La Peligrosa Teología de la Suplantación

Hay una doctrina llamada “Teología de la Sustitución”, “Teología del Reemplazo” y “Teología de la Suplantación” que está siendo desacreditada por muchos predicadores de la “Sana Doctrina” porque éstos afirman que es una doctrina “falsa”, “satánica”, “diabólica”, “pagana”, “herética”, “antisemita” . . . ¿Has oído hablar de esta doctrina? Seguramente, si has oído hablar de ella, no habrás oído muchas cosas buenas, pero vamos a lo importante, ¿Enseña la Biblia la Teología de la Suplantación como es llamada por sus detractores? . . .

Primeramente, me gustaría aclarar que nadie que cree en la Teología de la Suplantación la llama de esta forma, los que creemos en esta doctrina la llamamos la Teología del Cumplimiento, por tanto, los que usan los términos “Suplantación”, “Reemplazo” y/o “Sustitución” lo hacen de una forma peyorativa para desacreditarla.

Hace unas semanas, estuve hablando con una hermana mesiánica, cuando me dijo que no creía en la Teología del Reemplazo, yo le dije que ella ni siquiera sabía lo que era la Teología del Reemplazo, seguramente, estás pensando que fui muy atrevido al decirle que ella no sabía ni lo que era, pero, yo sé, que, como dicha Teología tiene tan mala fama, muchos creyentes la rechazan sin saber lo que están rechazando, pero resulta, que la Teología del Cumplimiento SÍ está en la Biblia.

La llamada “Teología de la Sustitución”, en realidad, no sustituye, sino que suma, los que creemos en esta doctrina, afirmamos que SOLAMENTE HAY UN PUEBLO DE DIOS y este Pueblo está compuesto por judíos y gentiles que han puesto su fe y confianza en Cristo Jesús, ¿Crees lo que acabo de decir? Pues para tu sorpresa, muchos NO lo creen porque afirman que el Pueblo de Dios es el Pueblo Judío, es el Israel en la carne, sin embargo, creo que los que han estudiado un poco la Biblia con sinceridad se habrán dado cuenta que los judíos que NO pusieron su fe en Cristo, fueron desgajados del Olivo, del Pueblo de Dios, y los gentiles, que creemos en Cristo, fuimos injertados en el Pueblo de Dios, en el Israel de Dios, en el Olivo.

Los que se oponen a esta doctrina afirman que muchas promesas del Antiguo Testamento NO han sido cumplidas y que en un futuro, Dios cumplirá dichas promesas, en primer lugar, me gustaría saber qué promesas NO se han cumplido, en segundo lugar, cuando Dios vino a salvar a Israel, envió lo más grande que pudo enviar, Dios dio lo más grande que pudo dar, más grande que un pedazo de tierra en Medio Oriente, Dios dio a su Hijo, pero, tristemente muchos judíos NO lo recibieron. Muchos afirman que, si Israel NO es restaurado en lo natural, entonces Dios ha fallado y no ha cumplido su Palabra, esto fue lo que le dijeron a Pablo y, por eso, Pablo nos dice que, a pesar de la infidelidad de Israel, Dios fue fiel con su Pueblo trayendo TODO lo que había prometido, veamos lo que dice:

“No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas, ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos . . .”
Romanos 9:6 y 7a

Pablo es muy claro, si muchos del Pueblo Judío NO han aceptado lo que Dios les ha dado, NO es porque Dios haya fallado, NO es porque Su Palabra NO se haya cumplido, Dios ha sido fiel, de hecho, el Remanente del Pueblo de Israel recibió a Jesús y fue participe de las promesas dadas a Israel, por tanto, Dios fue fiel y Dios cumplió las promesas que Dios había hecho a Israel, aunque no todos las recibieron, por eso, Pablo pudo decir que “la Palabra de Dios NO ha fallado”.

“No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas, ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos . . .”
Romanos 9:6 y 7a

No todos los descendientes de Abraham son hijos de Abraham porque el propio Pablo nos dice que los que son de fe, los que son de Cristo, son hijos de Abraham:

“Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.”
Gálatas 3:29

Pablo nos dice que la Palabra de Dios se cumplió porque hubo un REMANENTE que puso su fe y confianza en Cristo y pudo recibir las promesas de Dios en Cristo Jesús.

