Las Limitaciones de Satanás

1. El Diablo NO puede estar en dos lugares al mismo tiempo.

Satanás es un ser creado limitado geográficamente. No puede estar en China y en Francia al mismo tiempo.

“Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: "El que tiene la espada aguda de dos filos, dice esto: 'Yo sé dónde moras: donde está el trono de Satanás . . .”
Apocalipsis 2:12 y 13

2. El Diablo NO puede leer nuestras mentes.

Satanás intenta saber lo que está pasando en nosotros por nuestros gestos, por nuestras palabras, por nuestras acciones y reacciones, por nuestro comportamiento . . . El Diablo observa y saca conclusiones.

El Diablo no sabía lo que estaba pasando cuando Yeshua vino a la tierra. El Diablo estaba confundido y no sabía cómo actuar.

“Y tomándole aparte, Pedro comenzó a reprenderle, diciendo: ¡No lo permita Dios, Señor! Eso nunca te acontecerá. Pero volviéndose El, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres piedra de tropiezo; porque no estás pensando en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.”
Mateo 16:22 y 23

Satanás usa a Pedro para decirle a Yeshua que NO muriese, sin embargo un poco más adelante vemos como Satanás pone en el corazón de Judas el entregar a Yeshua.

“Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara . . .”
Juan 13:2

El Diablo no sabe si los dardos de fuego que nos lanza surten efecto hasta que oye nuestras palabras y ve nuestras acciones y reacciones.

3. Los ataques del Diablo NO son duraderos.

Sus recursos son limitados, su poder es limitado, sus estrategias son limitadas.

“Cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se alejó de Él esperando un tiempo oportuno.”
Lucas 4:13

El Diablo viene para tentarnos, pero cuando prevalecemos a sus tentaciones y ataques se tiene que ir.

“Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.”
Efesios 6:13

El día malo es cuando el diablo nos lanza su ataque, el diablo planifica los ataques, debemos resistirle y estar firmes en fe aferrados a la Palabra de Dios en ese día malo, en el día del ataque, en el día de la prueba.

Si vivimos por fe, Satanás NO podrá prevalecer, el escudo de la fe apaga los dardos de fuego del Maligno.

El Todopoderoso nos ha dado autoridad y poder para prevalecer, para ser más que vencedores.

“Sobre el león y la cobra pisarás; hollarás al cachorro de león y a la serpiente.”
Salmo 91:13

“Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño.”
Lucas 10:19

“Y el Dios de paz aplastará pronto a Satanás debajo de vuestros pies.”
Romanos 16:20a

4. El Diablo NO puede atacarnos si Dios no le ha dado permisopara hacerlo.

Esto solamente es cierto si estamos caminando en la voluntad de Dios, si caminamos en pecado y en desobediencia, estaremos dando lugar al Diablo y NO necesitará permiso para atacarnos.

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; y fiel es Dios, que no permitirá que vosotros seáis tentados más allá de lo que podéis soportar, sino que con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que podáis resistirla.”
I Corintios 10:13

Fue el Espíritu Santo el que llevó a Yeshua al desierto para ser tentado por el Diablo (Mt. 4:1), Dios nos lleva a la tentación para que conozcamos lo que hay dentro de nosotros, lo que somos verdaderamente.

“. . . sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada.”
Santiago 1:3 y 4

“Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman. Que nadie diga cuando es tentado: Soy tentado por Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal y El mismo no tienta a nadie.”
Santiago 1:12 y 13

Comparemos estos versículos de la versión La Biblia de las Américas con la versión Reina Valera:

“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie . . .”

La palabra griega (peirasmos) para prueba y tentación es la misma, por tanto cuando somos tentados estamos siendo probados. Si vemos la tentación como una prueba, vamos a ser motivados a superar esa tentación y vamos a ser aprobados. Las pruebas / tentaciones NO son para que suspendamos, son para que podamos superarlas y salir fortalecidos.

5. Satanás no puede hacer que hagamos algo que nosotros noqueremos hacer.

El Diablo NO puede violar nuestro libre albedrío, la capacidad que Dios nos ha dado para tomar decisiones.

En cada tentación tenemos una oportunidad de ejercer nuestro libre albedrío. Cuando en medio de la tentación decidimos hacer la voluntad de Dios, recibiremos ayuda de su parte.

“Padre, si es tu voluntad, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces se le apareció un ángel del cielo, fortaleciéndole.”
Lucas 22:42 y 43

Cuando Yeshua decide hacer la voluntad de Dios, entonces recibe ayuda angelical. Cuando elegimos la voluntad de Dios, EL nos capacitará para llevarla a cabo.

“El diablo entonces le dejó; y he aquí, ángeles vinieron y le servían.”
Mateo 4:11

Cuando Yeshua fue tentado en el desierto, él tuvo que escoger hacer la voluntad de su Padre, después de haber elegido la voluntad de Dios, los ángeles vinieron y le servían. Mientras que fue tentado los ángeles observaban, pero NO hacían nada, aprendemos de esto que la ayuda celestial viene cuando elegimos lo correcto y lo correcto siempre es hacer la voluntad de nuestro Padre Celestial.