La Transición entre Pactos

Cuando Jesús hace un Nuevo Pacto, muchos creyentes judíos querían seguir aferrándose a la Ley de Moisés, hubo MUCHO debate en lo que hoy en día se llama “La Iglesia Primitiva”, muchos discípulos de Jesús, al ser judíos, seguían acudiendo al Templo y a las Sinagogas porque creían que el Nuevo Pacto era una extensión del Primer Pacto, sin embargo, como todos nosotros sabemos, el Nuevo Pacto NO tiene absolutamente NADA que ver con el Antiguo Pacto. En el Nuevo Pacto, no vamos a un templo, nosotros somos el Templo; en el Nuevo Pacto, no hay más sacrificios; Jesús fue nuestro cordero que quitó nuestro pecado; en el Nuevo Pacto la Ley de Moisés NO está vigente, ni la circuncisión, ni los diezmos, ni el sacerdocio levítico etc etc Por eso, en Hebreos podemos leer que el Nuevo Pacto es mejor y ha sido establecido sobre mejores promesas.

Sin embargo, a los primeros cristianos les costó MUCHO desprenderse de la Ley de Moisés, de hecho, algunos afirman que en la llamada Iglesia Primitiva había unidad, pero esto NO es verdad, la Iglesia Primitiva estaba dividida por los que se aferraban a la Ley y los que se aferraban a la Gracia; por los creyentes que querían vivir por las obras de la Ley y por los creyentes que querían vivir por la fe en Cristo. Pablo tuvo muchas confrontaciones con los creyentes que a la fe en Cristo querían añadirle obras, algunos querían añadir la circuncisión a la fe en Cristo, otros querían añadir la obediencia a la Ley, Pablo es firme y contundente cuando nos enseña que: hemos muerto a la Ley, somos libres de la Ley y ya NO estamos bajo la Ley.

Si lees el libro de Hechos, podrás ver el choque entre la Ley y la Gracia dentro de la propia Iglesia, es muy triste que dicho debate se ha extendido hasta nuestros días y todavía hay muchos creyentes que quieren vivir con la fe en Cristo MÁS sus buenas obras; con la fe en Cristo MÁS su obediencia a la Ley de Moisés . . .

Nosotros tenemos el panorama completo de lo que sucedió con la muerte de Cristo ¡Gracias a Dios! Cuando Jesús muere y resucita y establece un Nuevo Pacto en su sangre, la vida en el Templo de Jerusalén acabó; la vida en la circuncisión, acabó; la vida en la sinagoga, acabó; la vida en las obras de la Ley de Moisés, acabó; la vida en la carne, acabó . . .

En Cristo tenemos una nueva vida, una vida que NO tiene nada que ver con la vida que se vivía bajo el Antiguo Pacto, un Pacto anticuado, la vida en Cristo es una vida plena y completa en Él, ahora todos podemos tener una relación con Él, ahora todos podemos conocerle y ser conocidos por nuestro Dios, demos gracias por el Nuevo Pacto, por la nueva vida, por un nuevo corazón y por su Espíritu que mora en nosotros.

Para muchos apóstoles y discípulos de Jesucristo fue difícil aceptar el cambio que se produjo cuando Jesús muere y establece un Nuevo Pacto en su sangre. Jesús había estado ministrando al Pueblo de Israel bajo el Antiguo Pacto y les había mostrado su pecaminosidad, a un joven rico que creía que guardaba la Ley de Moisés, Jesús le dice: “Una cosa te falta”, a un grupo de judíos que creían que eran Hijos de Abraham, Jesús les dice que su padre es el diablo, Jesús amó la Ley y la engrandeció de tal forma que quitó a todos, las falsas expectativas que tenían de poder cumplir la Ley. Jesús llegó a decir: “Sed perfectos” y esto es lo que Dios bajo el Antiguo Pacto quería, Dios NO se conformaba con el “intentar guardar la Ley”, Dios quería una obediencia completa y perfecta y Dios demandaba esto para mostrar a todos los hombres que son pecadores, ya que NADIE puede llevar el yugo de la Ley de Moisés como lo ordena la propia Ley.

Estoy diciendo todo esto para dar el contexto adecuado a las palabras que leemos de Jesús, la mayoría de las palabras de Jesús NO se aplican a nosotros, no fueron dirigidas a nosotros, sin embargo, muchos usan las palabras de Jesús para mostrarnos que nosotros somos muy malos y muy pecadores y que no somos cristianos realmente.