“Y todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación y entre EL REMANENTE al cual él habrá llamado.”
Joel 2:32

Pablo citando Isaías declara que:

“También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo EL REMANENTE será salvo”
Romanos 9:27

Este es el versículo que cita:

“Un REMANENTE volverá, el REMANENTE de Jacob, al Dios poderoso. Pues aunque tu pueblo, oh Israel, sea como la arena del mar, SÓLO UN REMANENTE de él volverá”
Isaías 10:21 y 22

Las promesas NO eran para TODO Israel, eran para el Israel FIEL a Dios llamado EL REMANENTE DE ISRAEL:

“Porque así dice el SEÑOR: Gritad con alegría por Jacob, y dad voces por la primera de las naciones; proclamad, dad alabanza, y decid: "Oh SEÑOR, salva a tu pueblo, al REMANENTE de Israel."”
Jeremías 31:7

“Ciertamente os reuniré a todos, oh Jacob, ciertamente recogeré al REMANENTE de Israel, los agruparé como ovejas en el aprisco; como rebaño en medio de su pastizal, harán estruendo por la multitud de hombres.”
Miqueas 2:12

“El REMANENTE de Israel no hará injusticia ni dirá mentira, ni se hallará en su boca lengua engañosa, porque ellos se alimentarán y reposarán sin que nadie los atemorice.”
Sofonías 3:13

El remanente del Pueblo Judío que aceptó a Jesús y los gentiles que lo aceptaron forman la Iglesia, forman el Israel de Dios, el Israel espiritual. Yo no veo que los gentiles suplantan o eliminan a los judíos, lo que yo veo es que los judíos creyentes en Cristo y los gentiles creyentes en Cristo ahora son UN SOLO PUEBLO llamado el Israel de Dios:

“Y a los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea sobre ellos y sobre el Israel de Dios.”
Gálatas 6:16

Tengo que reconocer que, aunque el término “Teología de la Sustitución o Reemplazo” tiene una clara connotación negativa, también tiene algo de verdad . . .

• ¿Acaso la sangre de Cristo NO ha sustituido o reemplazado a la sangre de los animales?

• ¿Acaso el sacerdocio de Cristo NO ha sustituido o reemplazado el sacerdocio levítico?

• ¿Acaso Cristo, nuestro sumo sacerdote, NO ha sustituido o reemplazado al sumo sacerdote de la Casa de Aarón?

• ¿Acaso el Templo de Jerusalén NO ha sido sustituido o reemplazado por un Templo NO hecho por manos de hombres?

• ¿Acaso el Nuevo Pacto NO ha sustituido o reemplazado el Antiguo Pacto?

• ¿Acaso la Ley del Mesías NO ha sustituido o reemplazado a la Ley de Moisés?

• ¿Acaso la circuncisión del corazón NO ha sustituido o reemplazado a la circuncisión en la carne?

Los que se oponen a la Teología del Cumplimiento o como ellos la llaman “La Teología del Reemplazo” tienen muchos argumentos, pero ninguna base bíblica sólida. Pongo a continuación una cita de un artículo escrito por Nic Lesmeister director de Messianic Jewish Bible Institute:

“la violencia cristiana contra el pueblo judío, tuvo su fundamento en la horriblemente errónea doctrina de la Teología del Reemplazo o de la Suplantación. Esta es la creencia de que la Iglesia gentil ha “reemplazado” o “suplantado” delante de Dios al pueblo judío”

Ellos afirman que nosotros creemos que “La Iglesia Gentil ha reemplazado al Pueblo Judío”, ¿Te has dado cuenta de su manipulación? Nosotros NO creemos en ninguna Iglesia Gentil, este término NO aparece en la Escritura y, además, la Iglesia NO es gentil, la Iglesia está compuesta de judíos y de no judíos, por tanto, debemos tener cuidado de sus manipulaciones dialécticas. Además, dudo mucho que cualquier cristiano verdadero ejerza algún tipo de violencia contra el Pueblo Judío, de hecho, los verdaderos cristianos NO ejercen violencia ni a los judíos, ni a los no-judíos si verdaderamente están siguiendo las pisadas de Cristo. Por tanto, yo no creo ni en la violencia cristiana, ni en una Iglesia Gentil. Escuchemos a otro detractor, el Reverendo Ed Smelser:

“La Iglesia Gentil, los de la “incircuncisión,” ahora han “sido acercados por la sangre de Cristo” (v. 13). Pero en ningún momento éstos sustituyen a los de la “circuncisión” (v. 11).”
Cápitulo 14 – La Teología del Reemplazo

