El Hombre, ¿Evolución o Creación?

CREADOS CON UN PROPÓSITO

El salmista dijo algo que muchos nos hemos preguntado en más de una ocasión:

“Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?”

Salmo 8:3 y 4

La Biblia nos enseña que el hombre NO es un accidente cósmico, NO es el producto de una evolución aleatoria, el hombre ha sido creado con un propósito, hemos sido creados principalmente para:

  • amar a Dios
  • glorificarle
  • disfrutar de su presencia para siempre

Muchos afirman que en la vida hay que hacer 3 cosas para poder sentirnos realizados y ser personas completas:

  • escribir un libro
  • plantar un árbol
  • tener un hijo-a

Aunque estas 3 cosas son importantes, lo que la Biblia enseña es que para poder ser una persona completa, para estar satisfechos con nosotros mismos, necesitamos cumplir el propósito por el cual fuimos creados: disfrutar de la presencia de Dios amándole y glorificándole.

EL LIBRO DE GÉNESIS: NUESTRO FUNDAMENTO

“Si fueren destruidos los fundamentos, ¿qué ha de hacer el justo?”

Salmo. 11:3

El fundamento de toda la Biblia es el libro de Génesis. En este libro están basadas las principales doctrinas: la doctrina de Dios, la doctrina del hombre, la doctrina del pecado, la doctrina de la salvación, la doctrina de la expiación . . .

Es interesante que este libro sea el que ha recibido más ataques por parte de los incrédulos. Satanás está intentando destruir el fundamento de la Biblia atacando el relato de la Creación y sustituyéndolo por una evolución atea. Si hacemos dudar a una persona de las primeras páginas de la Biblia, esta misma persona dudará también de las últimas.

Yeshua / Jesús aceptó el libro de Génesis como un libro histórico, fidedigno e inspirado. No podríamos entender el mensaje del Nuevo Testamento / Pacto sin el libro de Génesis.

LA EVOLUCIÓN NO ES CIENCIA

“Una falsa ciencia hace ateos;

una verdadera ciencia hace

inclinarse al hombre ante la divinidad"

Voltaire, Filósofo francés, 1694-1778

La gente piensa que la evolución es ciencia y la creación es religión. Este concepto es completamente erróneo. La evolución no es ciencia, según la definición de ciencia. La evolución es una simple teoría, una hipótesis que no se ha podido demostrar.

“. . . tenemos la teoría de que todas las formas vivientes en el mundo han surgido a partir de un origen único que provino a su vez del mundo inorgánico. Esta teoría se puede llamar “la Teoría General de la Evolución”, y la evidencia que la apoya no es lo suficientemente fuerte como para permitirnos considerarla más que como una hipótesis de trabajo.”

Implications of Evolution, G. A. Kerkut, Pergamon Press, New York, 1960, pág.157

La ciencia es una investigación de nuestro mundo actual usando nuestros cinco sentidos. La ciencia trata con cosas que pueden observarse y pueden ser demostradas. La ciencia es el conocimiento que puede ser adquirido a través de experimentos. La ciencia tiene que ver con cosas en el presente.

“. . . la macroevolución, es imposible de presenciar directamente, nadie estuvo presente cuando surgió la vida en la Tierra ni cuando surgió el primer Archaeopteryx, y por eso debe considerarse una teoría.”

Muy Especial, N.27, Otoño 1996, pág. 91

Los evolucionistas intentan usar la evidencia actual para explicar el pasado, esto NO es ciencia. ¿Quién observó hace millones y millones de años el surgimiento de la vida? NADIE. ¿Quién puede ver una evolución en la actualidad? NADIE.

Por tanto, podemos afirmar que la ciencia verdadera se puede:

Observar

Demostrar

Repetir

La evolución es una teoría basada en lo que han dicho hombres que no lo saben todo y que no vivieron en el pasado. Sin embargo, la fe cristiana es una fe objetiva. Los cristianos basan sus creencias en la Biblia la cual fue inspirada por el Creador de todo.