Debemos entender que Jesús dijo ciertas cosas que hoy en día NO nos diría:

“Por camino de gentiles no vayáis”
Mateo 10:5

Jesús les dice a sus discípulos que NO vayan por camino de gentiles, sin embargo, cuando el Nuevo Pacto es establecido Jesús dice: ID A TODAS LAS NACIONES. Es triste ver cómo muchos cristianos NO marcan la clara diferencia entre AC y DC, Antes de la Cruz y Después de la Cruz.

Cuando un intérprete de la Ley le pregunta a Jesús acerca de lo que tenía que hacer para heredar la vida eterna, Jesús le contesta diciendo que cumpla los mandamientos de la Ley de Moisés para poder tener la vida, en otra ocasión, un joven rico se acerca a Jesús y le pregunta lo mismo y Jesús le contesta enumerando los mandamientos de la Ley de Moisés. Sin embargo, hoy en día, sabemos que NO tenemos vida por la Ley, ni por las obras de la Ley, tenemos vida a través del sacrificio de Cristo, a través de nuestro Señor. Por tanto, podemos ver cómo Jesús enseñó la Ley de Moisés para mostrarles que estaban viviendo en pecado y que necesitaban la misericordia y la gracia de Dios.

Por eso, en el libro de Hechos, los primeros creyentes NO creían que la salvación era para los gentiles y todas las primeras predicaciones que encontramos en Hechos eran exclusivamente para los judíos, ninguno predicaba a los gentiles, fue en HECHOS 11 cuando dijeron:

“Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!”
Hechos 11:18

Es en Hechos 11 cuando la Iglesia se da cuenta que los gentiles podían ser parte del Pueblo de Dios y podían tener vida, PERO CON UNA CONDICIÓN: los gentiles también debían circuncidarse según la Ley de Moisés, por eso, en Hechos 15 encontramos un debate acerca de esta situación:

“Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos. Como Pablo y Bernabé tuviesen una discusión y contienda no pequeña con ellos, se dispuso que subiesen Pablo y Bernabé a Jerusalén, y algunos otros de ellos, a los apóstoles y a los ancianos, para tratar esta cuestión.”
Hechos 15:1 y 2

Después de una gran discusión, les dicen a Pablo y a Bernabé que suban a Jerusalén porque allí les pondrían las pilas los apóstoles que tenían reputación de ser algo, cuando llegan a Jerusalén, esto es lo que ocurre:

“Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés. Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto. Y después de mucha discusión . . .”
Hechos 15:5 – 7

Una vez más, hubo MUCHA discusión y fue cuando Pedro se levanta y da la cara por el Evangelio de Gracia que predicaba Pablo diciendo que la Ley de Moisés es un yugo que “NI nosotros, NI nuestros padres hemos podido llevar”. Pedro había tenido su propia experiencia y ya estaba cambiando su forma de pensar (= arrepentimiento) y ya estaba entendido que solamente en Jesucristo está la vida SIN añadir nada más.

Al final, Jacobo se levanta y les dice a todos los judíos creyentes en Cristo que no inquieten a los gentiles que está creyendo en Cristo, que la Ley de Moisés NO es para ellos, PERO Jacobo todavía cree que los judíos deben circuncidarse y guardar la Ley de Moisés, Jacobo todavía NO había entendido el Nuevo Pacto, la transición fue especialmente dura para él.

  • ¿Cómo es posible que Cristo haya predicado la Ley de Moisés y ahora tenemos que predicar de la Gracia de Dios?
  • ¿Cómo es posible que antes hubiese tantos requisitos para formar parte del Pueblo de Dios y ahora solo hay UN requisito?
  • ¿Cómo es posible si Jesús guardó y predicó los mandamientos que ahora ya NO tengamos que predicar dichos mandamientos?
  • ¿Cómo es posible que antes debíamos dar el diezmo pero ahora ya no es necesario?
  • ¿Cómo es posible que antes teníamos que ir al Templo, pero ahora el Templo ya no es importante?
  • ¿Cómo es posible que la circuncisión siendo tan importante en el Antiguo Pacto ahora bajo el Nuevo Pacto no sea nada y no valga nada?