Una vez más, nos encontramos con el término la Iglesia Gentil, e incluso el Reverendo Ed Smelser añade “los de la incircuncisión”, sin embargo, Pablo, hablando de la Iglesia de Dios, afirma:

“Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne.”
Filipenses 3:3

Mientras que los detractores llaman al Pueblo de Dios una “Iglesia gentil e incircuncisa”, Pablo nos dice que “nosotros somos la circuncisión”, ya que hemos sido circuncidados en Cristo:

“En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano . . .”
Colosenses 2:11

Yo creo que solamente hay un Pueblo de Dios compuesto de TODAS LAS PERSONAS que han puesto su fe y confianza en Jesucristo, ya vino Elías, ya vino el Mesías, ya vino el libertador, ya vino el Salvador, ya vino el que quitó los pecados de su Pueblo, ya vino su Salvación, ya vino su Dios, pero, lamentablemente, muchos NO recibieron todo lo que Dios les estaba dando por medio de Su Hijo.

“Vendrá de Sion el Libertador,
Que apartará de Jacob la impiedad.
Y este será mi pacto con ellos,
Cuando yo quite sus pecados.”
Romanos 11:26 y 27

Los que se oponen a la Teología del Cumplimiento ven estas palabras de Pablo como algo futuro, cuando Pablo pone los verbos en futuro (“vendrá”, “apartará” y “será”) es porque está citando de una forma literal el texto del Antiguo Testamento, pero está claro que Jesús YA cumplió todo lo que Pablo expresa cuando cita este pasaje del Antiguo Testamento.

Termino este pequeño estudio con los versículos que más citan los detractores de la Teología del Cumplimiento:

“Si se apartan estas leyes de mi presencia--declara el SEÑOR-- también la descendencia de Israel dejará de ser nación en mi presencia para siempre. Así dice el SEÑOR: Si los cielos arriba pueden medirse, y explorarse abajo los cimientos de la tierra, también yo desecharé TODA la descendencia de Israel por todo lo que hicieron--declara el SEÑOR.”
Jeremías 31:36 y 37

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Ha desechado Dios TODA la descendencia de Israel? ¡Por supuesto que NO! Porque Dios NO ha desechado al REMANENTE DE ISRAEL, Pablo nos dice esto de la siguiente forma:

“Digo entonces: ¿Acaso ha desechado Dios a su pueblo? ¡De ningún modo! Porque yo también soy israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. Dios no ha desechado a su pueblo, al cual conoció con anterioridad. ¿O no sabéis lo que dice la Escritura en el pasaje sobre Elías, cómo suplica a Dios contra Israel: Señor, HAN DADO MUERTE A TUS PROFETAS, HAN DERRIBADO TUS ALTARES; Y YO SOLO HE QUEDADO Y ATENTAN CONTRA MI VIDA? Pero, ¿qué le dice la respuesta divina?: Me HE RESERVADO SIETE MIL HOMBRES QUE NO HAN DOBLADO LA RODILLA A BAAL. Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente UN REMANENTE conforme a la elección de la gracia.”
Romanos 11:1-5

Pablo nos dice que Dios NO ha desechado a su Pueblo porque ha quedado EN EL TIEMPO PRESENTE un remanente conforme a la elección de la gracia y el mismo Pablo pertenece a este remanente, por eso, se pone como ejemplo: “Dios NO ha desechado a su Pueblo porque yo pertenezco a Israel y Dios no me ha desechado”, pero, lamentablemente, muchos judíos desecharon a su Dios y, por eso, esas ramas ya NO son parte del Pueblo de Dios porque fueron desgajadas del Olivo por su incredulidad, aunque sigan siendo hijos de Abraham en la carne. Cuando Jesús hablaba con muchos hijos de Abraham en la carne, el mismo Jesús les dijo que eran hijos del diablo, por eso, Dios no ha desechado TODA la descendencia de Israel, ya que el REMANENTE elegido por gracia ha sido fiel creyendo en Jesucristo.

Dios ha sido fiel con el REMANENTE DE ISRAEL, este REMANENTE no ha dejado de ser una nación santa, no ha dejado de ser el Pueblo de Dios y ahora los gentiles que hemos puesto nuestra fe y confianza en Cristo, somos conciudadanos de los judíos creyentes y somos parte de la Familia de Dios, parte del Israel de Dios, Su Pueblo.

“. . . vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”
I Pedro 2:9 y 10

Artículos Relacionados

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.