La fe de los evolucionistas es una fe subjetiva, fundada en meras opiniones. Es una fe ciega.

La única manera de saber lo que sucedió en el pasado es conocer a alguien que estuviera allí. Los cristianos conocemos al Único que estuvo presente en el pasado, DIOS. Dios estuvo en el pasado y nos ha revelado lo que sucedió en Su Palabra.

¿Por qué algunos científicos creen en la teoría de la evolución? Muchos evolucionistas rechazan la creación porque no quieren aceptar al Creador.

CIENTÍFICOS CREYENTES EN DIOS

La gente de la calle ignora que muchos de los científicos más importantes que han contribuido grandemente a la ciencia han sido creyentes. Hombres que creían firmemente en Dios y no se avergonzaban de sus creencias. Veamos algunos de ellos en orden alfabético:

Albert Abraham Michelson: Físico polaco-estadounidense.

Albert Einstein: Físico alemán-americano.

Alessandro Volta: Físico y químico italiano.

Alexander Fleming: Microbiólogo escocés.

Alexis Carrel: Biólogo y médico francés.

André Marie Ampére: Físico y matemático francés.

Arno Allan Penzias: Astrofísico estadounidense.

Arthur Compton: Físico estadounidense.

Arthur Leonard Schawlow: Físico estadounidense.

Blaise Pascal: Matemático, físico, filósofo y teólogo francés.

Carl Friedrich Gauss: Físico, astrónomo y matemático alemán.

Carl Von Linné (Carolus Linnaeus): Científico, botánico, zoólogo y naturalista sueco.

Charles Hard Townes: Físico estadounidense.

Christian B. Anfinsen: Químico y bioquímico estadounidense.

Derek Harold Richard Barton: Químico inglés.

Ernst Boris Chain: Bioquímico alemán.

Erwin Schrödinger: Físico austriaco.

Francis Bacon: Científico y filósofo inglés.

Francis Collins: Genetista estadounidense.

Galileo Galilei: Matemático, astrónomo y físico italiano.

George Gabriel Stokes: Matemático y físico irlandés.

Gregor Mendel: Botánico austriaco.

Guglielmo Marconi: Ingeniero electricista e inventor italiano.

Heinrich Rudolf Hertz: Físico alemán.

Isaac Newton: Físico, matemático y filósofo inglés.

James Clerk Maxwell: Físico y matemático escocés.

James Watt: Inventor e ingeniero mecánico escocés.

Jean Andre Deluc: Geólogo y meteorólogo suizo.

Jerome Lejeune: Médico y genetista francés.

Johanes Kepler: Astrónomo y matemático alemán. Fundador de la Astronomía Física y Padre de la Óptica moderna.

John Ambrose Fleming: Físico e ingeniero eléctrico inglés.

John Ray: Naturalista inglés.

Joseph Edward Murray: Cirujano plástico estadounidense.

Joseph Henry: Físico estadounidense.

Joseph John Thomson: Físico inglés.

Leonardo da Vinci: Pintor, escultor, inventor, ingeniero, matemático y arquitecto italiano.

Leonhard Euler: Físico y matemático suizo.

Louis Pasteur: Químico y microbiólogo francés.

Michael Faraday: Físico y químico inglés.

Max Born: Científico y matemático alemán.

Max Planck: Físico alemán.

Nicholas Copernico: Astrónomo polaco.

Niels Bohr: Físico danés.

René Descartes: Matemático, científico y filósofo francés.

Robert Andrews Millikan: Físico estadounidense.

Robert Boyle: Físico y químico irlandés. Padre de la química moderna.

Samuel Morse: Inventor estadounidense.

Sir Fred Hoyle: Astrónomo, cosmólogo y matemático inglés.

Sir John Carew Eccles: Neurofisiólogo australiano.

Sir William Henry Bragg: Físico inglés.

