De la Gracia habéis caído

“De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”
Gálatas 5:4

Pablo escribe a creyentes que querían estar bajo la Ley de Moisés, que querían estar sujetos a la Ley y bajo su señorío, Pablo dice esto de los Gálatas:

“Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?”
Gálatas 5:21

Hoy en día, muchos dicen: “¡Oh Cuánto amo tu Ley!” Déjame que te haga una pregunta: “¿No has oído la Ley?” Esto es lo que Pablo les dice a los Gálatas: “¿NO sabéis para que fue dada la Ley? ¿Crees que puedes llevar el yugo de la Ley? ¿Sabes todo lo que la Ley dice y abarca?

Algunos estaban diciendo a la Gálatas:

Hey, Cristo era judío, Cristo estaba circuncidado, Cristo guardó el Shabat, entonces, vosotros debéis andar como él anduvo, debéis circuncidaros, guardar las leyes dietéticas y guardar la Fiestas Bíblicas.

Fijémonos lo que Pablo les dice a los Gálatas:

“Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os obligan a que os circuncidéis, solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo. Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne.”
Gálatas 6:12 y 13

Parafraseando, Pablo les está diciendo:

Estos que no comen cerdo ni mariscos y que no trabajan en Shabat, son los que agradan a Dios EN LA CARNE, estos son los que quieren que os unáis a su grupo para gloriarse en vuestra CARNE, pero, escuchadme bien, NI AÚN ESTOS QUE SE CIRCUNCIDAN GUARDAN LA LEY aunque ellos traten de imponerla sobre vosotros.

Pedro dijo de la Ley que era un yugo que NADIE había podido llevar (Hch. 15:10) y Pablo nos dice que la Ley es un yugo de esclavitud:

“Estad firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.”
Gálatas 5:1 y 2

Pablo advierte a los Gálatas que someterse a la Ley es caer de la gracia, es muy importante lo que Pablo dice porque él NO dice que cuando pecamos caemos de la gracia, Pablo dice que CUANDO INTENTAMOS GUARDAR LA LEY PARA JUSTIFICARNOS, CAEMOS DE LA GRACIA.

“Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”
Gálatas 5:3 Y 4

No son lo que pecan los que caen de la gracia, son los que quieren justificarse por medio de su obediencia y de sus obras. Pablo dice:

“yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.”
Gálatas 5:2

• Si tú crees que tienes que hacer algo para justificarte de nada te aprovechará Cristo.

• Si tú crees que tienes que hacer algo para limpiarte de nada te aprovechará Cristo.

• Si tú crees que debes hacer algo para ser santo de nada te aprovechará Cristo.

• Si tú crees que puedes ganarte la salvación por las obras de la Ley de nada te aprovechará Cristo.

• Si tú crees que puedes agradar a Dios con tus buenas acciones de nada te aprovechará Cristo.

Ahora bajo el Nuevo Pacto, la circuncisión NADA ES . . .

“porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.”
Gálatas 5:6

Pablo pone el mayor ejemplo que podría poner cuando nos habla de la circuncisión, para el Pueblo de Israel la circuncisión siempre ha sido algo fundamental, algo super-importante . . . y ahora viene Pablo y dice: “Hey, la circuncisión NO VALE NADA.” Pablo vuelve a repetirlo más adelante:

“Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión”
Gálatas 6:15

En Cristo Jesús, bajo el Nuevo Pacto, el Shabat NO VALE NADA, ni el no comer cerdo, ni el hacer sacrificios en el Templo, ni el lavarse las manos, ni el no tocar a tu esposa con el periodo, ni el dejarte la barba . . . en Cristo todo esto NO VALE NADA . . . pero algunos Gálatas querían agradar a Dios en la CARNE, querían someterse a la Ley, Pablo, que conocía bien la Ley y sabía que la ley fue dada para mostrar al hombre su pecaminosidad y su necesidad de perdón, les reprende fuertemente:

“¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?”
Gálatas 3:1 y 2

Oh insensatos, decidme ¿cómo fuisteis salvos? ¿Por vuestra obediencia a los mandamientos y por vuestras obras o por el oír con fe? Los Gálatas habían empezado bien, habían empezado en fe, pero ahora querían agradar a Dios en la carne, querían ganarse por sus obras lo que Cristo ya nos ha dado GRATUITAMENTE, por eso, Pablo los llama “insensatos” se estaban apartando de la VERDAD DEL EVANGELIO . . . por eso, les dice:

“¿Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por el Espíritu, ¿vais a terminar ahora por la carne?”
Gálatas 3:3

El Evangelio no es por fe y para obras, el Evangelio comienza con la FE y acaba con la FE, el Evangelio es por FE y para FE:

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.”
Romanos 1:17

NO tengas temor a los que te dicen que ellos guardan la Ley y los mandamientos porque NO ES VERDAD, es verdad que lo intentan, pero NO lo logran y si no lo logran, ¿qué sentido tiene el intentar hacer algo que no se puede lograr? . . . solo UNO pudo guardar la Ley, solo UNO pudo guardar los mandamientos, solo UNO obedeció y por su obediencia nosotros hemos sido constituidos justos:

“Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también POR LA OBEDIENCIA DE UNO, los muchos serán constituidos justos.”
Romanos 5:19

Gracias a Su obediencia, NO a la mía, somos justos, ahora, en Cristo Jesús se ha cumplido el requisito de la Ley en nosotros:

“Pues lo que la ley NO pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios lo hizo: enviando a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y como ofrenda por el pecado, condenó al pecado en la carne, para que el requisito de la ley se cumpliera en nosotros . . .”
Romanos 8:3 y 4

Dios hizo al hacerse hombre y dar su vida por nosotros lo que la Ley NO PUDO HACER, la Ley nos condenó y nos mató, pero nunca nos pudo dar vida, nunca nos pudo salvar, nunca nos pudo justificar, ni santificar.

“si se hubiera dado una ley capaz de impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera dependido de la ley.”
Gálatas 3:21

Jesús tuvo que decirle a un grupo de judíos que la vida solamente está en ÉL, no está en la Biblia, no está en ningún otro lugar, la vida está en Él, Él es la Vida . . .

“Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.”
Juan 5:39 y 40

En otras palabras:

Vosotros PENSÁIS que en las Escrituras tenéis vida eterna, PERO NO ES ASÍ, porque la vida está en mí y no queréis venir a mí para que yo os la pueda dar.

“Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo.”
I Juan 5:11

Hermanas y hermanos, gloria a Dios por la vida que tenemos en Cristo Jesús, por la vida que tenemos bajo el Nuevo Pacto, una vida de reposo, una vida plena y completa en Él, hemos sido aceptos en el Amado, ahora Dios es nuestro Papá, ahora somos hijas amadas e hijos amados, Él no recuerda nuestro pecado, Él no nos abandona, cuando caemos nos levanta, cuando lloramos, él seca nuestras lágrimas, cuando reímos, él nos abraza y ríe con nosotros, la nueva vida en Cristo es una vida de fe, de amor, de confianza, de seguridad, de poder, es una vida maravillosa . . . y recordemos que Cristo nos ha llamado a libertad, él nos ha liberado, la verdad del Evangelio de la Gracia y de nuestra Salvación ha roto las cadenas de las tradiciones y de los hombres, disfrutemos de la libertad, disfrutemos de nuestro Dios, disfrutemos de todo lo que tenemos en Cristo Jesús y no permitamos que pongan sobre nuestro cuello el yugo de esclavitud.

“Y esto fue por causa de los falsos hermanos introducidos secretamente, que se habían infiltrado para espiar la libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de someternos a esclavitud, a los cuales ni por un momento cedimos, para no someternos, a fin de que la verdad del evangelio permanezca con vosotros.·
Gálatas 2:4 y 5

¡QUÉ LA VERDAD DEL EVANGELIO PERMANEZCA CON VOSOTROS!