¿Por qué la profecía es condicional?

La profecía cuando tiene que ver directamente con el hombre es condicional porque depende de la respuesta del hombre, en el taller hemos visto 2 ejemplos: Acab y Nínive. Déjame ponerte un par de ejemplos más:

“En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: El Señor dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.”
Isaías 38:1

¿Dónde está la condición en estas palabras? . . . NO existe, pero aunque NO la mencione (la condición), la profecía es condicional, recuerdas lo que vimos con Nínive, tampoco Dios puso condiciones a Nínive, pero . . . en respuesta del arrepentimiento de Nínive, Dios se arrepintió del mal que había dicho que iba a llevar a cabo.

Cuando Ezequías se pone enfermo aunque recibe una palabra de un profeta (y la palabra del profeta a los ojos del Pueblo era lo mismo que la palabra de Dios), no se rinde, no dice: “Hágase tu voluntad”, de alguna forma, Ezequías entendía el principio de que toda profecía que tiene que ver con el hombre es CONDICIONAL y depende de la respuesta del hombre.

Fíjate como sigue la historia:

“Oh Señor, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro. Entonces vino palabra del Señor a Isaías, diciendo: Vé y dí a Ezequías: El Señor Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años. Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé.”

Ezequías NO murió como en un principio había dicho el mismo Dios que pasaría, la oración y las lágrimas hicieron que Dios le diera más años de vida, al final su enfermedad no fue "de muerte".

“Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo.”
Ezequiel 33:13

Está claro que lo que Dios dice al justo que le pasará, después puede ser cambiado por sus acciones injustas, lo mismo sucede con el injusto, veamos:

“Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá.”
Ezequiel 33:14 y 15

Lo que Dios dice que hará al impío/injusto (y fíjate que no hay condiciones), al final puede cambiar dependiendo de cómo responda el injusto a la Palabra de Dios.

Te pongo un ejemplo más de cómo Dios puede cambiar lo que dijo que iba a suceder:

“Por tanto, el Señor el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho el Señor: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.”
I Samuel 2:30

Fíjate que aquí NO hay ninguna duda del cambio que se produce porque es el mismo Señor el que está señalando lo que dijo que iba a hacer y lo que ahora va a hacer . . . "Yo había dicho que . . . mas ahora ha dicho el Señor . . ."

Muchas bendiciones

Juan