Thomas Alva Edison: Inventor estadounidense.

Walter Kohn: Físico austriaco-estadounidense.

Werner Karl Heisenberg: Físico alemán.

Wernher Von Braun: Físico estadounidense de origen alemán.

William Ramsay: Químico escocés.

William Thomson (Lord Kelvin): Físico y matemático inglés.

William Daniel Phillips: Físico estadounidense.

Wolfgang Pauli: Físico austriaco-estadounidense.

 

LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

Esta teoría afirma que los elementos complejos se han desarrollado a partir de elementos más simples, y que los organismos vivos surgieron de sustancias químicas inertes, al azar.

+ MILLONES DE AÑOS + EL AZAR  =

La Evolución = Cuento de Hadas

Charles Robert Darwin expuso su teoría en el libro “El Origen de las Especies” publicado en 1859. La teoría de la evolución no tiene evidencias que la apoyen sino todo lo contrario.

-         El azar NO apoya la evolución.

Veamos lo que dijo Sir Fred Hoyle un astrónomo, cosmólogo y matemático:

“La probabilidad de la formación de la vida a partir de materia inanimada es de uno entre uno con 40.000 ceros detrás . . . es suficientemente grande como para sepultar a Darwin y a toda la teoría de la evolución . . . si el comienzo de la vida no fue al azar tiene que haber sido producto de una inteligencia con propósito.”

Hubert Yockey un experto en biología molecular declaró:

“El concepto del origen de la vida por azar en un caldo primitivo es imposible probabilísticamente . . . una persona pragmática tiene que concluir que el origen de la vida no sucedió por pura suerte.”

Information Theory and Molecular Biology, Cambridge University Press, 1992, pág.257

El Bioquímico Francis Crick, evolucionista y científico reconocido declaró:

“Una persona honesta, equipada con el conocimiento disponible hoy en día, sólo podría decir que de alguna manera el origen de la vida parece ser, en estos momentos, casi un milagro, son muy numerosas las condiciones que tuvieron que existir para sustentar tal origen.”

Directed Panspermia, Francis Crick and L.E. Orgel, 1973, Icarus 19:341-146

 

-         La Ley de la Biogénesis NO apoya la evolución.

Biogénesis viene de dos palabras: “bio”, que significa “vida” y “génesis”, que significa “principio”. Esta ley científica declara que la vida solamente puede surgir de la vida. Se ha demostrado por medio de varios experimentos que la vida no se ha podido originar espontáneamente de algo sin vida. Rudolph Virchow afirmó: “Omnis cellula e cellula”, “Toda célula surge de una célula” y Louis Pasteur declaró: “Omne vivum ex vivo”, “Toda la vida de la vida”.

                                                                          

-        La segunda dinámica ley de la Termodinámica NO apoya la evolución.

La segunda ley de la termodinámica indica que todo tiende a desordenarse cada vez más. Los evolucionistas sostienen que las cosas se están volviendo cada vez más ordenadas y complejas, sin embargo, esto está en contra de lo que la Biblia enseña y de lo que la segunda ley de la termodinámica declara. Las cosas se están haciendo más simples, no más complejas.

 

-         El registro fósil NO apoya la evolución.

Se han encontrado miles de fósiles, pero no se han descubierto fósiles de las etapas intermedias que evidencien una evolución orgánica gradual.

“. . . aún hay muchos secretos por desentrañar sobre la evolución de las especies . . . ¿por qué no tenemos fósiles de formas de transición de tantas especies? . . . Son cuestiones que pronto tendrán respuesta pero, entretanto, actúan como perfectas aliadas para los creacionistas.”

Muy Especial, N.27, Otoño 1996, pág. 91

La aparición súbita de formas de vida complejas NO apoya la evolución.