Todas estas preguntas debían estar pasando por la mente de los primeros creyentes porque todos eran judíos y todos tenían un contexto de Ley, si te has fijado bien fue en HECHOS 11 cuando la Iglesia Primitiva entiende que los gentiles pueden tener vida eterna y fue en HECHOS 15 cuando entienden que los gentiles NO deben circuncidarse para tener dicha vida. Por favor, lee estos capítulos y compruébalo por tu mismo.

Todo esto es algo que pasa totalmente desapercibido y que a mí me ha costado muchos años ver y entender, entender esta transición es MUY importante y nos ayudará a ubicar cada Palabra que leemos en su lugar correspondiente: AC o DC.

El apóstol Pablo fue el que recibió la revelación completa del Nuevo Pacto de la Gracia y del Evangelio, el propio Jesucristo se apareció a Pablo en varias ocasiones:

“levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto HE APARECIDO A TI, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que ME APARECERÉ A TI”
Hechos 26:16

El mismo Jesús le reveló el mensaje del Evangelio a Pablo, mientras que la Iglesia en Jerusalén predicaba un Evangelio mezclado con las obras de la Ley.

“el evangelio anunciado por mí, NO es según hombre; pues yo NI lo recibí NI lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.”
Gálatas 1:11 y 12

Muchos estudiosos de la Palabra NO enseñan de estas claras diferencias que había en los primeros creyentes, pasan por alto las discusiones y los debates que hubo ocultándonos la humanidad de los apóstoles y los discípulos de Jesús, la llamada Iglesia Primitiva NO era perfecta y todavía debía dar el salto de vivir una vida en la Ley para poder vivir en la Gracia; de vivir una vida de obediencia a la Ley para ahora vivir una vida de obediencia a la Fe . . . Por tanto, estaba claro que la Iglesia Primitiva debía confrontar al apóstol Pablo, Pablo estaba predicando algo MUY peligroso, es el mismo Pablo quien nos habla de dicha confrontación:

“Y de aquellos que tenían reputación de ser algo (lo que eran, nada me importa; Dios no hace acepción de personas), pues bien, los que tenían reputación, nada me enseñaron.”
Gálatas 2:6

No podemos pasar por alto la forma que Pablo mismo utiliza para hablarnos de Jacobo, Pedro y de Juan, Pablo afirma que Jacobo, Pedro y Juan tienen reputación de ser algo y a continuación nos dice que estos que tenían reputación de ser algo, NADA me enseñaron. Pablo les presenta el Evangelio de la Gracia de Dios basado en el Nuevo Pacto y Jacobo, Pedro y Juan NO pueden decirle nada, supongo que se quedaron en shock y, por supuesto, en sus corazones todavía seguirían pensando que a Pablo se le ha ido un poco la olla. Digo todo esto por lo que le dicen a Pablo a continuación:

“y al reconocer la gracia que se me había dado, Jacobo, Pedro y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra de compañerismo, para que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los de la circuncisión. Sólo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, lo mismo que yo estaba también deseoso de hacer.”
Gálatas 2:9 y 10

No sé si puedes ver lo que estaba sucediendo aquí, pero básicamente le estaban diciendo:

“Qué bueno Pablo todo lo que nos hablas de la fe, de la gracia y de los gentiles, pues perfecto, tú sigue en lo tuyo que nosotros seguiremos en lo nuestro. Querido hermano Pablo tú vete a los gentiles, PERO nosotros nos encargamos del Pueblo de Israel”

Algunos piensan que en esta confrontación hubo buen rollo entre ellos, pero la verdad es que Pablo nos cuenta esto indignado y ¿dejó de predicar Pablo a los judíos? ¡POR SUPUESTO QUE NO! Pablo siguió predicando a los judíos y dando dolores de cabeza a la Iglesia de Jerusalén.

Termino esta tercera parte diciendo que de todas las cosas que le pueden decir a Pablo, le dicen:

“Eso de vivir en la gracia esta genial, de que los gentiles no se circunciden y de que no guarden la Ley está genial, PERO Pablo, por lo menos, no te olvides de los pobres.” Te imaginas que tú tienes una conversación con Pablo, ¿le dirías al final que se acordase de los pobres?

