un principio, tiene amistad con el hombre, los arboles emiten notas de alabanza, las flores emiten notas de alabanza, en el cielo SIEMPRE hay música ambiental, siempre hay alabanza y adoración . . . en el cielo no se necesita hablar, la comunicación es de espíritu a espíritu, la boca se puede usar para hablar, pero su función principal es para como un instrumento de alabanza, en el cielo podemos comer, podemos beber, podemos saborear, pero no por necesidad, por placer, los alimentos son absorbidos por nuestros cuerpos espirituales . . . los cuerpos espirituales NO tienen órganos internos, no tenemos que ir al cuarto de baño . . . todos nuestros sentidos en el cielo se intensifican y algunas cosas son conocidas por conocimiento sobrenatural espontaneo, si en el cielo nos cruzamos con Moisés, sabremos que es Moisés, por conocimiento espontaneo . . .

“Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.”
Filipenses 1:21-24

Pablo afirma que la muerte es una partida, un viaje a la presencia de Dios.

“Porque yo ya estoy para ser derramado como una ofrenda de libación, y el tiempo de mi partida ha llegado.”
II Timoteo 4:6

El cielo estaba esperando a Pablo y él ya estaba preparado. Para Pablo NO estar en esta tierra significaba estar PRESENTE CON el Señor.

“más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.”
II Corintios 5:6 y 8

Pablo ya había visitado el Paraíso posiblemente en su espíritu (fuera del cuerpo):

“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.”
II Corintios 12:2-4

Pedro usa prácticamente los mismos términos que Pablo, él usa "separación" en vez de "partida", pero las dos palabras tienen la misma idea.

“Y considero justo, mientras esté en este cuerpo, estimularos recordándoos estas cosas, sabiendo que mi separación del cuerpo terrenal es inminente, tal como me lo ha declarado nuestro Señor Yeshua HaMashiaj.”
II Pedro 1:13 y 14

Cuando Esteban muere encomienda su espíritu al Yeshua:

“Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Yeshua, recibe mi espíritu.”
Hechos 7:59

Yeshua encomendó su espíritu al Padre:

“Y Yeshua, clamando a gran voz, dijo: Padre, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPIRITU. Y habiendo dicho esto, expiró.”
Lucas 23:46

La hija de Jairo resucitó cuando le volvió el espíritu (que estaba presente en el Señor) . . .

“Entonces le volvió su espíritu, y se levantó al instante, y El mandó que le dieran de comer.”
Lucas 8:55

Porque: “. . . el cuerpo sin el espíritu está muerto . . .” Santiago 2:26

Debemos recordar que nuestro cuerpo es nuestra morada terrenal TEMPORAL:

“Me vestiste de piel y carne, Y me tejiste con huesos y nervios.”
Job 10:11

“Porque sabemos que si la tienda terrenal que es nuestra morada, es destruida, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha por manos, eterna en los cielos.”
II Corintios 5:1

Si vivimos: vivimos con ÉL y si morimos: vivimos con ÉL . . . como leemos:

“Él murió por nosotros para que, en la vida o en la muerte, vivamos con él.”
I Tesalonicenses 5:10

En el A.T. cuando una persona moría era reunido con sus padres y con su pueblo:

“Tú irás a tus padres en paz; y serás sepultado en buena vejez.”
Génesis 15:15

“Y expiró Isaac y murió, y fue reunido a su pueblo, anciano y lleno de días; y sus hijos Esaú y Jacob lo sepultaron.”
Génesis 35:29

En el caso de David, él dijo:

“Pero ahora que ha muerto, ¿por qué he de ayunar? ¿Podré hacer que vuelva? Yo iré a él, pero él no volverá a mí.”
II Samuel 12:23


El cuerpo duerme en la tierra, pero el espíritu vuelve a Dios:

“. . .entonces volverá el polvo a la tierra como lo que era, y el espíritu volverá a Dios que lo dio.”
Eclesiastés 12:7

El rico de la historia que Yeshua contó, sentía y recordaba todo lo de su vida en la tierra:

“Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: "Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama." Pero Abraham le dijo: "Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía.”
Lucas 16:22 y 25

Las almas de los hombres recuerdan y están conscientes, de hecho vemos como los mártires piden venganza en Apocalipsis

"vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido; y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra? Y se les dio a cada uno una vestidura blanca; y se les dijo que descansaran un poco más de tiempo, hasta que se completara también el número de sus consiervos y de sus hermanos que habrían de ser muertos como ellos lo habían sido.”
Apocalipsis 6:9-11

Por eso nos dijo Yeshua que NO debemos temer los que matan el cuerpo, pero NO pueden matar nuestra alma:

“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (gr. GEHENA).”
Mateo 10:28

Termino recordándote que si Abraham está muerto, entonces Dios NO puede ser el Dios de Abraham porque nuestro Dios es un Dios de vivos y NO de muertos.

“Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven.”
Lucas 20:38

Muchas bendiciones

Juan