Hay una repentina aparición de cada forma de vida, planta o animal, sin evidencia alguna de desarrollo evolutivo, R.B.Golschmidt escribió:

“Cuando aparece un nuevo filum, clase u orden, sigue una diversificación rápida, explosiva (en términos de tiempo geológico) de manera que prácticamente todos los órdenes o familias conocidos aparecen repentinamente y sin ninguna transición aparente.”

American Scientist, R.B.Goldschmidt, Vol.40, pág.97

 

-         La evidencia actual NO apoya la evolución.

Los evolucionistas afirman que la evolución es un proceso tan lento que no puede ser percibida en la actualidad. Los creacionistas creemos que la evolución no puede verse porque no existe tal evolución.

EN BUSCA DEL “ESLABÓN PERDIDO” (EL HOMBRE-MONO)

¿Han encontrado ya el eslabón perdido? ¿Se ha perdido sólo un eslabón o falta toda la cadena? ¿Se han encontrado evidencias en el registro fósil que demuestre la evolución? ¿Se han encontrado fósiles de antecesores medio hombres y medio monos? . . . .

El “eslabón perdido” es la etapa intermedia de simio a hombre. Este “eslabón perdido” no se ha encontrado sencillamente porque NO existe, pero los evolucionistas no paran de buscar ese eslabón, toda la decepción que han experimentado al cabo de tantos años de búsqueda les ha llevado incluso a falsear la verdad.

Cuando un hombre muere todo se descompone, con excepción de los dientes y de los huesos más duros. Por ello, no tenemos ni idea qué tipo de cabello tenía aquella persona, si es que tenía algo. No se puede determinar la forma de la nariz ni de los ojos. No se puede saber ni el color de la piel ni la forma de sus labios.

Los dibujos que encontramos en tantos libros de hombres-simios son producto de la gran imaginación del artista, por supuesto evolucionista. Es increíble pensar que muchos de los hombres-simios que vemos en dibujos hayan sido reconstruidos en base de un solo diente o de un fémur.

Han sido tantas las ganas por parte de los evolucionistas de encontrar el “eslabón perdido” (el hombre-mono) que no les ha importado mentir acerca de sus hallazgos con el fin de probar sus suposiciones evolucionistas. Veamos:

RAMAPITHECUS

Este fósil fue hallado en la India en 1932. Ramapithecus significa “el mono de Rama”, la palabra “pithecus” significa “mono” y la palabra “Rama” es el nombre de un príncipe hindú. Fueron encontrados unos cuantos dientes y algunos fragmentos de mandíbula. Durante algunos años fue considerado el eslabón perdido, el antepasado del hombre, en 1976 se encontró una mandíbula completa y se pudo comprobar que no se trataba de ningún eslabón perdido, se trataba de un orangután extinto.

EL HOMBRE DE JAVA (Pithecanthropus erectus)

Fue descubierto en Java por Eugene Dubois en el año 1891 y 1892. Todo lo que se encontró fue una parte del cráneo, tres molares y un fémur.

Lo curioso es que en el mismo estrato donde se encontró el Hombre de Java se encontraron también los restos de un hombre moderno totalmente desarrollado, los cuales mantuvo escondidos en su armario.

Cuando transcurrieron 30 años y sometido a una gran presión por parte de la comunidad científica, Dubois declaró que su Hombre de Java no era más que un mono.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

EL HOMBRE DE NEBRASKA (Hesperopithecus)

En 1922 Harold Cook descubrió un solo diente y lo envió a Henry Fairfield Osborn, el cual declaró que era “la prueba de cómo habían sido los primeros hombres en Norteamérica.”

Recibió el nombre de Hombre de Nebraska porque se encontró en el estado de Nebraska, también recibió el nombre científico de HESPEROPITHECUS HAROLDCOOKII.

El entusiasmo creció y algunos paleontólogos iniciaron las excavaciones donde había sido descubierto el diente. Más tarde se encontró que el diente hallado pertenecía a una especie extinguida de cerdos.

Una vez más el eslabón perdido había sido un fraude.

Y colorín colorado este otro cuento se ha acabado.