Pero Pablo siguió predicando el Nuevo Pacto de la Gracia y las Buenas Noticias del Evangelio, Pablo nos enseña una vida de obediencia a la fe y al Evangelio, una vida de confianza y de reposo, para Pablo la Ley y las obras de la Ley eran basura, cosas del pasado, él nos dice que quiere olvidar lo que queda atrás, para él YA no es importante su circuncisión en la carne, ser hebreo de hebreos, ser un fariseo celoso de la Ley de Moisés porque él había ido crucificado con Cristo y resucitado a una nueva vida, por eso, lo que él predicaba era diferente aunque la Iglesia en Jerusalén seguía aferrándose a la Ley de Moisés.

Tristemente esta confrontación todavía se está llevando a cabo en medio de nosotros porque muchos creyentes quieren seguir intentando agradar a Dios con sus obras, quieren ser aceptados por sus propios méritos, quieren honrar a Dios guardando mandamientos y prohibiciones que pertenece a un Pacto anticuado.

“Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe”
Filipenses 3:7-9

Hemos estado viendo las diferencias que había en la llamada Iglesia Primitiva, por una parte encontramos a Jacobo, Pedro y Juan predicando un Evangelio mezclado, creían en Cristo, pero también creían que los creyentes debían guardar la Ley, por otra parte, tenemos a Pablo que predicaba un mensaje basado en la gracia de Dios, un mensaje centrado en Jesucristo.

En una ocasión, Pablo tuvo que reprender a Pedro porque según las propias palabras de Pablo “Pedro era de condenar”, veamos el contexto:

“cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?”
Gálatas 2:11-14

Pedro NO tenía ningún problema comiendo con los gentiles y obviamente estaba comiendo lo mismo que comían los gentiles, no creo que tuviese un tupper con comida kosher, pero Pedro dejó de comer con los gentiles cuando viene un grupo de creyentes de parte de Jacobo, yo creo que ya todos sabemos lo que creía Jacobo, Jacobo predicaba a Cristo MÁS la Ley de Moisés y como Pedro lo sabía bien, por MIEDO de lo que pudieran decir de él, decide NO comer con sus hermanos gentiles, para Pablo, que predicaba un mensaje de gracia, esto era inaceptable, además era volver a la Ley, por eso, Pablo se atreve a decir de Pedro que era de condenar porque todo el que se somete a la Ley por la misma Ley será condenado y juzgado, Pablo sabía que NO ha vida en la Ley, no hay salvación en la Ley, no hay NADA en la Ley, ni en las obras de la Ley. Pablo afirma que habían sido hipócritas por dar una cara a los que vinieron de parte de Jacobo que NO se correspondía con la libertad que ellos habían estado viviendo y experimentando. Pablo afirma que Pedro y Bernabé estaban desobedeciendo la verdad del Evangelio, al sujetarse a la Ley de Moisés, estaban desobedeciendo el Evangelio de la Gracia.

Todo esta confrontación la tenemos muy bien reflejada en el libro de Hechos, debemos recordar que dicho libro es un libro histórico, por tanto, NO es un libro doctrinal, es decir, NO debemos sacar ninguna doctrina de dicho libro porque en él encontramos la forma en la que iban entendiendo el Nuevo Pacto y encontramos los errores que se estaban enseñando y cometiendo.

Un ejemplo más en la vida de Pedro, fue cuando Dios le da la visión del lienzo con todo tipo de animales, cuando Dios le dice: “Pedro, mata y come.” Pedro NO quiere obedecer a Dios porque guardaba la Ley de Moisés, es curioso, muchos que quieren guardar la Ley de Moisés están desobedeciendo a Dios por no aceptar el Nuevo Pacto de la Gracia. Pedro no había comido nada inmundo, era un buen judío y con el Mesías, él creía que debía ser un judío mejor, por eso, cuando Dios le dice que coma, Pedro le replica diciéndole que “ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.” ¿Te das cuenta como los apóstoles seguían creyendo que los creyentes en Cristo debían guardar la Ley de Moisés? Dios le tiene que mostrar la visión TRES veces porque tenía que quitar de su mente lo que durante años había oído de los rabinos.

Me gustaría acabar hablando de Apolos, el libro de Hechos nos dice que era un hombre “varón elocuente, poderoso en las Escrituras.” (Hch. 18:24) Pues resulta que este hombre poderoso en las Escrituras, NO estaba predicando el Nuevo Pacto, estaba predicando Cristo MÁS la Ley de Moisés, él conocía el bautismo de Moisés, y el bautismo de Moisés era un bautismo de arrepentimiento, pero ahora hay un bautismo distinto y un mensaje distinto, por eso, Priscila y Aquila tuvieron que mostrarle que ahora hay un Nuevo Pacto, un nuevo bautismo en el Nombre de Jesús:

“Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.”
Hechos 18:26

Lo que a mí me produce alegría es que a pesar de las claras diferencias que existían en la llamada Iglesia Primitiva, Dios usaba a su Pueblo, Dios hacía maravillas entre ellos, por tanto, nuestra teología puede ser que no sea perfecta, pero Dios NO lo requiere para que Él pueda obrar en nuestras vidas.