EL HOMBRE DE PILTDOWN (Eoanthropus Dawsoni)

Fue descubierto en 1912 cerca de Sussex, Inglaterra, por Charles Dawson (el de la foto). Se suponía que había sido un fosil de hombre-simio y muchos afirmaron que se trataba del famoso “eslabón perdido”. Una gran parte del mundo científico creyó esto durante casi 50 años.

Cuando se descubrieron técnicas modernas para examinar fósiles, el Hombre de Piltdown tuvo que decir adiós. En realidad, el Hombre de Piltdown había sido montado con un cráneo humano y una mandíbula y dientes de orangután. Los dientes habían sido limados para darles apariencia de desgaste.

Cuando fue descubierto, se anunció que tenía 500.000 años de antigüedad, pero las modernas técnicas de datación y examen de los fósiles desvelaron en el año 1953 que el Hombre de Piltdown era un fraude.

Y colorín colorado este tercer cuento se ha acabado.

 

EL HOMBRE DE PEQUÍN (Sinanthropus Pekinensis más tarde designado como Homo Sapiens)

Fue descubierto en una cueva cerca de Pequín, China, alrededor del año 1927 por Franz Weidenreich. Los primeros hallazgos consistían en varios dientes y una mandíbula inferior. Más tarde, se encontraron varios cráneos.

Cuando los japoneses invadieron China antes de la Segunda Guerra Mundial se hizo un intento de sacar los huesos del Hombre de Pequín del país. El cargamento fue interceptado y nadie sabe en la actualidad qué sucedió con los fósiles.

EL HOMBRE DE NEANDERTHAL

Los primeros esqueletos del Hombre de Neanthertal fueron descubiertos en 1856 en una cueva cerca de Neanthertal, Alemania.

El hombre de Neanthertal fue representado en los libros como un ser simiesco, pero todo esto ha cambiado. De hecho, ya no se le considera un hombre-simio, se le considera un humano. Se descubrió que el esqueleto encontrado era el de una persona mayor con una enfermedad.

Se ha demostrado por todos los esqueletos que se han encontrado posteriormente que este hombre no andaba encorvado, andaba erguido. La estructura encorvada del Hombre de Neanthertal era debida a una enfermedad, posiblemente artritis o raquitismo, padecían esta enfermedad por una carencia en su dieta de vitamina D.

ZINJANTHROPUS (Australopithecus Boisei)

En 1959, L.S.B. Leaky afirmó haber descubierto otro hombre-simio en el este de Africa. Fueron descubiertos algunos fragmentos de cráneo que tuvieron que ser reconstruidos como un rompecabezas. Más tarde, Leakey dijo que su descubrimiento era de simio y no de hombre, además se encontraron debajo de los hallazgos del Zinjanthropus restos de un hombre moderno.

EL CRANEO 1470 (Homo Habilis)

Fue descubierto por Richard Leakey, hijo de L.S.B. Leaky. Se trata de un cráneo que ha sido llamado 1470 por su número de registro en el Museo Nacional de Kenia.

El cráneo reconstruido puede ser el de un simio o el de un hombre, dependiendo de la persona que lo dibuje. Aunque el tamaño del cerebro es de 800 cc no se puede saber si el cráneo pertenecía a un niño, a una niña, a un hombre o a una mujer. Hoy en día existen aborígenes con el cerebro del mismo tamaño que el cráneo 1470.

Antes de ir a África en 1968, el Dr. Richard Leakey expuso su proyecto de hallar al hombre-simio a un comité de National Geographic Society para recaudar fondos, ¿Qué le respondió este comité? Te damos el dinero, pero si no encuentras nada, no vengas más a nuestras puertas a pedir dinero de nuevo.

LUCY (Australopithecus Afarensis)

En Etiopía, el famoso antropólogo Donald Carl Johanson afirmó haber descubierto en 1975 una familia de hombres-simios que databa de 3.000.000 de años y caminaban erguidos.

Johanson encontró varios fragmentos de huesos (el 40% de un esqueleto) y aunque la mandíbula, dientes y cerebro eran claramente de gorila, todavía seguía afirmando que Lucy caminaba erguida.

Caminar erguido no implica que se trata de un humano, existe un chimpancé que camina erguido y no se trata de ningún hombre-simio. De todas maneras, hay muchos evolucionistas que NO creen que Lucy caminase erguida, creen que se trataba de un simple chimpancé.

Conclusión: No hay evidencia fósil de la evolución del hombre. Los eslabones perdidos siguen perdidos porque no se puede encontrar algo que nunca ha existido. Los hombres siempre han sido y serán hombres, los monos siempre han sido y serán monos.

 

EVOLUCIÓN TEÍSTA O DIRIGIDA

La evolución teísta cree que Dios usó la evolución para crear, pero ¿Puede una persona creer en la Biblia y creer en la evolución?

Si afirmamos que Dios utilizó la evolución para crear, estamos afirmando que:

-         Dios es el autor del sufrimiento y de la muerte de incontables organismos antes de que apareciese el hombre.

-         Dios siguió un proceso de ensayo y error en el que se iban descartando las formas incorrectas que quedaron extinguidas a lo largo del proceso evolucionista.

-         Dios fue el autor de la “Ley de la Selva”: la lucha por la supervivencia, la lucha por el espacio vital, la lucha por el apareamiento, la depredación, la rapiña, la eliminación de los más débiles por parte de los más fuertes.

¿QUÉ NOS ENSEÑA LA BIBLIA?

En un principio el hombre no comía carne (Gn.1:29) era vegetariano, tampoco los animales podían comerla (Gn.1:30) eran herbívoros. En la creación original no había consumo de carne, derramamiento de sangre, ni muerte de ningún ser.

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.”

Romanos 5:12

La causa de la entrada de la muerte en el mundo no fue la acción de Dios como medio para eliminar a los no aptos. Para un evolucionista, la muerte es algo natural, normal y positivo.

“Así, la cosa más elevada que somos capaces de concebir, o sea, la producción de los animales superiores, resulta directamente de la guerra de la naturaleza, del hambre y de la muerte.”

El origen de las especies, Charles Darwin, Planeta De Agostini, 1995, pág.638

En cambio, según la Escritura la muerte es una presencia extraña, una tragedia que cayó sobre el mundo cuando Adán pecó y le dio la espalda a Dios.

Según lo que hemos visto, el mensaje bíblico es incompatible con el evolucionismo. El evolucionismo no cuadra con la naturaleza de Dios, su Omnipotencia e infinita Bondad. Además contradice la revelación bíblica: Dios creó organismos perfectos.

CONCLUSIÓN

La Biblia no se enfrenta en ningún área contra los hechos de la ciencia; con lo que se enfrenta es con actitudes de científicos que, rebasando su esfera, hacen afirmaciones más allá de lo que puede ser científicamente conocido.

La verdadera causa por la que una persona rehúsa creer en la Creación es por su ideología; la verdadera dificultad de las personas no creyentes es que el abandono del evolucionismo implicaría la aceptación total del Creador y esto es lo último que se quiere hacer, porque aceptar al Creador implicaría aceptar que el Creador ha hablado y que somos responsables ante El; por lo tanto el rechazo de la creación no es un problema científico en realidad, es un problema muy personal, llamado orgullo humanista.

“No es por sus conclusiones, sino por su punto de partida metodológico por lo que la ciencia moderna excluye la creación directa. Nuestra metodología no sería honesta si negase este hecho. No poseemos pruebas positivas del origen de la vida ni de la primitiva ascendencia del hombre, tal vez ni siquiera de la evolución misma, si queremos ser pedantes.”

La importancia de la ciencia, Weizsacker, C.F., Ed. Labor, Barcelona, Nueva colección labor, N.27, 1972, pág. 125