Como hemos podido ver, la transición entre el Antiguo Pacto y el Nuevo Pacto causó mucho debate y mucha discusión, pero a pesar de todo, Dios seguía obrando en medio de Su Pueblo.

Los primeros creyentes seguían yendo al templo, seguían acudiendo a las sinagogas, hasta que comenzaron a entender el Nuevo Pacto y la nueva vida en Cristo.

Me gustaría tocar en esta parte de la serie, Hechos capítulo 21, si había quedado alguna duda de la posición de Jacobo (también llamado Santiago), en Hechos 21 la podemos ver claramente.

“Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos; a los cuales, después de haberles saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio. Cuando ellos lo oyeron, glorificaron a Dios, y le dijeron: Ya ves, hermano, cuántos millares de judíos hay que han creído; y todos son celosos por la ley. Pero se les ha informado en cuanto a ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni observen las costumbres. ¿Qué hay, pues? La multitud se reunirá de cierto, porque oirán que has venido. Haz, pues, esto que te decimos: Hay entre nosotros cuatro hombres que tienen obligación de cumplir voto. Tómalos contigo, purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se rasuren la cabeza; y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley. Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación.”
Hechos 21:18-25

Una vez más la Iglesia de Jerusalén confronta a Pablo y le recuerdan que los gentiles NO deben circuncidarse ni deben guardar la Ley de Moisés, PERO ellos creían que los judíos creyentes en Cristo SÍ debían guardar la Ley, por eso, le dicen a Pablo jactándose que hay muchos judíos que han creído en Jesucristo y son celosos de la Ley de Moisés, ahora bien ¿qué pensaría Pablo cuando le dicen que hay muchos judíos que creen en Cristo y que son celosos de la Ley de Moisés? Si no sabes la respuesta, te animo a que leas la carta a los Gálatas para saber lo que Pablo pensaba de la ecuación: FE + OBRAS DE LA LEY. Pablo estaría pensando que todos estos que creen y guardan la Ley están viviendo bajo un yugo de esclavitud, un yugo que nadie ha podido de llevar.

Es muy interesante lo que le dicen a Pablo porque le dicen que estaba enseñando que los judíos creyentes NO debían circuncidarse, NO debían guardar la Ley de Moisés, NI debían observar las costumbres y precisamente todo esto ¡es lo que Pablo enseñaba! La Iglesia de Jerusalén quería saber, usando sus propias palabras, si “Pablo andaba ordenadamente guardando la Ley”.

Pablo cede a lo que le piden, algunos pueden pensar que fue por cobardía, yo personalmente pienso que fue porque NO quería crear confusión y quería ayudarles para que pudiera presentarles el mensaje del Evangelio, la vida bajo el Nuevo Pacto. Pablo mismo lo dijo que:

“Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley”
I Corintios 9:20

Pablo dice MUY claramente dos cosas:

  • Él NO está sujeto a la Ley de Moisés.
  • Se sujetó a la Ley para ganar a los que sí estaban sujetos a la Ley.

Por tanto, en el incidente de Hechos 21 yo veo a Pablo sujetarse a estos creyentes para ganárselos, para que Pablo pudiera ayudarles a entender el Nuevo Pacto, el mensaje del Evangelio.

Pablo hizo todo lo que pudo para poder ganar a todos para el Mesías y si tenía que guardar algún punto de la Ley para poder compartir “su Evangelio” (Ro. 16:25; II Ti. 2:8), el Evangelio de la Gracia (Hch. 20:24), Pablo estaba dispuesto a guardarlo. Pablo también circuncidó a Timoteo “por causa de los judíos” (Hch. 16:3).

Termino diciendo que la transición entre pactos NO fue fácil como hemos podido ver y lamentablemente muchos creyentes todavía siguen intentando aferrarse a una vida basada en un viejo Pacto con mandamientos débiles y obsoletos.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.